gTt-VIH

  1. La noticia del día

Un cociente CD4/CD8 bajo elevaría el riesgo de sarcoma de Kaposi y de linfoma no Hodgkin en personas con VIH

Haber experimentado fracaso virológico a un tratamiento antirretroviral aumentaría también dichos riesgos

Un estudio publicado en Clinical Infectious Diseases ha concluido que bajos cocientes de células CD4/CD8 y altos niveles de células CD8 se asociarían, respectivamente, a un mayor riesgo de sarcoma de Kaposi y de linfoma no Hodgkin. Dichos riesgos estarían presentes incluso en personas con el VIH en supresión viral gracias al tratamiento antirretroviral. Como era de esperar, el fracaso virológico fue un factor de riesgo destacado para ambos cánceres.

El sarcoma de Kaposi es un cáncer que se forma en la cubierta de los vasos sanguíneos y linfáticos. La causa subyacente es la infección por el virus del herpes humano 8 (VHH-8), que en personas sanas no produce sintomatología, pero en personas con un sistema inmunitario dañado –ya sea por pérdida de CD4 o por un desequilibrio entre los niveles de CD4 y CD8– el VHH-8 puede desencadenar el sarcoma de Kaposi.

El linfoma no Hodgkin se inicia en el sistema linfático. Su desarrollo viene mediado por el crecimiento anómalo de los linfocitos, que pueden formar tumores en diversas partes del organismo. Dicho linfoma puede ser inducido por el virus de Epstein-Barr, el VHH-8 o el HTLV-1 (virus linfotrópico de células T humanas de tipo 1, en sus siglas en inglés) cuando, como en el caso del sarcoma de Kaposi, el sistema inmunitario está dañado.

El hecho de que, a pesar del uso extendido del tratamiento antirretroviral, se siga observando una mayor incidencia del sarcoma de Kaposi y el linfoma no Hodgkin entre personas con el VIH que entre la población general llevó a los autores del presente estudio a la hipótesis de que dichos cánceres vendrían mediados por una activación inmunitaria y unos niveles de inflamación que, incluso en supresión viral, no sería posible controlar en algunas personas con el VIH.

Para validar su hipótesis, los investigadores contaron con datos de la cohorte europea COHERE, que supuso la participación de más de 50.000 personas con el VIH en tratamiento antirretroviral efectivo. En el estudio se estableció como objetivo principal analizar el impacto de la relación entre los niveles de CD4/CD8 y el riesgo de padecer sarcoma de Kaposi o linfoma no Hodgkin.

En un análisis secundario, los investigadores analizaron dicha relación solo en aquellas personas que alcanzaron niveles de CD4 superiores a 500 células/mm3, para descartar que el riesgo de dichos cánceres viniera mediado por un estado de inmunosupresión.

Los criterios de inclusión fueron tener, como mínimo, 16 años y haber comenzado tratamiento antirretroviral en el periodo comprendido entre los años 2000 y 2014. Los participantes debían haber alcanzado el control virológico (definido como una carga viral inferior a 500 copias/mL) durante los primeros 9 meses de tratamiento. El punto de inicio de participación en el estudio fue la primera medición del cociente CD4/CD8 tras haber alcanzado el control virológico. Las personas con historial de sarcoma de Kaposi o linfoma no Hodgkin en el momento de inicio de la participación fueron excluidas del estudio.

Un total de 57.708 personas de 20 cohortes de la Europa occidental fueron incluidas en el estudio. El 49% eran hombres gais, bisexuales y otros hombres que practican sexo con hombres (GBHSH) y el 25% eran mujeres. El 69% de los participantes eran de origen europeo y el 15% del África subsahariana.

Al inicio, la mediana de la edad era de 38 años, la mediana de los niveles de CD4 era de 414 células/mm3 y la de los de CD8 era de 936 células/mm3. La mediana del cociente CD4/CD8 era de 0,43 y solo el 8% de los participantes superaron el valor de 1 (valor que indicaría una normalización del parámetro).

