gTt-VIH

  1. La noticia del día

El mensaje I=I permite contemplar la lactancia materna como una opción en la alimentación de bebés de mujeres con el VIH

Una declaración de consenso realizada por médicos y activistas del VIH de EE UU y Canadá aboga por promover el derecho a la autonomía personal de las madres con el VIH y su derecho fundamental a tomar decisiones informadas sobre el cuidado de sus hijos

Un grupo multidisciplinario compuesto por 23 médicos y activistas del VIH de EEUU y Canadá han realizado una Declaración de Consenso que aboga por que los profesionales de la salud impliquen a las mujeres con el VIH en la toma de decisiones compartida sobre la alimentación de sus bebés con el objetivo de obtener los mejores resultados en la salud de los bebés y promover los derechos humanos de las madres. Esta recomendación viene avalada por las guías clínicas sobre alimentación infantil en ambos países y por la evidencia de que el tratamiento antirretroviral en persona con supresión viral previene la transmisión del VIH, evidencia sobre la que se sustenta el mensaje internacional I=I (indetectable es igual a Intransmisible).

Actualmente, para la población general, la lactancia materna es la opción más saludable cuando hablamos de alimentación infantil. Esta opción, sin embargo, resulta más difícil para las madres con el VIH. En el año 2016, la Organización Mundial de la Salud (OMS) lanzó la recomendación de que las mujeres con el VIH podrían utilizar la lactancia materna como opción de alimentación para sus bebés de la misma forma que lo hacen las mujeres sin el VIH. Las directrices de la OMS están dirigidas principalmente a aquellos países con altas tasas de prevalencia del VIH y de recursos limitados, en los que la falta de acceso al agua potable es frecuente y hace necesario que se sopese el riesgo de transmisión del VIH a través de la leche materna ante los riesgos de malnutrición infantil, infecciones y mortalidad que supone la alimentación con leche de fórmula en esos contextos. Esta recomendación ha permitido que la lactancia materna se convierta en el estándar de alimentación infantil en entornos de recursos bajos o limitados, donde se ha mostrado que dicha opción promueve la supervivencia general y el bienestar de los bebés expuestos al VIH con un riesgo extremadamente bajo de transmisión cuando la madre tiene la carga viral indetectable. Sin embargo, los países que no tienen que sopesar el riesgo de transmisión del VIH frente a riesgos de malnutrición infantil, otras infecciones y/o mortalidad, como ocurren en EEUU, Canadá o aquellos pertenecientes al continente europeo, continúan recomendando la leche de fórmula a las madres con el VIH para la alimentación de sus bebés, tanto si la carga viral está suprimida como si no (véase La Noticia del Día 11/12/2018).

Esta nueva recomendación supone cambios en la práctica clínica que comienzan a vislumbrarse en las actualizaciones de las guías sobre embarazo y resultados perinatales del Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE UU. Hasta ahora, solo Suiza había emitido algunas sugerencias sobre cómo controlar la carga viral en las mujeres con el VIH que optan por la lactancia materna en la alimentación de sus bebés. Sin embargo, ambas directrices continúan desaconsejando la lactancia materna.

La eliminación de cualquier riesgo de transmisión del VIH es, por lo general, el único factor que se tiene en cuenta a la hora de proporcionar consejo asistido sobre la alimentación del bebé a las mujeres con el VIH ignorando los desafíos que puede suponer dicha elección (el uso de leche formula) en relación con los determinantes sociales de la salud y los valores familiares, culturales y económicos, así como los posibles beneficios y ventajas de la lactancia materna. La insistencia en una opción de alimentación de "riesgo cero de transmisión" con respecto a la lactancia materna también socava el derecho a la autonomía personal los padres con el VIH y su derecho fundamental a tomar decisiones informadas sobre el cuidado de sus hijos sin ser juzgados y sin intromisiones por parte de los médicos o del gobierno.

Tanto los 23 expertos que firman la declaración, entre las que se incluyen distintas personalidades pertenecientes al mundo académico, médicos, enfermeras, expertos en salud pública y activistas del VIH, enfatizan la necesidad de que las madres con el VIH tengan acceso a la información, el apoyo y las herramientas necesarias para tomar decisiones informadas sobre la alimentación infantil

Además de sostener que los médicos deben proporcionar toda la información a los padres con el VIH sobre los riesgos y beneficios de la lactancia materna, la declaración de consenso recomienda también:

  • Reconocer, dar cuenta y promover un cambio de las condiciones interseccionales que impactan de forma específica a las mujeres con el VIH, particularmente en lo que se refiere a sus decisiones de alimentación infantil.
  • Comprender y respetar el derecho fundamental de las mujeres con el VIH a tomar decisiones informadas y sin coacción sobre su salud sexual y reproductiva, anticoncepción, embarazo y atención médica, y sobre el cuidado de sus hijos.
  • Desarrollar programas de formación dirigidos a los médicos que les ayuden a conocer las complejas realidades a las que tienen que hacer frente las madres con el VIH a la hora de tomar decisiones sobre la alimentación infantil y sus derechos a tomar decisiones informadas respecto a la atención y el tratamiento de sus hijos.
  • Crear recursos para madres y promover programas de apoyo entre iguales que proporcionen a las madres con el VIH una educación integral y apoyo en torno a la alimentación infantil.
  • Participar en la reforma de políticas para garantizar que las guías clínicas reflejan el derecho de las mujeres a alimentar a sus hijos y las mejores prácticas; y abordar la criminalización de las mujeres con el VIH, incluidas las que eligen la lactancia materna.
  • Avanzar en la investigación para comprender los datos existentes sobre el VIH y la alimentación infantil e identificar y abordar las lagunas de conocimiento restantes.

Con esta declaración, médicos y activistas esperan un respaldo generalizado que impulse una mejora en la atención de las mujeres con el VIH y repercuta directamente en sus decisiones y su calidad de vida. Además, invitan a cualquier persona y organización a firmar esta Declaración de Consenso a la que se puede acceder a través del siguiente enlace.

Fuente: POZ / Elaboración propia (gTt-VIH)
Referencias: Expert Consensus Statement on Breastfeeding and HIV in the United States and Canada. Disponible en The Well Project: https://www.thewellproject.org/hiv-information/expert-consensus-statement-breastfeeding-and-hiv-united-states-and-canada

gTt en tu email

Mantente al día sobre los temas que más te interesan

Suscríbete a los boletines

Encuesta





Contactos para personas con VIH

© gTt - Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH

Contacto | Mapa del sitio | Aviso legal | Política de privacidad | Política de cookies | Licencia CreativeCommons | Accesibilidad

NO pulse este enlace o será baneado de este sitio - Do NOT follow this link or you will be banned from this site!