gTt-VIH

  1. La noticia del día

Las personas migrantes con el VIH en situación irregular en Italia son más propensas a abandonar el seguimiento clínico

Además, estos pacientes –en situación administrativa irregular o regularizada– tendrían una peor adherencia al tratamiento, lo que resulta en peores tasas de supresión viral

El estudio, realizado por investigadores de la Universidad de Milán y publicado en la edición online de este mes de la revista Journal of Acquired Immune Deficiency Syndromes, concluye que los migrantes con el VIH en situación administrativa irregular tienden a tener peores tasas de retención en los servicios médicos en comparación con los pacientes italianos. Además, los resultados sugieren que los migrantes (tanto documentados como sin documentar) tienen mayores tasas de fracaso del tratamiento en comparación con los autóctonos. 

El 39% de los nuevos diagnósticos del VIH en Europa realizados entre 2007 y 2011 fueron en personas migrantes. En 2013, Italia registró una tasa de un 27% de nuevos diagnosticados en personas migrantes. Esta tendencia se ha observado ya en estudios previos que sugieren que los migrantes tienen peor pronóstico debido a una menor retención en los servicios médicos y a una menor supresión viral después de iniciar el tratamiento antirretroviral en comparación con la población no migrante (véase La Noticia del Día 30/06/2015 y La Noticia del Día 14/02/2017).

Los autores del estudio, liderado por la Dra. Anna Lisa Ridolfo y el Dr. Massimo Galli, quisieron comprobar si la situación legal representaba un factor de riesgo para obtener peores resultados del tratamiento antirretroviral en personas migrantes en Milán. Para ello, los autores compararon los resultados obtenidos del tratamiento según la situación de migración y residencia de aquellas personas con el VIH que empezaron a tomar medicación contra el VIH entre 2001 y 2013 en el hospital Luigi Sacco de Milán.

Analizaron la retención al sistema médico y la supresión de la carga viral (entendida como una carga viral menor a 50 copias/mL) a los doce meses de empezar el tratamiento en 885 personas. De estas, 245 (28%) eran migrantes y 77 de ellos (31%) estaban en situación administrativa irregular.  En Italia, los migrantes sin documentación no pueden acceder al sistema sanitario público excepto para cuidados de urgencia o esenciales como las enfermedades infecciosas que, de no tratarse, pueden suponer una amenza para la salud pública. Solamente dos personas cambiaron su estatus legal durante el estudio, por lo que el estado legal de migración se consideró una variable fija.

La mayoría de los migrantes participantes en el estudio provenían de Latinoamérica (83 documentados frente a 56 no documentados) y de África Subsahariana (52 documentados frente a 11 no documentados). El resto procedían de diferentes regiones de Asia, del norte de África y de Europa del Este y Central (33 documentados frente a 10 no documentados). Un 53% de los migrantes en situación administrativa irregular eran mujeres transexuales.

En el momento de empezar el tratamiento no hubo diferencias significativas en el estadio de la infección o en el recuento de CD4 entre los ciudadanos italianos, los migrantes documentados y los migrantes no documentados.

Un año después del inicio del TAR, 696 personas (79%) seguían asistiendo a sus controles médicos de seguimiento mientras que un 15% no asistía de forma regular. Hubo un 2% de personas que murieron en ese primer año y un 5% que fue trasladado a otro centro.

De los migrantes indocumentados, el 65% seguían ligados a los servicios médicos, una proporción significativamente menor que los migrantes documentados (83%) o los ciudadanos autóctonos (79%). Esto se vio reflejado en el hecho de que los migrantes en situación administrativa irregular tenían una mayor ausencia de datos (es decir, visitas en las que no se presentaron) que los migrantes documentados y los ciudadanos italianos.

El análisis estadístico que se llevó a cabo halló que el hecho de ser un migrante indocumentado era un factor de riesgo independiente asociado al incremento del abandono de los servicios médicos.

Por lo referente a la carga viral, después de un año de tratamiento, 610 de las personas que seguían acudiendo a los controles rutinarios habían conseguido una carga viral indetectable, lo que representa un 88% del total. El 78% de los migrantes indocumentados y el 81% de los migrantes documentados consiguieron la supresión viral, una proporción significativamente menor a la de los autóctonos (91%).

El análisis estadístico determinó, también, una asociación entre la situación adminitrativa irregular en el país con un peor resultado en la supresión viral. Además, determinó que las personas provenientes de Latinoamérica tenían significativamente menor probabilidad de conseguir una carga viral indetectable en comparación con los ciudadanos italianos.

Los investigadores apuntan que una alta proporción de los migrantes en situación administrativa irregular debían hacer frente a problemas de clandestinidad y de identidad de género que les pone en mayor riesgo de estigma, pobreza, marginación y problemas psicológicos. Todos estos factores de riesgo podrían explicar, al menos parcialmente, la poca adherencia de estas personas a los servicios médicos y al tratamiento antirretroviral. Esta poca adherencia repercute en resultados poco beneficiosos del tratamiento lo que puede tener graves consecuencias para la salud de estas personas y para la prevención de la transmisión.

También según los propios autores del estudio, las dificultades que experimentan los migrantes no documentados para conseguir un tratamiento del VIH óptimo deberían ser solucionadas implementando servicios centrados en cada persona, basándose en relaciones de confianza entre el equipo médico, la persona con el VIH, trabajadores sociales y mediadores interculturales que faciliten la obtención de un tratamiento eficaz en las poblaciones más socialmente vulnerables.

Fuente: Aidsmap/ Elaboración propia (gTt-VIH)
Referencia: Ridolfo AL et al. Effect of legal status on the early treatment outcomes of migrants beginning combined antiretroviral therapy at an outpatient clinic in Milan, Italy. J Acquir Immune Defic Syndr, online edition. DOI: 10.1097/QAI.0000000000001388 (2017).

gTt en tu email

Mantente al día sobre los temas que más te interesan

Suscríbete a los boletines

Encuesta







Ver también...

Otros artículos y noticias recientes sobre Derechos Humanos, Terapias Combinadas

Opciones de tratamiento de la dependencia de opiáceos para personas que viven con VIH

© gTt - Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH

Contacto | Mapa del sitio | Política de privacidad | Licencia CreativeCommons | Accesibilidad

NO pulse este enlace o será baneado de este sitio - Do NOT follow this link or you will be banned from this site!
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web y mejorar su experiencia de usuario. Permaneciendo o navegando por esta web acepta la instalación de dichas cookies.
Más información | Cerrar
30