gTt-VIH

  1. La noticia del día

Nuevos hallazgos cuestionan la eficacia de la PrEP frente al VIH en la prevención de la COVID-19

Un estudio español llevado a cabo en el Centro Sanitario Sandoval de Madrid ha hallado que tomar la profilaxis preexposición frente al VIH no reduciría el riesgo de adquirir el SARS-CoV-2 ni se asociaría a una progresión menos grave de la COVID-19

Un estudio realizado en el Centro Sanitario Sandoval de Madrid (España) ha concluido que tomar profilaxis preexposición (PrEP, en sus siglas en inglés) frente al VIH –ya sea la formada por tenofovir disoproxilo fumarato (TDF)/emtricitabina (especialidad farmacéutica genérica [EFG], Truvada®) o aquella constituida por tenofovir alafenamida (TAF)/emtricitabina (Descovy®)– no reduciría el riesgo de adquirir el SARS-CoV-2 –virus causante de la COVID-19 (acrónimo en inglés de enfermedad por coronavirus 2019)– ni de presentar, en el caso de adquirirlo, manifestaciones clínicas distintas a las observadas en aquellas personas que no toman PrEP. Los resultados de este estudios han sido publicados en la revista Open Forum Infectious Diseases.

A inicios de la presente pandemia de la COVID-19, ante la evidente falta de fármacos efectivos para tratar la infección por el SARS-CoV-2, los científicos se lanzaron a intentar hallar antivirales originalmente diseñados para tratar otras infecciones que presentaran cierta eficacia frente al nuevo coronavirus.

Algunos de ellos se centraron en la combinación antirretroviral TDF/emtricitabina. Diversos datos preclínicos y observaciones clínicas en personas que tomaban TDF/emtricitabina para tratar la infección por el VIH y adquirieron el SARS-CoV-2 parecían apuntar a que TDF/emtricitabina afectaría a la capacidad replicativa del SARS-CoV-2 por una vía similar a la que utiliza en el caso del VIH (interrumpiendo la generación de copias del material genético) y podría tener un beneficio adicional por su posible actividad inmunomoduladora (en los casos más graves de COVID-19 se observa un exceso de respuesta inmunitaria del organismo conocida como “tormenta de citoquinas” para la cual algunos inmunomoduladores –fármacos capaces de regular la respuesta inmunitaria– están funcionando bien). Sobre esa base, por ejemplo, se puso en marcha el ensayo clínico español EPICOS que todavía está en curso (véase La Noticia del Día 21/04/2020) y que evalúa TDF/emtricitabina como profilaxis preexposición al SARS-CoV-2 en profesionales sanitarios y del cual aún no se han presentado resultados de eficacia.

En todo caso, pocas evidencias concluyentes apoyan el uso de TDF/emtricitabina en el tratamiento o la prevención de la COVID-19. Para arrojar un poco más de luz a este asunto, los autores del presente estudio decidieron comparar la seroprevalencia de anticuerpos frente al SARS-CoV-2 y las manifestaciones clínicas de la COVID-19 de un grupo de usuarios que estaban tomando PrEP para prevenir el VIH con los de un grupo control que no utilizaba dicha estrategia preventiva.

Los participantes eran hombres gais, bisexuales y otros hombres que practican sexo con hombres (GBHSH) o mujeres trans. Todos ellos eran usuarios del Centro Sanitario Sandoval, una histórica clínica de salud sexual que, desde finales del año pasado, se ha convertido en el único dispositivo en Madrid que proporciona la PrEP a través del servicio sanitario público. El estudio se llevó a cabo entre el 11 de mayo y el 27 de junio del presente año.

Los participantes fueron estratificados en tres grupos: no usuarios de PrEP (n= 250), usuarios de PrEP basada en TDF/emtricitabina (n= 409) y usuarios de PrEP basada en TAF/emtricitabina (n= 91). En su participación en el estudio, los participantes cumplimentaron cuestionarios estructurados (para registrar manifestaciones clínicas de la COVID-19) y realizaron pruebas de detección de anticuerpos IgG frente al SARS-CoV-2.

