gTt-VIH

  1. La noticia del día

Tratar la infección aguda por hepatitis C en personas con VIH

Varios estudios evalúan el beneficio de tratar el VHC en una fase temprana

Según los expertos, cada vez son más los indicios que parecen confirmar la existencia en Europa de un brote de hepatitis C aguda entre hombres con VIH que practican sexo con hombres (HSH). Recientes informes han descrito una epidemia bastante bien caracterizada en algunas ciudades centroeuropeas y en su transmisión, factores de riesgo tales como el uso de drogas no inyectables, prácticas sexuales sin protección, el desarrollo de otras enfermedades de transmisión sexual o la propia infección por VIH parecen desempeñar un papel fundamental (La Noticia del Día 07/03/07 y 16/05/07).

En el III Taller Internacional sobre Coinfección VIH y VHC, que se celebró la semana pasada en París, una sesión tuvo como objetivo analizar el brote emergente de hepatitis C aguda que se está dando entre hombres con VIH y al que algunos especialistas han calificado de puzzle ‘epidémico’, dada la complejidad de su caracterización. Uno de los temas a los que más atención se le está dando es si tratar o no la infección aguda por VHC y en caso afirmativo, cómo y cúando, dado que hasta la fecha no han sido bien establecidos la eficacia del tratamiento temprano para el VHC y el momento y la duración óptimos del tratamiento en este grupo de personas con VIH.

Uno de los trabajos presentados en el III Taller Internacional sobre Coinfección examinó la experiencia de una clínica de salud sexual londinense en el tratamiento temprano de la hepatitis C aguda, que fue definida como un resultado positivo de ARN de VHC tras un resultado negativo en el plazo de los seis meses anteriores o un resultado de ARN de VHC positivo y un aumento de >20x por encima del límite normal superior de los niveles de ALT habiendo sido normales en los 12 meses precedentes.

De enero de 1999 a abril de 2007, un total de 108 hombres con VIH que practican sexo con hombres presentaron infección aguda por VHC, de los cuales 69 (64%) tenían el genotipo 1 del VHC, 19 (18%) el genotipo 2, 8 (7%) los genotipos 2 o 3, y 12 (11%) no dispusieron de la información sobre el genotipo viral. Sólo 25 personas (23%) optaron por tomar tratamiento durante la fase aguda del VHC; de 20 se obtuvieron datos de la respuesta viral sostenida (RVS) al tratamiento.

Hasta 2004, se ofreció tratamiento inmediato basado en 24 semanas de monoterapia con interferón pegilado (alfa-2a/alfa-2b) y se añadió más tarde ribavirina si la carga viral del VHC estaba detectable a la semana 12: 5/15 (33%) pacientes alcanzaron una RVS, pero dos tuvieron más tarde una recidiva. Posteriormente, se ofrecieron 48 semanas de interferón pegilado y ribavirina a los hombres que continuaban con la carga viral del VHC detectable 12 semanas después de que se presentaran: 3/5 (60%) consiguieron una RVS. Seis hombres (7%) eliminaron espontáneamente el VHC. Durante el mismo período de seguimiento, este centro clínico tuvo tres casos de infección aguda por VHC en hombres sin VIH.

En sus conclusiones, los investigadores señalan que su experiencia confirma la transmisión del VHC entre hombres con VIH que practican sexo con hombres. A pesar de la disponibilidad de tratamiento para la infección aguda por VHC con interferón pegilado y ribavirina, muy pocos pacientes se decidieron a tomarlo y los resultados tempranos con interferón solo fueron bastante pobres.

