gTt-VIH

  1. La noticia del día

Se inicia un ensayo clínico con una terapia CAR-T para eliminar los reservorios del VIH en el organismo

Esta estrategia, que modifica linfocitos del propio paciente, ya se utiliza exitosamente frente a cánceres sanguíneos

La entidad sin ánimo de lucro Caring Cross ha anunciado la inclusión del primer participante en un ensayo clínico con la novedosa terapia CAR-T (acrónimo en inglés de receptor de antígeno quimérico de células T), que tiene como objetivo alcanzar la cura funcional o la remisión a largo plazo del VIH sin tratamiento antirretroviral.

La terapia CAR-T –inicialmente desarrollada para que los linfocitos T reconozcan células cancerosas– es una terapia antitumoral consistente en el desarrollo de un receptor artificial de células T capaz de reconocer unos determinados antígenos que posteriormente se introduce en células T de la persona a tratar para que estos los reconozcan y ataquen a células cancerosas. En la actualidad se encuentran comercializadas 6 terapias CAR-T contra cánceres sanguíneos.

Para el estudio que nos ocupa, se ha rediseñado el receptor artificial para que reconozca antígenos del VIH presentes en la membrana de células infectadas y, por tanto, permita un control del VIH por parte del sistema inmunitario a través de la eliminación progresiva de los reservorios. Concretamente, la presente terapia se conoce bajo el nombre de duoCAR-T.

El presente estudio, de fase I/II, tiene como objetivo principal constatar la seguridad del tratamiento, aunque también puede permitir tener unas primeras pinceladas sobre su potencial eficacia frente al VIH y su dosis más adecuada.

El procedimiento para administrar la terapia CAR-T precisa de la toma de una muestra de los linfocitos CD4+ y CD8+ del participante, que posteriormente se modificará en el laboratorio. Dicha modificación se realiza con un vector retroviral inactivado que inserta receptores sintéticos en las células extraídas del participante antes de su posterior reinfusión. La terapia duoCAR-T inserta receptores que reconocen la expresión de proteínas virales.

En estudios previos ya se observó la eficacia de duoCAR-T en cultivos celulares y en ratones modificados genéticamente para que tuvieran un sistema inmunitario similar al humano.

Esta investigación –conocida con el código NCT04648046– es el primer ensayo clínico de duoCAR-T en humanos y se centrará en aspectos de seguridad, tolerabilidad y optimización de dosis. Además, tratará de establecer si es necesaria una sesión de quimioterapia previa a la administración de la terapia –una estrategia utilizada cuando CAR-T se usa para tratar el cáncer pero que no está claro que sea imprescindible para el tratamiento del VIH–.

El primer participante ya fue tratado a mediados de agosto y, hasta ahora, no ha sufrido efectos adversos.

El ensayo clínico cuenta con la participación de adultos con el VIH en tratamiento antirretroviral ininterrumpido durante, al menos, el último año; con carga viral indetectable durante dicho periodo; con niveles de CD4 superiores a 500 células/mm3 y con recuento de CD4 nadir superior a 300 células/mm3. Las personas con hepatitis virales, enfermedad hepática crónica, tuberculosis, enfermedad cardiovascular mal controlada, aquellas en tratamiento con determinados antirretrovirales y aquellas con determinados cánceres son excluidas del estudio.

Los participantes serán incluidos en tres cohortes sucesivas: el primer grupo recibirá una única infusión venosa de duoCAR-T a dosis baja sin quimioterapia previa, el segundo recibirá quimioterapia no ablativa con ciclofosfamida antes de una única infusión venosa de duoCAR-T a dosis baja y el tercero quimioterapia estándar seguida por una única infusión venosa de duoCAR-T a dosis alta. Tras recibir el tratamiento experimental, todos los participantes dejarán el tratamiento antirretroviral en una interrupción analítica debidamente monitorizada.

Si el presente ensayo arroja buenos resultados aún habrá un largo camino por recorrer, ya que las terapias de base inmunitaria –hasta ahora solo utilizadas en el tratamiento del cáncer– pueden presentar algunos efectos secundarios graves que será necesario descartar en la presente terapia para que tenga una potencial utilidad a gran escala. Cabe destacar que, al contrario de lo que sucede con algunos cánceres, las personas con el VIH mantienen su estado de salud con el tratamiento antirretroviral, por lo que cualquier terapia nueva debe presentar excelentes niveles de seguridad para tener un lugar entre las opciones terapéuticas disponibles. Otro aspecto importante será el precio, ya que las terapias CAR-T en cáncer cuestan más de 300.000€ por inyección, algo inasumible si se pretende tratar a un número significativo de personas.

Fuente: POZ / Elaboración propia (gTt-VIH).
Referencia: Comunicado de prensa de Caring Cross 11/10/2022.

gTt en tu email

Mantente al día sobre los temas que más te interesan

Suscríbete a los boletines

Encuesta





Ver también...

Otros artículos y noticias recientes sobre Curación del VIH

¿Se puede tratar la lipodistrofia en la cara? ¿Lo cubre la Seguridad Social?

© gTt - Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH

Contacto | Mapa del sitio | Aviso legal | Política de privacidad | Política de cookies | Licencia CreativeCommons | Accesibilidad

NO pulse este enlace o será baneado de este sitio - Do NOT follow this link or you will be banned from this site!