gTt-VIH

  1. La noticia del día

CROI 2018: Se logra la supresión virológica en simios de un virus híbrido entre el VIH y el VIS durante más de 100 días

Esta estrategia experimental se basa en la combinación de un anticuerpo ampliamente neutralizante y un activador de la respuesta inmunitaria

La combinación del anticuerpo ampliamente neutralizante PGT121 y del agonista del receptor TLR7 conocido bajo el nombre de GS-9620 lograría una supresión virológica prolongada en macacos con un virus híbrido entre el VIH y el VIS (virus de la inmunodeficiencia símica, que tiene un efecto en esos animales similar al VIH en humanos). Este ha sido el principal hallazgo de un estudio presentado en la Conferencia sobre Retrovirus e Infecciones Oportunistas (CROI 2018), que está siendo celebrada esta semana en Boston (EE UU).

Una de las líneas de investigación en cura en funcionamiento actualmente es la que sigue la estrategia conocida como “kick and kill” (“despertar y matar”), que consiste en activar las células durmientes y acabar con el virus y las células infectadas.

PGT121 es un anticuerpo ampliamente neutralizante que se une a la glicoproteína V3 de la cubierta externa tanto del VIH como del VIS. GS-9620 es un agonista del receptor TLR7 que activa un mecanismo de defensa innato que promueve el reconocimiento y la respuesta a infecciones víricas por parte de las células T, los linfocitos “asesinos” NK (natural killers)y otras células inmunitarias. Esta sería la combinación de fármacos utilizada en la estrategia kick and kill utilizada en el presente estudio, que viene a ser la continuación de un estudio presentado en la edición de 2016 de la CROI en el que únicamente se utilizó GS-9620 (véase La Noticia del Día 02/03/2016).

El presente estudio incluyó a 44 macacos Rhesus infectados por un virus híbrido entre el VIH y el VIS conocido como VIHS. Al séptimo día de infección, los macacos iniciaron tratamiento antirretroviral formado por tenofovir, emtricitabina y dolutegravir. Tras dos años de tratamiento y en estado de supresión virológica, los macacos del brazo experimental recibieron infusiones venosas de PGT121 (10 mg/Kg cada dos semanas, hasta un total de 5 dosis) y GS-9620 (0,15 mg/Kg cada dos semanas hasta un total de 10 dosis). Un grupo de macacos recibió los dos fármacos experimentales, un segundo grupo recibió solo PGT121, un tercer grupo recibió únicamente GS-9620 y un cuarto grupo recibió placebo. Una vez finalizada esta fase, cuatro meses después de las últimas dosis de PGT121 y GS-9620,  se procedió a interrumpir el tratamiento antirretroviral de los integrantes de los diversos grupos.

Los macacos que recibieron PGT121 presentaron niveles terapéuticos de anticuerpos durante 10 semanas, que les llevaron a alcanzar niveles indetectables en sangre, nódulos linfáticos e intestinos. En el momento de la interrupción del tratamiento antirretroviral ya no quedaban niveles detectables de anticuerpo.

Tras interrumpir el tratamiento antirretroviral, los once monos del grupo con placebo experimentaron un rápido rebote virológico en una mediana de 21 días. Nueve de los 11 animales tratados con únicamente PGT121 y 10 de los 11 con solo GS-9620 también experimentaron un rápido rebote virológico.

Seis de los once macacos tratados con los dos fármacos experimentales experimentaron rebote virológico, en este caso tras una mediana de 112 días. El 45% de los monos de este grupo continuaron con carga viral indetectable hasta, al menos, 168 días después de finalizar el tratamiento antirretroviral.

Incluso tras el rebote virológico, los monos que recibieron las dos terapias experimentales presentaron cargas virales inferiores a las de antes de realizar dicha terapia y sus niveles de ADN viral en los nódulos linfáticos habían disminuido. Ello indicaría un aumento del control del virus por parte del sistema inmunitario y una reducción de los reservorios.

Los resultados del presente estudio son prometedores, aunque el paso de investigar en animales a humanos siempre es muy difícil, ya que muchas estrategias terapéuticas que funcionan en monos no lo hacen en humanos. Las terapias encaminadas a investigar la cura funcional no son una excepción y cabrá estar atentos a nuevos estudios que intenten el paso a humanos de PGT121 y GS-9620 para validar los resultados del presente estudio.

En esta línea, Gilead Sciences ha anunciado el inicio de ensayos clínicos con humanos tanto de GS-9620 (en un estudio de fase Ib) como de un derivado de PGT121 conocido como GS-9722 (en un estudio de fase I).

Fuente: Aidsmap / Elaboración propia (gTt).
Referencia: Borducchi E et al (Barouch D presenting). PGT121 combined with GS-9620 delays viral rebound in SHIV-infected rhesus monkeys. 25th Conference on Retroviruses and Opportunistic Infections (CROI 2018), Boston, abstract 73LB, 2018.

gTt en tu email

Mantente al día sobre los temas que más te interesan

Suscríbete a los boletines

Encuesta





¿Se puede tratar la lipodistrofia en la cara? ¿Lo cubre la Seguridad Social?

© gTt - Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH

Contacto | Mapa del sitio | Política de privacidad | Licencia CreativeCommons | Accesibilidad

NO pulse este enlace o será baneado de este sitio - Do NOT follow this link or you will be banned from this site!
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web y mejorar su experiencia de usuario. Permaneciendo o navegando por esta web acepta la instalación de dichas cookies.
Más información | Cerrar
30