gTt-VIH

  1. La noticia del día

Elevada prevalencia de trastornos mentales entre las mujeres que ejercen el trabajo sexual en países de ingresos bajos y medios

La vulnerabilidad interseccional que afecta a estas mujeres podría explicar la mayor frecuencia de problemas de salud mental

Las mujeres que ejercen el trabajo sexual en países de ingresos bajos y medios tienen importantes problemas de salud mental relacionados con diversos factores vinculados al ejercicio de su profesión, como haber experimentado violencia por parte de los clientes, vivir en la marginalidad, sufrir estigma y discriminación, consumir alcohol y/o drogas y tener el VIH y/u otras infecciones de transmisión sexual (ITS). Sin embargo, estas mujeres no reciben atención suficiente por parte de los profesionales sanitarios por lo que se requiere con urgencia la puesta en marcha de intervenciones dirigidas a mejorar su salud mental y bienestar. Estas son las principales conclusiones de una estudio británico y canadiense publicado en la revista PLOS Medicine.

Los problemas de salud mental suponen una importante carga en el cómputo global de enfermedades a nivel mundial. Se estima que en todo el mundo hay 300 millones de personas con trastorno depresivo y 272 con problemas de ansiedad, siendo las mujeres las que sufren en mayor medida estas enfermedades mentales. En concreto, la salud psicológica de las trabajadoras del sexo se ha convertido en un importante problema de salud pública en muchos países de ingresos bajos y medios. Entre los principales factores de riesgo de sufrir problemas mentales en este colectivo de mujeres figuran la pobreza, la falta de educación, la violencia, el consumo de alcohol y/o drogas, el VIH y/o otras infecciones de transmisión sexual (ITS) y el estigma y la discriminación.

Un equipo de investigadores realizó una revisión sistemática y un metaanálisis de 56 estudios que incluyeron a 25.000 mujeres que ejercen el trabajo sexual con el objetivo de examinar y cuantificar la prevalencia de problemas de salud mental en este colectivo en países de ingresos bajos y medios y analizar los factores de riesgo comunes.

La procedencia de los datos fue geográficamente diversa, concretamente de 26 países de ingresos bajos y medios. La edad media de las participantes era de 28,9 años (rango de edad: 11 a 64 años) y poco menos de la mitad (46%) habían acabado estudios primarios. Las tasas de prevalencia conjunta de trastornos mentales entre las mujeres trabajadoras del sexo en los países de ingresos medios y bajos fueron las siguientes: depresión (41,8%; intervalo de confianza del 95% [IC95%]: 35,8-48,0), trastorno de ansiedad (21,0%; IC95%: 4,8-58,4), trastorno por estrés postraumático (19,7% (IC95%: 3,2%-64,6%), distrés psicológico (40,8%; IC95%: 20,7-64,4), ideación suicida reciente (22,8%; IC95%: 13,2-36,5) y tentativa de suicidio reciente (6,3%; IC95% 3,4%-11,4%).

En conjunto, los resultados del estudio revelan que las mujeres que ejercen el trabajo sexual en países de ingresos bajos y medios experimentan una alta carga de trastornos mentales como depresión, ansiedad, trastorno por estrés postraumático y conductas suicidas. Los problemas mentales que afectan a este colectivo están fuertemente relacionados con el hecho de tener una vivienda precaria, sufrir fuertes preocupaciones psicológicas y experimentar un alto grado de estigma y discriminación.

Por otra parte, las mujeres que ofrecen sus servicios sexuales profesionalmente y que sufren algún un problema de salud mental tienen más probabilidades de haber experimentado violencia, uso de drogas y/o alcohol, relaciones sexuales sin preservativo con clientes o de tener el VIH y/o ITS. Todo esto entraña un amplio espectro de vulnerabilidad interseccional que resulta de la conjunción de varias causas de desventaja.

Sin embargo, a pesar de los alarmantes problemas de salud mental detectados en este colectivo de mujeres en países de ingresos medios y bajos, los investigadores no pudieron encontrar ningún estudio que describiera algún tipo de servicio que proporcionara atención psiquiátrica y/o psicológica para las profesionales del sexo. Existe, por lo tanto, una necesidad urgente de intervenciones para abordar la atención de la salud mental de estas mujeres.

Por otra parte, entre las profesionales del sexo se produce una fuerte asociación entre el deterioro de la salud mental deficiente y el uso reducido de preservativos con los clientes y también con el hecho de tener el VIH. Por lo tanto, abordar los problemas de salud mental también puede mejorar la salud sexual y reproductiva tanto de las mujeres profesionales del sexo como de sus clientes. Las intervenciones en materia de salud mental también pueden ayudar a las mujeres que ofrecen sus servicios sexuales y que tienen el VIH a mantener una buen adherencia al tratamiento antirretroviral, protegiendo su salud y la de los demás.

Los autores hacen un llamamiento para que las intervenciones de salud mental se incorporen a los servicios de atención al VIH existentes en los países de ingresos bajos y medios. Las estrategias podrían incluir la capacitación de pares para apoyar a otras profesionales del sexo que corren un mayor riesgo de sufrir problemas de salud mental y ofrecer asesoramiento para abordar el consumo de alcohol y/o drogas y las experiencias de violencia.

Con todo, cabe señalar que solo 14 de los 56 estudios examinados se consideraron de alta calidad. Asimismo, existe una falta de investigación a largo plazo entre los estudios analizados y que es necesaria para evaluar la causa y el efecto. Los estudios también utilizan una amplia gama de instrumentos de medición y puntuaciones de corte para evaluar los problemas de salud mental y los factores de riesgo, lo que dificulta la comparación de los estudios.

Los investigadores concluyen señalando que los estudios futuros deberán abordar toda esta problemática diversa que afecta a las mujeres que ejercen el trabajo sexual en países de ingresos bajos y medios para comprender mejor y tratar de modo adecuado los problemas de salud mental que sufren.

Fuente: Avert / Elaboración propia (gTt-VIH).

Referencia: Beattie TS, Smilenova B, Krishnaratne S, Mazzuca A (2020) Mental health problems among female sex workers in low- and middle-income countries: A systematic review and meta-analysis. PLoS Med 17(9): e1003297. https://doi.org/10.1371/journal.pmed.1003297

gTt en tu email

Mantente al día sobre los temas que más te interesan

Suscríbete a los boletines

Encuesta





VIH, embarazo y salud materna. Guía básica para mujeres que viven con VIH

© gTt - Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH

Contacto | Mapa del sitio | Aviso legal | Política de privacidad | Política de cookies | Licencia CreativeCommons | Accesibilidad

NO pulse este enlace o será baneado de este sitio - Do NOT follow this link or you will be banned from this site!