gTt-VIH

  1. La noticia del día

Un nuevo estudio descarta el papel de los fármacos frente al VIH en el desarrollo de insuficiencia renal crónica

Aunque otros estudios sí que han hallado una relación, en el presente estudio solo se detectan dos factores de riesgo en personas con el VIH: una mayor edad y una peor función renal basal

Un estudio australiano publicado en AIDS ha concluido que tener una mayor edad y una peor función renal basal serían los únicos factores de riesgo en adultos con el VIH para el desarrollo de insuficiencia renal crónica. Ningún antirretroviral se relacionó con una disminución de la tasa de filtración glomerular (TFG) hasta niveles inferiores a 60 mL/min.

En la literatura médica existe una asociación bien establecida entre tener el VIH y contar con un mayor riesgo de padecer insuficiencia renal crónica. Entre las causas subyacentes frecuentemente identificadas en los estudios se encuentran daños asociados al propio virus, una mayor prevalencia de factores de riesgo ya conocidos (diabetes, hipertensión) en personas con el VIH y los efectos secundarios de algunos antirretrovirales tales como tenofovir-TDF (especialidad farmacéutica genérica [EFG], Viread®, en Truvada® y en diversas coformulaciones).

Para ahondar en los conocimientos relativos a los factores de riesgo de padecer insuficiencia renal crónica en personas con el VIH, los investigadores diseñaron un estudio retrospectivo que contó con 748 adultos con el VIH que habían sido atendidos entre los años 2009 y 2016. Todos ellos tenían función renal basal normal (TFG superior a 60 mL/min). El estudio pretendía identificar factores de riesgo y si dos herramientas de evaluación del riesgo (D:A:D corto y Scherzer) eran capaces de predecir de forma precisa el desarrollo de insuficiencia renal crónica. En el estudio se definió insuficiencia renal crónica como una TFG inferior a 60 mL/min en dos analíticas consecutivas.

Los participantes eran mayoritariamente de sexo masculino (el 91%) y tenían una mediana de la edad de 46 años. El 26% de los participantes en quienes se había evaluado la hipertensión (dos tercios del total) eran hipertensos. Los niveles de glucosa promedio eran normales, aunque el 5% de los participantes eran diabéticos. El 93% de los participantes tomaban terapia antirretroviral. La mediana del recuento de CD4 era de 483 células/mm3 y dos tercios se encontraban en estado de supresión virológica.

La TFG basal era de 106 mL/min y disminuyó una mediana de 0,53 mL/min por año. Solo un tercio de los participantes realizó análisis de orina. El 7% de ellos tenía proteinuria.

En una mediana de 4,7 años de seguimiento, el 5% de los participantes desarrollaron insuficiencia renal crónica. Estas personas presentaban una TFG basal inferior a la de quienes no la desarrollaron (75 mL/min y 107 mL/min, respectivamente) y tenían una mayor edad (mediana de 55 y 46 años, respectivamente).

En el análisis univariable se identificaron diversos factores de riesgo de desarrollar insuficiencia renal crónica: tener una mayor edad, diabetes, proteinuria, altos niveles de creatinina basal, una baja TFG basal, un mayor tiempo tras el diagnóstico del VIH y un menor recuento de CD4 nadir.

De todos estos factores, en el análisis multivariable solo se mantuvieron significativos tener una mayor edad (cociente de probabilidades [CP]: 3,03; intervalo de confianza del 95% [IC95%]: 1,20-7,65; p= 0,02) y una menor TFG basal (CP: 10,39; IC95%: 4,73-22,83; p <0,001).

Ni el uso actual ni el acumulativo de tenofovir-TDF se relacionó con el desarrollo de insuficiencia renal crónica.

Las dos herramientas de predicción de desarrollo de insuficiencia renal crónica funcionaron adecuadamente, especialmente el test D:A:D corto, que tiene en cuenta edad, sexo, uso de drogas inyectables, coinfección por hepatitis C, TFG y recuento de CD4 nadir.

Los resultados del presente estudio permiten identificar un par de factores de predicción de insuficiencia renal crónica en personas con el VIH que son ya viejos conocidos: la edad y la tasa de filtración glomerular basal. Por ello, no aporta demasiado en este punto. Lo realmente sorprendente del estudio es que no halla relación entre el tratamiento antirretroviral o diversos parámetros de seguimiento del VIH (carga viral, niveles de CD4) y el riesgo de desarrollar insuficiencia renal crónica. Quizás se trate de una falta de sensibilidad del estudio (retrospectivo, solo realizado en un centro), pues entra en contradicción con estudios que sí detectaron dichas relaciones (véase La Noticia del Día 27/07/2018).

Fuente: Aidsmap / Elaboración propia (gTt-VIH).
Referencia: Woolnough EL et al. Predictors of chronic kidney disease and utility of risk prediction scores in HIV-positive individuals. AIDS, 32: 1829-35, 2018.

gTt en tu email

Mantente al día sobre los temas que más te interesan

Suscríbete a los boletines

Encuesta





VIH, embarazo y salud materna. Guía básica para mujeres que viven con VIH

© gTt - Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH

Contacto | Mapa del sitio | Política de privacidad | Licencia CreativeCommons | Accesibilidad

NO pulse este enlace o será baneado de este sitio - Do NOT follow this link or you will be banned from this site!
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web y mejorar su experiencia de usuario. Permaneciendo o navegando por esta web acepta la instalación de dichas cookies.
Más información | Cerrar
30