gTt-VIH

  1. La noticia del día

Se establece el origen de la pandemia del VIH en Kinshasa, Congo

Los medios de transporte y los factores sociales fueron determinantes para la expansión del virus

Según un estudio presentado en la revista Science, la actual pandemia de VIH habría tenido su origen con casi total seguridad en Kinshasa, la capital de la Republica Democrática del Congo, desde donde se habría iniciado su expansión global.
 
Un equipo internacional liderado por científicos de la Universidad de Oxford (Reino Unido) y de la Universidad de Lovaina (Bélgica) han reconstruido la historia genética del grupo M del VIH-1, cepa que  propició la expansión del virus por el continente africano, primero, y después por todo el mundo, concluyendo que el origen del mismo se puede establecer en Kinshasa. El análisis del equipo de investigación sugiere que es altamente probable que esta cepa surgiera en esta ciudad alrededor de 1920 (fecha estimada con un 95% de probabilidad en el intervalo de tiempo entre 1909 y 1930).
 
La transmisión del VIH de simios a humanos se ha dado en al menos 13 ocasiones, pero solo una vez la infección ha progresado hasta el nivel de pandemia, produciendo, hasta el momento, 75 millones de infecciones. El análisis del equipo de investigación sugiere que entre 1920 y 1950 se dio una coincidencia perfecta de factores que permitieron la vertiginosa expansión del virus, incluyendo el proceso de urbanización, la densa red ferroviaria existente durante el mandato colonial belga y los cambios sucedidos en el comercio sexual.
 
A diferencia de en otras ocasiones, en que los estudios se habían realizado sobre  genomas particulares en localizaciones específicas, en esta oportunidad se han analizado todos los datos disponibles usando modernas técnicas filogeográficas, que permiten estimar estadísticamente el lugar de procedencia del virus con un alto grado de certeza. Una vez establecido el marco estadístico que permitió reconstruir la expansión espaciotemporal del virus a partir de su secuencia genética, fue posible compararlo con los datos históricos disponibles y comprobar que su expansión desde Kinshasa a otros núcleos probados  se realizó siguiendo patrones predecibles.
 
El estudio puso de relevancia la importancia de los medios de transporte, en concreto de la red ferroviaria, que hizo de Kinshasa una de las ciudades africanas mejor comunicadas de la época.
 
Según los datos de los archivos coloniales consultados, a finales de 1940 el transporte por tren era utilizado por más de un millón de personas al año. El estudio muestra una rápida expansión del virus en paralelo a las vías ferroviarias y fluviales de la época a lo largo del territorio de la actual República Democrática del Congo (con una extensión equiparable a la de Europa occidental), llegando a Mbuji-Mayi y Lubumbashi en el extremo sur y a Kisangani en el extremo norte, en una fecha situada entre finales de los 30 y comienzos de los 50. Esto permitió que se formasen  focos secundarios de transmisión del VIH en regiones bien conectadas con los países del sur y el este de África. Los autores piensan que los cambios sociales ligados a los procesos de independencia durante la década de los sesenta dieron pie a una fuerte expansión del virus desde pequeños grupos a sectores más amplios de población y, desde ahí, a la propagación al resto del mundo.
 
Se ha sugerido que el crecimiento demográfico o las diferencias genéticas entre las distintas cepas del VIH  pudieran haber tenido relevancia en el establecimiento de la pandemia. No obstante, los hallazgos del estudio sugieren que, además de los cambios en el transporte y los cambios sociales, los principales factores implicados en la expansión del VIH habrían sido los cambios de comportamiento de las trabajadoras sexuales y una utilización poco cuidadosa de las agujas usadas en iniciativas de salud pública contra otras enfermedades.
 
El estudio sugiere que solo se dio una pequeña ventana de oportunidad durante el periodo colonial belga para que, una vez transmitido el virus a los humanos a consecuencia de la caza o de la manipulación de la carne, la expansión de esta cepa concreta del VIH pudiese llegar hasta los niveles de pandemia. Ya en los años sesenta del pasado siglo la actividad de los medios de transporte habría disminuido por debajo de los niveles que hicieron la expansión posible, pero para entonces ya se habían establecido los focos necesarios para extender el virus a lo largo de África y del mundo.
 
Los autores creen que es necesario realizar más investigaciones orientadas a comprender más a fondo el papel de los distintos factores sociales en el origen de la pandemia de VIH. En concreto, el estudio de las muestras conservadas para estudiar los orígenes y la evolución del virus, y de la relación entre la expansión del virus de la hepatitis C y el uso inseguro de agujas en el marco de políticas de salud pública pueden ser de utilidad de cara a comprender las condiciones que permitieron la expansión actual del VIH.
 
Fuente:
 HivandHepatitis / Elaboración propia (gTt-VIH).
Referencia: Faria NR, Rambaut A, Suchard MA, et al. The Early Spread and Epidemic Ignition of HIV-1 in Human Populations. Science 346(6205):56-61. October 3, 2014.

gTt en tu email

Mantente al día sobre los temas que más te interesan

Suscríbete a los boletines

Encuesta





Consultas sobre tratamientos del VIH

© gTt - Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH

Contacto | Mapa del sitio | Política de privacidad | Licencia CreativeCommons | Accesibilidad

NO pulse este enlace o será baneado de este sitio - Do NOT follow this link or you will be banned from this site!
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web y mejorar su experiencia de usuario. Permaneciendo o navegando por esta web acepta la instalación de dichas cookies.
Más información | Cerrar
30