gTt-VIH

  1. La noticia del día

Más de un tercio de los migrantes con el VIH en Europa lo adquirieron fuera de su país de origen

Este dato pone de relieve la situación de vulnerabilidad sanitaria en la que se encuentran estas personas, así como la necesidad de contar con datos más detallados para poder desarrollar mejores estrategias preventivas en esta población

Más de un tercio de las personas migrantes que viven con el VIH en Europa adquirirían adquirido el virus después de la migración, según un estudio, realizado por un equipo de investigadores del Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC, en sus siglas en inglés) y publicado en el Journal of Acquired Immune Deficiency Syndromes.

En la actualidad, las personas migrantes representan casi el 12% de la población que vive en la Unión Europea. Sin embargo, en 2019, el 44% de los nuevos diagnósticos de VIH se realizaron en personas de dicho colectivo. Las conclusiones de diversos estudios han reflejado como las personas migrantes son más vulnerables frente a problemas de salud debido a factores como las desigualdades sociales, aspectos estructurales o el acceso limitado a los servicios sanitarios de sus países de acogida (véase La Noticia del Día 08/07/2016).

Para calcular el momento en que se produjo la infección por el VIH, se utilizaron los valores habituales de evolución de los niveles de CD4, así como a la carga viral, con el fin de establecer un posible momento de la infección. En la primera parte del estudio se probó la precisión de este método aplicándolo a datos artificiales y ver si podía distinguir si la adquisición del VIH ocurrió antes o después de la migración. Como resultado, la simulación permitió identificar correctamente el 85% de los casos de adquisición del VIH antes de la migración y el 87% en donde se produjo después de la migración.

En la siguiente parte del estudio, se aplicó este método a los datos de vigilancia epidemiológica del VIH procedentes de los informes de casos de diagnóstico de VIH entre 1979 y 2017 de 30 países de Europa (27 estados de la Unión Europea más Liechtenstein, Islandia y Noruega). En el análisis se incluyeron aquellos casos cuyo diagnóstico de VIH se había notificado en un país distinto del país de nacimiento de la persona, aunque se excluyeron aquellos en los que no se dispusiera datos sobre la edad, el sexo, el recuento de CD4 o el año de llegada de la persona migrante al país informante. En total, se dispuso de datos procedentes de 43.005 casos para el análisis, al que se añadió también los procedentes de un subconjunto de 4.301 personas muestreadas al azar, 50% hombres y 50% mujeres.

La población migrante procedía en su mayoría de África (71%) mientras que el 15% venían de países europeos, el 5% de Asia y el 9% de otras regiones del mundo. Al analizar el tiempo medio ocurrido desde la migración hasta el diagnóstico del VIH, el análisis reveló que existían diferencias en función de la región de origen de la persona: 3 años en el caso de las procedentes de África, 4,7 años en el caso de Asia, 2,3 años para Europa y 3,5 años en el caso de las personas procedentes de otras regiones. La mediana de edad en el momento del diagnóstico de las personas de la muestra fue de 34 años, aunque en el caso de las personas de origen europeo esta edad fue un poco más baja (mediana de 32 años). También se encontraron diferencias en la mediana del recuento de CD4 en el momento del diagnóstico dado que para los que procedían de África o Asia fue de 270 células/mm3 mientras que los inmigrantes de origen europeo o de otras regiones fue de 410 células/mm3.

Como resultado al emplear los datos reales de vigilancia epidemiológica, el 35% de las personas migrantes en la Unión Europea y el Espacio Económico Europeo adquirieron el VIH en el país de destino tras la migración. Al desglosarlo por origen, se comprobó que la proporción de migrantes que adquirieron el VIH después de la migración varió entre el 32% en el caso de los procedentes de África, hasta el 37% de Europa y el 45% en el caso de los procedentes de Asia y otras regiones.

En sus conclusiones, el equipo de investigadores señaló las limitaciones del estudio, que pueden hacer que los hallazgos no sean representativos de toda la población migrante con el VIH residente en la UE/EEE (dado que faltan bastantes datos sobre el recuento de CD4 y el tiempo de migración en los datos de vigilancia epidemiológica del VIH). Además, en la simulación se subestimaron las adquisiciones de VIH antes y después de la migración y no se incluyeron datos sobre el proceso de la migración ni la probabilidad de haber adquirido el VIH en un regreso al país de origen una vez migrado.

Los autores del estudio indican que disponer de datos más detallados permitirá desarrollar mejores estrategias de prueba y prevención del VIH y producir estimaciones confiables para poder realizar una buena monitorización de la epidemia.

Fuente: Aidsmap / Elaboración propia (gTt-VIH)

Referencias: Pantazis N et al. Discriminating between pre-migration and post-migration HIV acquisition using surveillance data. Journal of Acquired Immune Deficiency Syndromes, online ahead of print, 25 June 2021.

gTt en tu email

Mantente al día sobre los temas que más te interesan

Suscríbete a los boletines

Encuesta





Opciones de tratamiento de la dependencia de opiáceos para personas que viven con VIH

© gTt - Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH

Contacto | Mapa del sitio | Aviso legal | Política de privacidad | Política de cookies | Licencia CreativeCommons | Accesibilidad

NO pulse este enlace o será baneado de este sitio - Do NOT follow this link or you will be banned from this site!