Los participantes fueron seguidos una mediana de 59 meses, acumulando un total de 307.700 persona-años de seguimiento. Dos años después del inicio, el cociente CD4/CD8 superaba el valor de 1 en el 28% de los participantes.

Un total de 221 casos de sarcoma de Kaposi (correspondiente a una tasa de incidencia [TI] de 72 casos por cada 100.000 persona-años de seguimiento) y 187 de linfoma no Hodgkin (correspondientes a una TI de 61 casos por cada 100.000 persona-años de seguimiento) fueron diagnosticados durante el estudio. El 15% de los casos de sarcoma de Kaposi y el 12% de los de linfoma no Hodgkin tuvieron lugar en el contexto de un fracaso virológico.

Al restringir el análisis a aquellas personas con niveles de CD4 iniciales superiores a 500 células/mm3, se detectaron 65 casos de sarcoma de Kaposi y 50 del linfoma no Hodgkin. En este caso, el 21% de los casos de sarcoma de Kaposi y el 22% de los de linfoma no Hodgkin tuvieron lugar en el contexto de un fracaso virológico

En el caso del sarcoma de Kaposi, el factor de riesgo más importante hallado fue haber experimentado un fracaso virológico (cociente de riesgos instantáneos [HR, por sus siglas en inglés]: 2,77).

En cuanto al cociente CD4/CD8, cuanto más bajo era, mayor era el riesgo de sarcoma de Kaposi (un cociente de 0,8 implicaba un HR de 1,18 y un cociente de 0,3 implicaba un HR de 2,02). Los niveles de CD4 y CD8 también presentaron relaciones independientes con el riesgo de sarcoma de Kaposi. Cuanto mayor era la recuperación de los niveles de CD4, menor era el riesgo. Así, con 350 células/mm3 el HR era de 1,57, mientras que con 650 células/mm3 el HR era de 0,71.

Como en el caso del sarcoma, el factor de riesgo de linfoma no Hodgkin más importante fue haber experimentado un fracaso virológico, aunque el impacto del cociente CD4/CD8 fue menor que el de los niveles de CD4 en dicho riesgo.

Aun así, al ajustar los resultados en función de los niveles de CD4 y CD8, el modelo evidenció que el riesgo de linfoma no Hodgkin aumentaba de forma importante cuando los niveles de CD8 eran elevados (HR de 1,61 en niveles de CD8 de 2.000 células/mm3 y de 3,14 en niveles de CD8 de 3.000 células/mm3). Esta asociación fue aún mayor en personas con niveles de CD4 superiores a 500 células/mm3 al inicio.

Ser mayor y ser hombre GBHSH fueron factores independientemente asociados a un mayor riesgo de padecer linfoma no Hodgkin.

Los resultados del presente estudio confirman que el riesgo de enfermedades definitorias de sida persiste en personas en estado de supresión virológica y evidencia la importancia de medir el estado de inflamación con el cociente CD4/CD8 para establecer si existe más o menos riesgo de padecer sarcoma de Kaposi o linfoma no Hodgkin y establecer protocolos de cribado para poder detectar precozmente dichas patologías en aquellas personas con el VIH en mayor riesgo de padecerlas.

Fuente:Aidsmap / Elaboración propia (gTt).

Referencia:Caby F et al. CD4/CD8 Ratio and the Risk of Kaposi Sarcoma or Non-Hodgkin Lymphoma in the Context of Efficiently Treated Human Immunodeficiency Virus (HIV) Infection: A Collaborative Analysis of 20 European Cohort Studies. Clinical Infectious Diseases 73: 50–59, 2021. https://doi.org/10.1093/cid/ciaa1137

gTt en tu email

Mantente al día sobre los temas que más te interesan

Suscríbete a los boletines

Encuesta





Contactos para personas con VIH

© gTt - Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH

Contacto | Mapa del sitio | Aviso legal | Política de privacidad | Política de cookies | Licencia CreativeCommons | Accesibilidad

NO pulse este enlace o será baneado de este sitio - Do NOT follow this link or you will be banned from this site!