gTt-VIH

  1. La noticia del día

CROI 2011: Las pérdidas de masa muscular y los incrementos de grasa visceral podrían aumentar la mortalidad

Estos cambios podrían pasar inadvertidos en las exploraciones rutinarias debido al amplio uso del índice de masa corporal

Las pérdidas de peso asociadas a descensos de la masa muscular por causa del envejecimiento o por el efecto de diversas enfermedades han sido relacionadas con un aumento de la mortalidad en diversos estudios.

Pese a que muchas personas creen que la pérdida de masa muscular vinculada al VIH es cosa del pasado -porque relacionan este concepto con la caquexia asociada a sida, un estado de extrema desnutrición que tenía lugar en algunos pacientes antes de la llegada de la terapia antirretroviral de gran actividad (TARGA)-, hoy en día, aunque no de manera tan evidente, la pérdida de peso y de masa muscular se produce en personas seropositivas.

En la XVIII Conferencia sobre Retrovirus e Infecciones Oportunistas (CROI), celebrada la semana pasada en Boston (EE UU), un equipo de investigadores estadounidense e irlandés presentó un estudio en el que se evaluó la influencia de la pérdida de masa muscular y la lipodistrofia sobre la tasa de mortalidad en personas con VIH.

Los autores del ensayo analizaron los datos de 922 personas con VIH pertenecientes al estudio FRAM (siglas en inglés de Redistribución de Grasa y Cambio Metabólico en la Infección por VIH), teniendo en cuenta las evaluaciones -por medio de técnicas de imagen por resonancia magnética- de la masa muscular esquelética (aquella que incluye los músculos de contracción voluntaria) y del tejido adiposo. Los investigadores midieron el grado de relación de dichos parámetros con la tasa de muerte a 5 años de la población estudiada.

Para el análisis, los participantes fueron distribuidos en tres tertiles en función de la masa muscular esquelética de las extremidades superiores, de las extremidades inferiores y de la grasa visceral -la asociada con el síndrome conocido como lipohipertrofia-.

Después de cinco años de seguimiento, las personas en el tertil con menor masa muscular presentaron una tasa de mortalidad del 23%, en las del tertil central esta tasa fue del 11% y en aquellas en el tertil con mayor masa muscular braquial la tasa de muerte fue del 8%.

Tras un análisis multivariable que ajustó los resultados tomando como base factores demográficos, de riesgo cardiovascular, asociados al VIH, relacionados con enfermedad renal y con diversos biomarcadores, se observó una asociación entre bajos niveles de masa muscular de las extremidades superiores e inferiores y una tasa de mortalidad más elevada. Del mismo modo, una mayor cantidad de grasa visceral también comportó una tasa de muerte más alta.

En comparación con los pacientes del tertil superior, aquellos en el tertil inferior de masa muscular en las extremidades superiores (cociente de probabilidades [CP]: 2,0; intervalo de confianza del 95% [IC95%]: 0,96 - 4,0) e inferiores (CP: 2,4; IC95%: 1,2 - 4,8) presentaron una mayor probabilidad de morir.

En relación con la grasa visceral, aquellas personas en el tertil con mayor cantidad de dicho tejido adiposo mostraron una probabilidad de fallecer superior a las del tertil con menor cantidad (CP: 2,1; IC95%: 1,1 - 4,0).

Los autores del estudio destacaron que los resultados ponen de manifiesto la importancia de las variaciones de la masa muscular y de la grasa visceral, ya que condicionan de forma relevante la supervivencia de las personas con VIH. Asimismo, manifestaron que, en muchas personas, estas variaciones pueden pasar inadvertidas debido al empleo indiscriminado del índice de masa corporal (IMC) para evaluar la composición corporal de los pacientes con VIH. Cabe destacar que el IMC solo tiene en cuenta el peso y la altura de la persona, con lo que si solamente se utiliza este parámetro para evaluar la composición corporal, las pérdidas de masa muscular asociadas a aumentos de la grasa visceral -un tipo de cambios que, a la vista de los resultados del presente estudio, generaría un significativo incremento en el riesgo de muerte- pasarían inadvertidas en las exploraciones rutinarias de personas con el virus de la inmunodeficiencia humana.

Fuente: Elaboración propia.
Referencia: Scherzer R, Heymsfield S, Lee D, Powderly W, et al. Decreased Limb Muscle and Increased Central Adiposity Are Associated with 5-Year All-cause Mortality in HIV Infection.18th Conference on Retroviruses & Opportunistic Infections (CROI 2011). February 27-March 2, 2011. Boston. Abstract 76.

gTt en tu email

Mantente al día sobre los temas que más te interesan

Suscríbete a los boletines

Encuesta





Tú, gTt y facebook

© gTt - Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH

Contacto | Mapa del sitio | Aviso legal | Política de privacidad | Política de cookies | Licencia CreativeCommons | Accesibilidad

NO pulse este enlace o será baneado de este sitio - Do NOT follow this link or you will be banned from this site!