gTt-VIH

  1. La noticia del día

Profilaxis preexposición al virus de la hepatitis B en hombres gais y bisexuales con VIH

Incluir lamivudina o tenofovir en el régimen antirretroviral reduce el riego de adquisición del VHB en pacientes que no ha sido vacunados contra el virus hepático

Los resultados de un estudio publicado en la edición electrónica del 13 de marzo de Clinical Infectious Diseases han mostrado que incluir lamivudina o tenofovir en los regímenes antirretrovirales reduce el riesgo de infección por el virus de la hepatitis B (VHB) en hombres con VIH que practican sexo con otros hombres (HSH) que no han sido vacunado contra el virus hepático. Los investigadores del estudio japonés creen que tanto lamivudina (Epivir®; también coformulado en Kivexa®; Combivir®; y Trizivir®) como tenofovir (Viread®; también coformulado en Truvada®; Atripla®; y Eviplera®) tienen un efecto profiláctico y reduce hasta un 90% el riesgo de contraer la hepatitis B.

La hepatitis B puede adquirirse a través de prácticas sexuales sin protección o por compartir material de inyección de drogas. Como éstas son también rutas de transmisión del VIH, la coinfección por ambos virus es habitual cuando se dan estas actividades de riesgo.

A las personas con VIH o en riesgo de adquirirlo se les recomienda la vacunación contra el VHB. Sin embargo, algunos estudios han revelado que las personas con VIH, sobre todo aquellas con inmunodepresión avanzada, podrían no responder adecuadamente a la vacunación estándar del VHB -tres inyecciones durante un periodo de seis meses (véase La Noticia del Día 06/09/2007)-. Por ello, a algunos pacientes se les recomienda repetir el ciclo de vacunación o emplear una dosis más elevada de la vacuna para conseguir suficientes anticuerpos a fin de protegerse frente al VHB.

Para las personas con VIH que no se han vacunado o que, habiéndolo hecho, no consiguen crear inmunidad protectora, algunos expertos han hipotetizado que añadir fármacos con actividad frente al VHB –como lamivudina o tenofovir– en la combinación antirretroviral podría prevenir la adquisición de la hepatitis B en estos pacientes.

Con el fin de obtener más evidencias científicas que pudiesen confirmar si la inclusión de alguno de estos fármacos en los regímenes antirretrovirales puede reducir la incidencia de la infección por VHB en hombres gais con VIH no vacunados contra este virus hepático, un grupo de investigadores del Centro Clínico sobre el Sida en Tokio (Japón) examinó las muestras de suero almacenadas entre 1997 y 2009 en su hospital. Finalmente, identificaron un total de 354 hombres gais con VIH y sin hepatitis B que fueron incluidos en el estudio.

Los participantes fueron distribuidos en tres categorías de acuerdo con el uso del tratamiento antirretroviral: pacientes cuyo régimen incluía lamivudina o tenofovir; pacientes cuya pauta contenía otros antirretrovirales; y pacientes que no estaban tomando tratamiento contra el VIH.

Los investigadores compararon la incidencia de la infección por VHB entre los tres grupos de estudio.

Durante el seguimiento, se produjeron un total de 43 nuevas infecciones por VHB (12%). La mayoría de ellas (n= 30) se dieron en pacientes que no estaban tomando tratamiento antirretroviral; seis sucedieron en los participantes que tomaban otros antirretrovirales; y siete infecciones se documentaron en pacientes cuyas pautas contenían lamivudina o tenofovir (aunque todas se registraron en personas que estaban tomando lamivudina).

La incidencia de infección por VHB fue de 0,669 por 100 persona-años para las personas que estaban recibiendo lamivudina o tenofovi
r, en comparación con una incidencia de 6,726 por 100 persona-años en personas que no estaban tomando tratamiento contra el VIH; y de 5,263 por 100 persona-años en pacientes cuyas pautas incluían otros medicamentos. 

De las siete infecciones por VHB que tuvieron lugar en el grupo de pacientes con VIH que estaban tomando lamivudina, en cinco casos se produjo un aclaramiento espontáneo del virus y en dos, la infección aguda se cronificó. En ambos casos, los pacientes con VIH se habían expuesto a cepas del VHB resistentes a lamivudina.

En sus conclusiones, los investigadores señalan que los regímenes antirretrovirales que contienen fármacos con actividad frente a la hepatitis B “reducen la incidencia de la infección por VHB en un 90%”. “Lamivudina parece prevenir la adquisición de la infección por VHB, la progresión a hepatitis sintomática y la cronificación incluso después de que se haya producido la infección por el virus de la hepatitis B”. Y añaden: “Estos efectos podrían ser menos pronunciados en pacientes que se exponen a cepas del VHB resistentes a lamivudina”.

Estos resultados podrían tener importantes implicaciones en el práctica clínica, sobre todo en pacientes HSH con VIH que no se vacunan o que vacunándose no logran crean inmunidad protectora. Además, los investigadores consideran que sus hallazgos proporcionan más indicios respecto a los beneficios del inicio temprano del tratamiento antirretroviral. 

Fuente: Aidsmap / Elaboración propia.
Referencia: Gatanaga H,  Hayashida T, Tanuma J, et al. Prophylactic effect of antiretroviral therapy on hepatitis B virus infection. Clin Infect Dis. (2013) doi: 10.1093/cid/cit145 First published online: March 13, 2013.

gTt en tu email

Mantente al día sobre los temas que más te interesan

Suscríbete a los boletines

Encuesta





Historias personales, testimonios de personas con VIH

© gTt - Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH

Contacto | Mapa del sitio | Aviso legal | Política de privacidad | Política de cookies | Licencia CreativeCommons | Accesibilidad

NO pulse este enlace o será baneado de este sitio - Do NOT follow this link or you will be banned from this site!