Algo más favorables fueron los resultados de otro estudio, presentado también en el mismo taller, que quiso determinar los factores de riesgo, la historial natural y las estrategias óptimas de tratamiento de la infección aguda por VHC en hombres con VIH en París (Francia), Bonn (Alemania) y Londres (Reino Unido). Los investigadores realizaron un análisis retrospectivo de pacientes con VIH e infección aguda por VHC, que se definió como un aumento de los niveles de ALT en suero asociado a la seroconversión al VHC y/o un resultado positivo del ARN de VHC con un resultado negativo documentado de anticuerpos del VHC y/o ARN de VHC y/o niveles normales de ALT en los doce meses anteriores. Se definió RVS como carga viral indetectable del VHC 24 semanas después de completar la terapia.

Un total de 161 hombres de las cuatro cohortes recibieron tratamientos para el VHC. La mediana de edad de los participantes fue de 38 años, y 110 (68%) tenían el genotipo 1 del VHC, 21 (3%) los genotipos 2 o 3, 18 (11%) el genotipo 4. Un 67% de los participantes estaba tomando TARGA y tenía un recuento mediano de CD4 de 444 células/mm3 La carga viral mediana del VHC antes de empezar el tratamiento fue de 5,95 (log10 UI/l, 4,40-6,36). De los participantes, 145 hombres (90%) comenzaron la terapia en el plazo de los seis meses tras ser diagnosticados con una mediana de tiempo hasta empezarlo de 9 semanas. Dos personas recibieron interferón sólo, 24 (14%) interferón y ribavirina, 17 (10%) interferón pegilado y 118 (73%) recibieron interferón pegilado y ribavirina. Aunque la duración programada del tratamiento fue de 24 semanas en tres de las cohortes y de 48 semanas en una, la duración máxima del tratamiento recibido fue de menos de 20 semanas en 23 hombres (16%, la mayoría interrumpió la terapia por efectos secundarios), entre 20 y 28 semanas en 74 (51%) y de más de 28 semanas en 49 (33%).

De un total de 133 participantes, se obtuvieron datos para analizar la RVS. La RVS total fue de un 64%: entre los hombres que tenían el genotipo 1, la RVS fue de un 61%; con los genotipos 2/3, de un 81% y con el genotipo 4, de un 57%. Las personas que recibieron interferón más ribavirina tuvieron una RVS de un 61%, las que recibieron interferón pegilado sólo, de un 87% y los que tomaron interferón pegilado y ribavirina, de un 60%.

Una carga viral del VHC indetectable a las semanas 4 y 12 fue un factor pronóstico de RVS, así como también lo fue una carga viral basal del VHC por debajo de las 800.000 copias/ml. Los hombres que recibieron menos de 20 semanas de tratamiento fueron los que tuvieron menos probabilidades de conseguir una RVS. Diecisiete participantes (10%) desarrollaron desórdenes sanguíneos y 22 (13%), depresión asociados ambos al tratamientos para la hepatitis C. El descenso mediano del recuento de CD4 fue de 98 células/mm3, pero al final del seguimiento volvió al nivel basal.

En sus conclusiones, los investigadores se sienten satisfechos con una RVS de un 61% para el genotipo 1, uno de los que responde peor al tratamiento, por lo que señalan que sus resultados pueden considerarse alentadores.

Fuente: Elaboración propia.
Referencias: Turner, J. et alii, “Acute hepatitis C: presentation and outcome of early treatment”, Third International Workshop on HIV and Hepatitis Coinfection, 7-9 June 2007, Paris, France, abstract 26.

Bhagani, S. et alii, “Treatment of acute hepatitis C (HCV) in HIV positive men: a European Collaborative study”, Third International Workshop on HIV and Hepatitis Coinfection, 7-9 June 2007, Paris, France, abstract 27.

gTt en tu email

Mantente al día sobre los temas que más te interesan

Suscríbete a los boletines

Encuesta





AIDS Action Europe: una respuesta europea al VIH/sida

© gTt - Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH

Contacto | Mapa del sitio | Aviso legal | Política de privacidad | Política de cookies | Licencia CreativeCommons | Accesibilidad

NO pulse este enlace o será baneado de este sitio - Do NOT follow this link or you will be banned from this site!