gTt-VIH

  1. La noticia del día

El uso de drogas no reduce la adherencia a la profilaxis preexposición en hombres gais y mujeres trans

El mayor impacto de infecciones de transmisión sexual en estas personas debería ser tenido en cuenta para considerarlas candidatas prioritarias a la prescripción de la profilaxis preexposición

El uso de drogas por parte de hombres gais, bisexuales y otros hombres que practican sexo con hombres (HSH) –así como de mujeres transgénero– no parece condicionar la adherencia a la profilaxis preexposición frente al VIH (PrEP, en sus siglas en inglés), por lo que la eficacia de esta estrategia terapéutica no se vería alterada, según ha concluido un estudio realizado por un equipo de investigadores de la Universidad de California en San Diego (EE UU). No obstante, el estudio sí que detectó la existencia de una relación entre el uso de drogas y una mayor probabilidad de padecer síntomas depresivos y adquirir infecciones de transmisión sexual (ITS).

El uso de drogas relacionadas con el Chemsex es más elevado en hombres gais, bisexuales y otros HSH que en hombres heterosexuales (véase La Noticia del Día 19/06/2018), hecho que se suma a otros factores que les sitúa en una posición de una mayor vulnerabilidad frente al  VIH u otras ITS. Por este motivo, los hombres gais, bisexuales y otros HSH que consumen drogas recreativas en sus prácticas sexuales serían uno de los principales grupos poblacionales candidatos a la PrEP.

Aunque la eficacia de la PrEP para prevenir la transmisión sexual sería superior al 90% si se toma de forma adecuada, el uso de drogas podría reducir la adherencia y, en consecuencia, la eficacia de dicha estrategia terapéutica. Para determinar la existencia de dicha relación, los autores del presente estudio contaron con la participación de 394 personas pertenecientes al Estudio sobre el Grupo de Tratamiento Colaborativo de California 595 (CCTG 595, en sus siglas en inglés), un estudio que originalmente investigaba si el envío de SMS personalizados podría mejorar la adherencia a la PrEP.

El equipo de investigadores apuntó que en estudios previos se observó que en los últimos 20 años el uso de drogas recreativas –particularmente las de tipo estimulante- sigue siendo altamente prevalente entre mujeres trans y hombres gais, bisexuales y otros HSH de EE UU.

Entre febrero de 2014 y febrero de 2016 los participantes -391 hombres gais, bisexuales y otros HSH y tres mujeres trans-  recibieron PrEP, visitas de control sobre efectos secundarios, pruebas del VIH y otras ITS e intervenciones de reducción de riesgos basadas en el consejo asistido. Estas personas fueron atendidas en cuatro centros médicos del sur de California. Para cumplir con el objetivo principal del presente estudio –determinar el impacto del uso de drogas sobre la adherencia a la PrEP- los investigadores evaluaron el uso presente y pasado de drogas recreativas y realizaron análisis de sangre para controlar los niveles de los fármacos usados en la PrEP.

El 72% de los participantes manifestaron uso de drogas recreativas y el 83% manifestaron consumir alcohol. Globalmente, el 89% de los participantes tenía niveles compatibles con un uso adecuado de la PrEP de tenofovir disoproxil fumarato (TDF) a las 12 semanas. Dicho porcentaje disminuyó hasta el 83% a las 48 semanas.

En el estudio no se observaron diferencias significativas en los niveles de adherencia a la PrEP entre quienes usaban drogas recreativas y entre quienes no las usaban. De hecho, aquellas personas con mayor uso de drogas fueron las que mostraron una mejor adherencia a la PrEP (diferencia significativa; p= 0,04).

El uso de drogas recreativas sí se relacionó con una mayor prevalencia de síntomas depresivos (p <0,001) y con un mayor riesgo de adquirir ITS (el 48% de las personas que usaban drogas recreativas y el 21% de aquellas que no las usaban adquirieron una ITS). Dicho mayor riesgo de ITS se vinculó especialmente al uso de poppers y/o metanfetamina.

Los resultados del presente estudio muestran que el uso de drogas recreativas por parte de hombres gais, bisexuales y otros HSH y mujeres trans no debería ser un factor disuasorio de cara a la prescripción de la PrEP (pues su adherencia al tratamiento no se vería condicionada por el uso de drogas) sino como un factor que debería favorecer la prescripción de la PrEP (por el mayor impacto de ITS observado en este grupo poblacional, que le conferiría una mayor vulnerabilidad al VIH).

Fuente: Healio / Elaboración propia (gTt-VIH).
Referencia: Hoenigl M, et al. Emerg Infect Dis.2018; Dec;24(12); doi: 10.3201/eid2412.180400.

gTt en tu email

Mantente al día sobre los temas que más te interesan

Suscríbete a los boletines

Encuesta





Glosario de términos

© gTt - Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH

Contacto | Mapa del sitio | Política de privacidad | Licencia CreativeCommons | Accesibilidad

NO pulse este enlace o será baneado de este sitio - Do NOT follow this link or you will be banned from this site!
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web y mejorar su experiencia de usuario. Permaneciendo o navegando por esta web acepta la instalación de dichas cookies.
Más información | Cerrar
30