gTt-VIH

  1. La noticia del día

AIDS 2020: Nuevos indicios apuntan a que el VIH no aumentaría el riesgo de padecer COVID-19 grave

Las personas con el VIH negras presentarían un riesgo de ingreso hospitalario por COVID-19 superior al de los pacientes con el VIH blancos

Un estudio inglés presentado en la 23 edición de la Conferencia Internacional del Sida (AIDS 2020), que se está celebrando esta semana por vía telemática dadas las restricciones derivadas de la pandemia de COVID-19 (acrónimo en inglés de enfermedad por coronavirus 2019), ha concluido que las personas con el VIH no presentan peor progresión que la población general una vez ingresadas en el hospital por COVID-19. De hecho, el estudio halló que –una vez ajustados los resultados por edad y otros posibles factores de confusión–, las personas con el VIH mejoraron más rápidamente y fueron dadas de alta antes que las personas sin el VIH. Un segundo estudio presentado en la misma conferencia apunta que, dentro del grupo de personas con el VIH, las personas negras tendrían un mayor riesgo de precisar del ingreso hospitalario por causa de la COVID-19 que los pacientes con el VIH blancos.

Cuando la epidemia por COVID-19 emergió, las personas con el VIH fueron consideradas un grupo poblacional potencialmente más vulnerable a la COVID-19. Sin embargo, las evidencias que han ido apareciendo han apuntado en la dirección contraria, es decir, que el VIH no parece aumentar el riesgo de padecer COVID 19, que no parece potenciar una evolución más grave e incluso que ciertos antirretrovirales podrían tener algún papel protector (véanse La Noticia del Día 19/05/2020 y La Noticia del Día 01/07/2020).

Para arrojar algo de luz sobre este tema, investigadores del Hospital Guy’s and St Thomas de Londres (Inglaterra, Reino Unido) llevaron a cabo un análisis retrospectivo en el que compararon los resultados de 17 personas con el VIH y resultado positivo a una prueba diagnóstica de infección por SARS-CoV-2 (virus causante de la COVID-19) atendidas en el hospital entre marzo y abril de 2020 con los de 50 personas sin el VIH con resultado positivo a SARS-CoV-2 atendidas en el hospital durante el mismo periodo. Las personas sin el VIH fueron seleccionadas para que presentaran características de sexo, edad, fecha de resultado positivo e índice socioeconómico (obtenido por código postal de residencia) similares a las de los participantes con el VIH.

Aunque la mayoría de participantes habían sido hospitalizados por síntomas de COVID-19, tres personas con el VIH y siete sin el VIH fueron inicialmente ingresadas por otras causas.

La edad promedio de los participantes con el VIH era de 51 años, siete eran mujeres, diez negros y 12 de los 17 presentaban hipoxia (saturación de oxígeno inferior al 94%) en el momento del ingreso. La mitad de las personas con el VIH (8 de las 17) tenían hipertensión arterial. Aunque los participantes con el VIH y los controles no presentaron diferencias significativas respecto a las comorbilidades, los pacientes con el VIH presentaron una tendencia no significativa a presentar más casos de enfermedad cardíaca.

Las personas con el VIH llevaban un promedio de 14,8 años diagnosticadas y su recuento de CD4 promedio era de 546 células/mm3. El 88% tenían carga viral indetectable. Tres de las 17 personas con el VIH no estaban en tratamiento antirretroviral. Entre las que sí tomaban tratamiento, estos incluían inhibidores de la integrasa en el 64% de los casos e inhibidores de la proteasa en el 43% de los casos. El 57% tomaban tenofovir (ya fuera tenofovir disoproxilo fumarato [TDF, especialidad farmacéutica genérica (EFG), Viread®, en Truvada® y diversas combinaciones] o tenofovir alafenamida [TAF, en Descovy® y diversas combinaciones]).

El objetivo principal del estudio fue establecer el tiempo desde el ingreso hasta la recuperación (definida como una mejora de dos puntos en una escala clínica de 7 puntos o como la obtención del alta hospitalaria).

Tras 28 días de seguimiento, el 82% de las personas con el VIH y el 74% de aquellas no infectadas habían sido dadas de alta. No se registraron diferencias significativas en la duración del tiempo de ingreso, la necesidad de ventilación mecánica o la frecuencia de padecer complicaciones derivadas de la COVID-19 entre los dos grupos. Tampoco se registraron diferencias significativas en las tasas de mortalidad o en la probabilidad de permanecer hospitalizados más de 28 días.

Al ajustar los análisis en función de diversos factores
tales como la etnia, el índice de masa corporal, el consumo de tabaco, el índice de fragilidad y la presencia de hipertensión, complicaciones diabéticas, hipoxia, insuficiencia renal terminal, enfermedad cardíaca y/o enfermedad pulmonar, las personas con el VIH presentaron una probabilidad de alcanzar la recuperación dentro de los 28 días posteriores al ingreso significativamente superior a la observada en aquellas sin el VIH  (cociente de riesgos instantáneos [HR]= 2,67; intervalo de confianza del 95% [IC95%]: 1,21-5,91; p= 0,015).

Un segundo estudio también presentado en la conferencia y realizado en Londres ha hallado que las personas con el VIH negras presentarían una probabilidad de tener que ser ingresadas por COVID-19 7,6 veces superior a la observada en personas con el VIH blancas. Once de los 23 pacientes con el VIH y COVID-19 incluidos presentaban síntomas graves y un total de siete fallecieron.

Los dos estudios presentados añaden más evidencia al hecho de que tener el VIH no supone un factor de riesgo con relación a la COVID-19. Aunque estos hallazgos son esperanzadores, el número limitado de casos aconseja ser prudentes, no bajar la guardia y descuidar las medidas de protección generales y seguir observando y analizando los casos de COVID-19 que se producen en el contexto de la infección por el VIH dada la gran diversidad de pacientes que sufren esta infección. En este sentido, tener el VIH y ser negro se presenta como una combinación de factores que deberá ser tenida en cuenta de cara a la atención de los pacientes con COVID-19, ya que estas personas deberían ser tratadas con especial atención por su posible peor pronóstico.

Fuente: Aidsmap / Elaboración propia (gTt-VIH)
Referencias: Lee MJ et al. Comparative outcomes in hospital admissions with COVID-19 in people living with HIV and people living without HIV: A retrospective study. 23rd International AIDS Conference, abstract LBPEB09, 2020.

Norcross C et al. Black ethnicity is a risk factor for hospitalization with COVID-19 in people with HIV. 23rd International AIDS Conference, abstract LBPEB12, 2020.

gTt en tu email

Mantente al día sobre los temas que más te interesan

Suscríbete a los boletines

Encuesta





Servicio de Consultas sobre Hepatitis Virales

© gTt - Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH

Contacto | Mapa del sitio | Aviso legal | Política de privacidad | Política de cookies | Licencia CreativeCommons | Accesibilidad

NO pulse este enlace o será baneado de este sitio - Do NOT follow this link or you will be banned from this site!