La seroprevalencia de IgG frente al SARS-CoV-2 fue del 9,2% entre los participantes que no tomaban PrEP (intervalo de confianza del 95% [IC95%]: 5,9-13,5) y del 15,0% entre quienes tomaban cualquiera de las dos estrategias de PrEP incluidas (IC95%: 12,0-18,4). La diferencia fue estadísticamente significativa (p= 0,026.

Las personas que tomaban TAF/emtricitabina presentaron una prevalencia del 16,5% (IC95%: 9,5-25,7), mientras que en aquellas con TDF/emtricitabina fue del 14,7% (IC95%: 11,4-18,5). La diferencia de la seroprevalencia de IgG frente al SARS-CoV-2 entre ambos grupos de PrEP no fue estadísticamente significativa (p= 0,661).

Dentro del grupo de personas que obtuvieron un resultado positivo a la prueba serológica del SARS-CoV-2, el 57,4% de quienes tomaban PrEP experimentaron síntomas de la infección en comparación con un 78,3% de las personas que no tomaban PrEP, aunque la diferencia no se mostró estadísticamente significativa (p= 0,07). Al comparar los dos tipos de PrEP tampoco se observaron diferencias significativas respecto a la aparición de síntomas de la COVID-19.

Al comparar la duración de los síntomas de COVID-19 entre quienes los experimentaron, esta fue de 11,5 días en el grupo que no tomaba PrEP; de 9,0 días en el grupo que tomaba PrEP (cualquiera de las dos estrategias); de 7,0 días entre quienes tomaban PrEP basada en TDF/emtricitabina y de 13,0 días entre quienes tomaban PrEP basada en TAF/emtricitabina. Ninguna de las diferencias en la duración de los síntomas alcanzó niveles estadísticamente significativos.

El presente estudio parece apuntar dos aspectos importantes en relación con la PrEP: su toma no parece evitar la infección por el SARS-CoV-2 y, en el caso de adquirir dicho virus, su uso no afectaría significativamente a la aparición de síntomas de COVID-19 ni a la duración de los mismos. Aunque se trata de un estudio observacional con muestra de conveniencia y los resultados deben interpretarse con precaución, parecen ser suficientemente consistentes como para ser tenidos en cuenta.

Respecto a la significativamente mayor seroprevalencia de IgG frente al SARS-CoV-2 entre los usuarios de PrEP, sería importante investigar en futuros estudios a qué podría deberse. Entre las posibles causas podrían encontrarse una falsa sensación de inmunidad frente al SARS-CoV-2 por estar tomando PrEP, una mayor exposición al SARS-CoV-2 (que podría ser también una mayor exposición a otras infecciones tales como el VIH, causa de la prescripción de PrEP) o –de forma más improbable- un efecto farmacológico de la PrEP que pudiera favorecer la adquisición del SARS-CoV-2.

Sobre la base de los resultados del presente estudio y a la espera de la publicación de los hallazgos de ensayos clínicos de mayor tamaño que están evaluando TDF/emtricitabina como PrEP frente al SARS-CoV-2 (como el estudio español EPICOS), los investigadores alientan a todas las personas usuarias de PrEP a mantener las mismas medidas preventivas que se recomiendan a la población general.

Fuente: Elaboración propia (gTt-VIH).
Referencia: Oskar Ayerdi, Teresa Puerta, Petunia Clavo, Mar Vera, Juan Ballesteros, Manuel Enrique Fuentes, Vicente Estrada, Carmen Rodríguez, Jorge Del Romero, Sandoval Study Group, Preventive efficacy of tenofovir/emtricitabine against SARS-CoV-2 among PREP users, Open Forum Infectious Diseases, , ofaa455, https://doi.org/10.1093/ofid/ofaa455

gTt en tu email

Mantente al día sobre los temas que más te interesan

Suscríbete a los boletines

Encuesta





Servicio de Consultas sobre Hepatitis Virales

© gTt - Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH

Contacto | Mapa del sitio | Aviso legal | Política de privacidad | Política de cookies | Licencia CreativeCommons | Accesibilidad

NO pulse este enlace o será baneado de este sitio - Do NOT follow this link or you will be banned from this site!