gTt-VIH

  1. La noticia del día

Se registra un importante incremento de casos de linfogranuloma venéreo en hombres gais y otros HSH en Inglaterra

El cambio de tendencia observado en la epidemiología de esta ITS, que afecta ahora también a hombres gais y HSH sin el VIH, podría reflejar el perfil más mezclado de las redes sexuales

Los casos de linfogranuloma venéreo (LGV) registrados en Inglaterra en 2019 son los más elevados desde la reaparición de la infección en 2013. Este incremento de diagnósticos sin precedentes ha afectado casi exclusivamente a hombres gais, bisexuales y otros hombres que practican sexo con hombres (GBHSH). Aunque anteriormente esta ITS incidió en hombres con el VIH de manera mayoritaria, la actualización del sistema de vigilancia epidemiológica muestra un aumento elevado de casos de LGV en hombres sin el VIH o con un estado serológico desconocido, lo que podría estar relacionado con cambios en las conductas sexuales asociados al uso de la profilaxis preexposición al VIH (PrEP) y a la concienciación sobre el mensaje ‘Indetectable es igual a Intransmisible’ (I=I). Estas son las principales conclusiones del último informe sobre Salud Pública de Inglaterra publicados en Health Protection Report.

El LGV es una ITS bacteriana causada por los serotipos L1, L2 y L3 de Chlamydia Trachomatis. Esta infección fue muy poco frecuente en el Reino Unido hasta 2003, cuando se empezaron a diagnosticar casos entre hombres GBHSH con el VIH. Estos primeros diagnósticos se manifestaron a través de una infección rectal y estuvieron relacionados con la práctica de sexo anal sin preservativo (véase La Noticia del Día 21-02-14) y el fisting.

La proctitis es la presentación más habitual del LGV que se manifiesta a través de úlceras anales, malestar y secreción rectal, que puede ser en forma de sangre y moco. Si se deja de tratar pueden desarrollarse más complicaciones, incluyendo fístula y colitis. Esta ITS también suele producir con frecuencia sensación de malestar e inflamación de los ganglios linfáticos de la ingle. Los síntomas de la infección uretral pueden incluir secreción y dolor al orinar. Mientras que algunas personas desarrollan síntomas graves, otras no tienen ninguno. El diagnóstico de LGV se ha asociado y puede predecir el diagnóstico de otras ITS, incluyendo el VIH y el virus de la hepatitis C (VHC).

Desde 2015, las directrices del Reino Unido recomiendan la realización de pruebas de detección del LGV en todas las personas con síntomas que sugieran su presencia, así como en hombres GBHSH con el VIH a los que se les diagnostique clamidia en el ano, la garganta o la uretra, independientemente de la presencia de síntomas de LGV. El número de diagnósticos de LGV aumentó de manera constante a partir de 2017, alcanzando un máximo en la segunda mitad de 2019.

El último informe de Salud Pública de Inglaterra revela que en 2019 se notificaron 1.133 casos por los laboratorios, lo que supone un aumento del 33% con respecto a 2018, y 1.076 casos por las clínicas de salud sexual al sistema de vigilancia para ITS de Inglaterra (GUMCAD), lo que supone un aumento del 56% con respecto a 2018.

Prácticamente todos los casos de LGV (98% procedentes de datos clínicos y 99,5% de informes de laboratorio) afectaron a hombres y casi de forma exclusiva se produjeron entre hombres gay y bisexuales (95%). Las otras infecciones por LGV probablemente se dieron en hombres que se identificaron como heterosexuales y que tenían sexo con otros hombres. Por otra parte, se cree que los pocos casos que afectaron a mujeres se detectaron en mujeres trans o eran infecciones mal clasificadas. Se registró, asimismo, un aumento del 21% en el número de pruebas de LGV realizadas entre 2018 y 2019. Pero eso únicamente no podía explicar el aumento de los diagnósticos, ya que el porcentaje de pruebas con resultado positivo aumentó del 8% al 9%.

Dos tercios de los casos se produjeron en hombres de entre 25 y 44 años de edad. El número de diagnósticos aumentó en un 46% en esta horquilla etaria. Pero también se registraron incrementos en el número de diagnósticos en todas las edades por debajo de los 65 años. El número de casos aumentó en un 79% entre los hombres nacidos en Reino Unido y en un 116% en los nacidos fuera del país, especialmente los de América del Sur y la Unión Europea. Tres cuartas partes de los casos de LGV se registraron en Londres, donde los diagnósticos aumentaron en un tercio entre 2018 y 2019.

El porcentaje de diagnósticos de LGV en hombres sin el VIH o con un estado serológico desconocido comenzó a aumentar en 2017, siendo aproximadamente un 30% de los casos. Para el cuarto trimestre de 2019, más del 60% de los diagnósticos de LGV fueron en hombres sin el VIH o de estado serológico desconocido.

En general, las tasas de diagnóstico de LGV entre hombres GBHSH sin el VIH o de estado serológico desconocido se han quintuplicado desde 2013. Este aumento se atribuye a los cambios en la interacción en las redes sexuales. No obstante, la tasa de diagnósticos de LGV sigue siendo aproximadamente diez veces más alta entre hombres GBHSH con el VIH, y aumentó en un 22% en 2018 hasta 2019.

El informe también incluyó información preliminar sobre la epidemiología del LGV para 2020. En enero y febrero, el número de diagnósticos se acercó a los máximos de finales de 2019. Pero los casos comenzaron a caer después de introducirse las restricciones de bloqueo debido a la pandemia de la COVID-19, alcanzando un mínimo de aproximadamente 20 diagnósticos (casi todos en Londres) en mayo. El número de casos luego volvió a repuntar a medida que se aliviaron las restricciones y entre junio y septiembre se situó en los niveles observados en diciembre de 2019.

Los autores del informe subrayan el importante aumento de diagnósticos de LGV entre hombres sin el VIH o estado serológico desconocido, un incremento que quizás evidencia una mayor mezcla entre las redes sexuales a medida que mejoran las intervenciones sobre el VIH, especialmente gracias a la PrEP e impulsado por la concienciación en el mensaje de que indetectable es igual a intrasmisible (I=I). Esto podría indicar que el aumento del acceso a la prevención del VIH está modificando las conductas sexuales de riesgo.

En sus conclusiones, los expertos respaldan la necesidad de seguir realizando intervenciones específicamente dirigidas a las poblaciones en una situación de mayor riesgo frente a LGV y otras ITS desde el enfoque de la prevención combinada y que ponga énfasis en la promoción de la salud sexual y el cribado del LGV.

Fuente: Aidsmap / Elaboración propia (gTt-VIH).
Referencia: Public Health England. Trends of Lymphomgranuloma venereum (LGV) in England: 2019. Health Protection Report 14(23), 2020 (open access).

gTt en tu email

Mantente al día sobre los temas que más te interesan

Suscríbete a los boletines

Encuesta





VIH, embarazo y salud materna. Guía básica para mujeres que viven con VIH

© gTt - Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH

Contacto | Mapa del sitio | Aviso legal | Política de privacidad | Política de cookies | Licencia CreativeCommons | Accesibilidad

NO pulse este enlace o será baneado de este sitio - Do NOT follow this link or you will be banned from this site!