gTt-VIH

  1. La noticia del día

El consumo de café podría reducir la progresión de la enfermedad hepática en personas con VHC

Dadas las pocas opciones terapéuticas disponibles, es importante la detección de factores hepatoprotectores

Según un estudio publicado en la edición de noviembre de Hepatology, las personas infectadas por el virus de la hepatitis C (VHC) que toman tres o más tazas de café al día tienen un riesgo de padecer progresión de la enfermedad hepática un 53% inferior al de la población que no lo consume. Los participantes en el estudio estaban infectados sólo por VHC [no participaron coinfectados por VIH].

El problema potencialmente más grave al que pueden enfrentarse las personas con VHC es la progresión de la hepatopatía a cirrosis o cáncer hepático. Aunque el tratamiento actual (basado en interferón pegilado y ribavirina) puede aclarar la infección en algunos pacientes, es sobre todo poco efectivo en aquéllos infectados por el genotipo 1 del VHC (uno de los más corrientes en el mundo occidental). Este hecho es de especial importancia en personas coinfectadas por VIH, en las que la tasa de éxito del tratamiento es menor y la progresión de la enfermedad hepática, más rápida.

Es por ello básico determinar factores que puedan ayudar a reducir los casos de progresión de la enfermedad entre aquellas personas en las que el tratamiento no ha funcionado. 

Así, debido a que investigaciones previas habían sugerido un efecto hepatoprotector del café (véase La Noticia del Día 27/06/2006), el doctor Neal Freedman y sus colaboradores del Instituto Nacional del Cáncer en EE UU examinaron registros clínicos de 766 participantes del ensayo clínico HALT-C (siglas en inglés de tratamiento antiviral de larga duración de la hepatitis C contra la cirrosis). Los pacientes incluidos en el análisis no respondieron al tratamiento estándar anti-VHC.

Las personas seleccionadas respondieron preguntas acerca de su consumo de té o café en el momento de finalizar el ensayo y tres meses más tarde. El seguimiento medio de los participantes fue de 3,8 años y se realizaron biopsias hepáticas al cabo de 1,5 y 3,5 años del inicio del estudio.

El equipo de Freedman evaluó la presencia de acontecimientos que indicaran la progresión de la enfermedad, como ascitis (acumulación de fluido en el abdomen), muertes asociadas a hepatopatía, daños cerebrales o neurológicos relacionados con dicha patología, cáncer hepático o empeoramiento de las cicatrices del hígado.

Según los resultados del análisis, las personas que consumían tres o más tazas de café diarias tenían un riesgo un 53% inferior al de aquéllas que no lo tomaban de presentar progresión de la enfermedad hepática.

En el caso del consumo de té, no se observaron diferencias entre quienes lo consumían y los que no.

El doctor Freedman afirmó que: “Dado el elevado número de personas afectadas por VHC, es importante identificar los factores de riesgo modificables asociados a la progresión de la enfermedad hepática”. A falta de datos de estudios de mayor tamaño que confirmen los hallazgos, el consumo de café ha mostrado, en el presente análisis, un importante efecto hepatoprotector.

Fuente: Sciencedaily.com / Aidsmeds.com.
Referencia: Freedman ND, Everhart JE, Lindsay KL, Ghany MG, Curto TM, et al. Coffee intake is associated with lower rates of liver disease progression in chronic hepatitis C. Hepatology. 2009 Nov; 50(5):1.360-1.369.

gTt en tu email

Mantente al día sobre los temas que más te interesan

Suscríbete a los boletines

Encuesta





Opciones de tratamiento de la dependencia de opiáceos para personas que viven con VIH

© gTt - Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH

Contacto | Mapa del sitio | Aviso legal | Política de privacidad | Política de cookies | Licencia CreativeCommons | Accesibilidad

NO pulse este enlace o será baneado de este sitio - Do NOT follow this link or you will be banned from this site!