gTt-VIH

  1. La noticia del día

EASL 2010: La terapia anti-VHC obtiene buenos resultados en un tercio de los trasplantados

Los efectos adversos hematológicos generaron muchas interrupciones del tratamiento

Un estudio presentado en el 45 Encuentro Anual de la Asociación Europea para el Estudio del Hígado [EASL 2010], celebrado entre el 14 y el 18 de abril en Viena (Austria), ha mostrado que la terapia estándar para tratar la infección por el virus de la hepatitis C (VHC) crónica, basada en la combinación de interferón pegilado y ribavirina, permitió alcanzar una respuesta virológica sostenida [RVS; carga viral indetectable 6 meses después de la finalización del tratamiento] al 30% de los participantes tras un trasplante de hígado.

El trasplante hepático es, en la actualidad, el único tratamiento disponible en casos de daño avanzado en el hígado en personas con VHC. Dado que en la mayor parte de casos el nuevo órgano se acaba infectando por el virus de la hepatitis C, un equipo de investigadores de EE UU decidió llevar a cabo un ensayo clínico de fase IIIb –el estudio PROTECT– para evaluar la eficacia y seguridad de una terapia con interferón pegilado alfa-2b (1,5 μg/kg/semana) y ribavirina (400-1.200mg diarios en función del peso) tomada hasta la semana 48 en personas con infección por VHC recurrente tras un trasplante de hígado.

El estudio, abierto y de un único brazo, contó con la participación de 125 personas de 24 centros estadounidenses. La mayoría (85%) eran hombres, el 81%, de etnia blanca, un 84% con el genotipo 1 del VHC [con poca respuesta al tratamiento] y el 89% con una carga viral al inicio del estudio superior a 600.000 UI/mL.

Un total de 73 participantes completaron la terapia, mientras que 52 la interrumpieron antes de su finalización.

Según un análisis por intención de tratamiento, el 28,8% de los participantes alcanzaron una RVS (el 23,8% de las personas con genotipo 1 del VHC y el 55,0% de aquéllas con genotipos 2 ó 3).

Entre las personas que completaron el tratamiento, la tasa de RVS fue del 54,5% (del 50,5% en personas con genotipo 1 y del 68,8% en aquéllas con genotipos 2 ó 3).

El 83,3% de los participantes que lograron una respuesta virológica rápida [RVR; carga viral indetectable a las 4 semanas de iniciar el tratamiento] obtuvieron una RVS.

El 66,7% de los pacientes que alcanzaron una respuesta virológica precoz (RVP; descenso de, como mínimo, 2log10 a las 12 semanas de tratamiento) consiguieron una RVS. El porcentaje fue del 36,1% en aquéllos con RVP parcial.

La tasa global de recurrencia fue del 18,2% [del 19,4% en personas con genotipo 1 y del 15,4% en aquéllas con genotipos 2 ó 3].

Las personas que obtuvieron una RVS recibieron una dosis media significativamente mayor de ribavirina que las que no respondieron al tratamiento (10,4 y 8,8 mg/kg/día, de forma respectiva).

El 55% de los participantes precisaron reducciones de dosis y el 30% interrumpieron el tratamiento a causa de efectos adversos (EA). El 26% de las personas experimentaron EA graves.

Los efectos adversos que tuvieron lugar con más frecuencia fueron la anemia (74% de los participantes), fatiga (71%), dolor de cabeza (62%), neutropenia (30%), insomnio (29%), depresión (23%) y ansiedad (15%).

Un poco más de la mitad de los pacientes experimentaron anemia grave y una proporción similar, neutropenia grave (bajos niveles de un tipo de glóbulos blancos, los neutrófilos, que son la primera línea de defensa frente a patógenos).

Un total de cuatro participantes (3%) sufrieron el rechazo del hígado trasplantado.

Los autores del estudio destacaron los buenos resultados del tratamiento, con el único problema de la elevada tasa de interrupción del tratamiento por EA. El uso de eritropoyetina –sugirieron– podría permitir controlar la anemia y la utilización de factores de crecimiento hematológicos posibilitaría el manejo de la neutropenia. Ambas intervenciones lograrían reducir la tasa de interrupciones e incrementarían el porcentaje de personas con respuesta virológica sostenida, el objetivo principal de la terapia.

Fuente: HIVandHepatitis.
Referencia: Gordon FD, Brown RS, Kwo P, et al. Peginterferon alfa-2b and ribavirin for hepatitis C recurrence post orthotopic liver transplantation (OLT): final results from the PROTECT Study. 45th Annual Meeting of the European Association for the Study of the Liver (EASL 2010). Vienna, Austria. April 14-18, 2010.

gTt en tu email

Mantente al día sobre los temas que más te interesan

Suscríbete a los boletines

Encuesta







Opciones de tratamiento de la dependencia de opiáceos para personas que viven con VIH

© gTt - Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH

Contacto | Mapa del sitio | Política de privacidad | Licencia CreativeCommons | Accesibilidad

NO pulse este enlace o será baneado de este sitio - Do NOT follow this link or you will be banned from this site!
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web y mejorar su experiencia de usuario. Permaneciendo o navegando por esta web acepta la instalación de dichas cookies.
Más información | Cerrar
30