gTt-VIH

  1. La noticia del día

Los niveles de antirretrovirales en muestras de pelo podrían permitir evaluar objetivamente la adhesión al tratamiento

El método podría prever fracasos virológicos y cargas virales indetectables

Según un estudio estadounidense publicado en la edición del 15 de mayo de Clinical Infectious Diseases, realizar mediciones de los niveles de atazanavir (Reyataz®) en muestras de pelo podría ser la mejor manera de prever el éxito del tratamiento, incluso en casos de personas con problemas previos de adhesión.

Mantener los niveles adecuados de antirretrovirales en la sangre es una medida clave para prevenir el desarrollo de resistencias. Para ello, la adhesión es una condición indispensable. De hecho, la mayoría de fracasos que se producen durante el primer año se han relacionado con problemas de adhesión.

Entre los factores que dificultan la detección de los problemas de adhesión al tratamiento antirretroviral destacan las dificultades a las que se enfrenta un médico a la hora de prever si un paciente va a tener problemas con la toma correcta de la medicación y el hecho de que muchas personas minimizan el número de dosis olvidadas. Cabe tener en cuenta que, puesto que tres o cuatro dosis olvidadas por mes pueden permitir al VIH desarrollar mutaciones de resistencia a los fármacos, el margen de olvidos es muy limitado.

En un anterior ensayo (véase La Noticia del Día 12/03/2009) llevado a cabo con participantes del Estudio Interagencias sobre VIH en Mujeres (WIHS, en sus siglas en inglés), se observó que niveles elevados de lopinavir/ritonavir (Kaletra®) o atazanavir en muestras capilares se asociaban a una mayor probabilidad de tener una carga viral indetectable. De este modo, el estudio sugería que los niveles de fármacos en el pelo indicaban que estos eran lo suficientemente elevados a nivel sanguíneo para mantener la supresión virológica.

Los autores del estudio dedujeron que las muestras capilares podrían ser un buen indicador de adhesión, ya que las muestras de sangre solo proporcionan información relativa a la última dosis. Por ello, decidieron ampliar ese primer ensayo y volvieron a estudiar muestras de pelo de 424 mujeres pertenecientes al WIHS.

En esta ocasión, además de valorar la capacidad de las muestras capilares para predecir el éxito del tratamiento, también se evaluó la adhesión.

La mayoría de participantes habían fracasado con otro régimen de antirretrovirales antes de iniciar el basado en atazanavir -el evaluado por el presente estudio-.

Los investigadores hallaron que la adhesión manifestada por las participantes se correspondía poco con la deducida de las muestras capilares. Así, mientras que el 77% expresaba haber tomado, como mínimo, el 95% de las dosis, el análisis de las muestras de pelo concluía que solo un 20% habían alcanzado este grado de adhesión.

Como en el anterior ensayo, las muestras capilares de atazanavir predecían qué participantes presentaban carga viral indetectable. Únicamente el 25% de las voluntarias con niveles capilares muy bajos y el 52% de aquellas con niveles bajos de atazanavir presentaban carga viral indetectable. De forma destacable, el 73% de las mujeres con niveles moderados en el pelo, el 78% de aquellas con niveles elevados y el 87% de las participantes con niveles muy elevados de atazanavir presentaban supresión virológica.

De hecho, las participantes con mayores niveles capilares de atazanavir mostraron una probabilidad de tener una carga viral indetectable 63 veces superior a la experimentada por aquellas con los niveles más bajos.

Los autores del estudio también hallaron que la medición de los niveles capilares asimismo permitía evaluar cómo se retomaba el control de la replicación del virus una vez se habían detectado problemas de adhesión.

Así, solo el 10% de las mujeres que continuaban teniendo los niveles más bajos de atazanavir en el pelo lograron una carga viral indetectable, mientras que en el 88% de aquellas en las que los niveles capilares de atazanavir pasaban a ser elevados se restablecía el control virológico.

Debido a la aparente fiabilidad del método, los investigadores sugirieron que podría constituir un mecanismo para reducir el número de fracasos de tratamientos y controlar la adhesión en las personas en que esta aparece como un problema.

El equipo de investigadores manifestó estar trabajando en el desarrollo de un método de análisis de los niveles capilares de fármaco de bajo coste para su uso en países en vías de desarrollo, donde dada la poca disponibilidad de antirretrovirales, el fracaso de un régimen de fármacos podría comprometer seriamente las opciones terapéuticas y, por ende, las posibilidades de supervivencia de una persona con VIH.

Fuente: Aidsmeds.
Referencia: Gandhi M, Ameli N, Bacchetti P, et al. Atazanavir concentration in hair is the strongest predictor of outcomes on antiretroviral therapy.Clin Infect Dis. 2011 May; 52(10): 1.267-1.275.

gTt en tu email

Mantente al día sobre los temas que más te interesan

Suscríbete a los boletines

Encuesta







Opciones de tratamiento de la dependencia de opiáceos para personas que viven con VIH

© gTt - Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH

Contacto | Mapa del sitio | Política de privacidad | Licencia CreativeCommons | Accesibilidad

NO pulse este enlace o será baneado de este sitio - Do NOT follow this link or you will be banned from this site!
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web y mejorar su experiencia de usuario. Permaneciendo o navegando por esta web acepta la instalación de dichas cookies.
Más información | Cerrar
30