gTt-VIH

  1. La noticia del día

El tratamiento de la hepatitis C en adolescentes y jóvenes resulta eficaz, pero se realiza demasiado tarde

Las conclusiones de un estudio español apuntan a que, además de los beneficios para la propia salud, el tratar la infección por el VHC antes de que la persona sea sexualmente activa también ayudará a reducir la tasa de transmisión sexual de esta infección

El tratamiento con fármacos de acción directa frente al virus de la hepatitis C (VHC) se muestra eficaz en la eliminación de dicho virus hepático en población joven coinfectada por el VIH y VHC por transmisión vertical, incluso en casos con un grado de fibrosis avanzada. Esta es la principal conclusión de un estudio español publicado en Journal of Viral Hepatitis.

En 2017, un ensayo clínico probó el uso de una combinación de sofosbuvir y ledipasvir (Harvoni®) en un grupo de niños de entre 6 y 11 años de edad, y concluyó que la combinación resultaba segura y sumamente eficaz en esta población (véase La Noticia del Día 28/04/2017). En septiembre de 2019 la Agencia de la Alimentación y el Medicamento de EE UU (FDA, en sus siglas en inglés) aprobó el uso de Harvoni® y de sofosbuvir (Sovaldi®) en niños de 3 años o más para el tratamiento de los genotipos 1, 2, 4, 5 y 6 del VHC.

Sin embargo, no existen muchos estudios sobre los tratamientos de acción directa en la población de adolescentes y jóvenes, a pesar de que los niños que se infectaron por el VIH y hepatitis C al nacer podrían presentar un mayor riesgo de desarrollar daño hepático que los que solo se infectaron por el VHC.

En consecuencia, un equipo de investigadores español realizó un estudio en el que participaron 80 niños y jóvenes con infección vertical por el VIH y el VHC que pertenecían a una cohorte nacional de niños y adolescentes con el VIH y que representaban alrededor del 85% de los niños coinfectados verticalmente en España.

Al comparar los datos de 67 de los 80 miembros de la cohorte con otros niños y jóvenes infectados verticalmente únicamente por el VHC reveló que, a los 20 años, los miembros coinfectados de la cohorte tenían más probabilidades de haber desarrollado fibrosis avanzada (26% frente al 20%). En ambos grupos de pacientes, la progresión a un grado de fibrosis avanzada se produjo durante la adolescencia, lo que pone de relieve la importancia del acceso al tratamiento antiviral de acción directa antes de dicha etapa vital.

De los 80 participantes, 27 recibieron un tratamiento con antivirales de acción directa entre 2015 y 2018. Otros veintidós no pudieron ser tratados porque no se disponía de datos sobre el uso de esos fármacos en su grupo de edad o debido a la preocupación sobre el posible nivel de adherencia al tratamiento. En lo que respecta al resto de los participantes, o bien se perdió su seguimiento o fallecieron en el transcurso del mismo.

La media de edad de las personas que recibieron el tratamiento fue de 23 años y el 30% tenía fibrosis de grado F3 o F4, un indicativo de daño hepático avanzado. Esta elevada media de edad refleja la lentitud de la investigación sobre el tratamiento de la hepatitis C en población pediátrica. Sólo uno de cada cuatro de las personas tratadas tenía menos de 21 años. Además, una de cada cinco participantes se había sometido previamente a un tratamiento infructuoso con interferón pegilado y ribavirina, mientras que el resto no había recibido nunca ningún tratamiento.

Los miembros de la cohorte tratados también se encontraban en una fase avanzada del VIH. Así, algo más de la quinta parte (22%) se encontraba con un recuento de CD4 inferior a 200 células/mm3 o presentaba una enfermedad definitoria de sida, en el momento de recibir tratamiento para el VHC. Además, las personas de la cohorte tratada habían recibido una media de siete regímenes antirretrovirales. En el momento de recibir el tratamiento para la hepatitis C todos estaban recibiendo terapia antirretroviral y 24 de los 27 jóvenes presentaban una carga viral del VIH indetectable.

La mayor parte de los jóvenes (70%) recibieron un tratamiento con sofosbuvir / ledipasvir, mientras que el resto recibió uno de hasta cinco regímenes combinados. Casi todos (22 de 27) recibieron 12 semanas de tratamiento y todos se curaron de la hepatitis C.

A pesar de que la población del estudio apenas constituye una pequeña proporción de los jóvenes que viven con el VIH (alrededor del 4%), este grupo se considera especialmente difícil de tratar, por lo que los resultados del estudio resultan relevantes para otros entornos. Los autores afirman que tratar a estos pacientes en la adolescencia temprana resulta posible y seguro y destacan que el tratamiento de las personas con el VHC antes del comienzo de su vida sexual también tendría beneficios en términos de prevención de la transmisión de este virus.

Fuente:Infohep/Elaboración propia (gTt-VIH)
Referencias: Carrasco I et al. Response to direct acting antivirals for hepatitis C treatment in vertically HIV/HCV co-infected patients. J Viral Hepat, 2020.

Sainz T et al. Longitudinal evolution of vertically HIV/HCV co-infected vs HCV mono-infected children. J Viral Hepat 27: 61-67, 2020.

gTt en tu email

Mantente al día sobre los temas que más te interesan

Suscríbete a los boletines

Encuesta





¿Se puede tratar la lipodistrofia en la cara? ¿Lo cubre la Seguridad Social?

© gTt - Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH

Contacto | Mapa del sitio | Aviso legal | Política de privacidad | Política de cookies | Licencia CreativeCommons | Accesibilidad

NO pulse este enlace o será baneado de este sitio - Do NOT follow this link or you will be banned from this site!