gTt-VIH

  1. La noticia del día

El inicio inmediato de la terapia antirretroviral tras el diagnóstico reduciría notablemente la mortalidad a corto plazo

La edad, el sexo, el nivel educativo y la vía de transmisión también fueron factores que condicionaron la mortalidad

Un estudio llevado a cabo en China, publicado en Clinical Infectious Diseases, ha concluido que las personas con niveles altos de CD4 en el momento del diagnóstico reducirían su riesgo de mortalidad a 12 meses en dos tercios si iniciaran el tratamiento antirretroviral de forma inmediata.

Desde el año 2015, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha recomendado que todas las personas con el VIH iniciaran el tratamiento antirretroviral, independientemente de sus niveles de CD4 (véase La Noticia del Día 02/10/2015). Ello se debe a que diversos estudios han mostrado que los beneficios del tratamiento respecto a la reducción de la morbilidad y la de la mortalidad tienen lugar en todas las personas con el VIH, sea cual sea su estado de salud. Además, cabe tener en cuenta que el tratamiento antirretroviral también juega un papel esencial en la prevención de la transmisión del virus, por lo que el beneficio es doble –individual y poblacional–.

El presente estudio, de tipo retrospectivo, incluyó a 35.500 personas que habían sido diagnosticadas de VIH de forma reciente entre 2012 y 2014 en China. Todas ellas tenían recuentos de CD4 superiores a 500 células/mm3.

Los participantes fueron divididos en tres grupos: inicio del tratamiento dentro de los primeros 30 días posteriores al diagnóstico, inicio posterior a los 30 días del diagnóstico pero anterior a un año después del diagnóstico y sin inicio de tratamiento dentro del primer año tras el diagnóstico.

Las personas incluidas en el estudio tenían una mediana de edad de 32 años, el 75% eran hombres, el 64% tenía estudios primarios o inferiores y el 60% había adquirido el virus a través de relaciones heterosexuales. La mediana del recuento de CD4 al inicio era de 616 células/mm3.

El 5% de los participantes inició el tratamiento dentro del primer mes y el 16%, entre un mes y un año después de ser diagnosticados.

Un total de 790 personas (el 2% de los participantes) fallecieron durante el primer año tras el diagnóstico, lo que supone una tasa de mortalidad de 2,31 muertes por cada 100 persona-años de seguimiento.

Diecinueve de los fallecimientos se dieron en el grupo con inicio inmediato (tasa de mortalidad [TM]: 1,04 muertes por cada 100 persona-años de seguimiento), un total de 58 en el grupo con inicio del tratamiento diferido (TM: 2,25 muertes por cada 100 persona-años de seguimiento) y 713 tuvieron lugar en el grupo que no inició el tratamiento antirretroviral (TM: 2,39 muertes por cada 100 persona-años de seguimiento).

Tres cuartas partes de los fallecimientos se debieron a eventos no definitorios de sida. La causa más frecuente fue enfermedad cardiovascular (implicada en el 37% de los fallecimientos).

Al cabo de un año de ser diagnosticadas, aquellas personas que habían iniciado el tratamiento antirretroviral dentro de los primeros 30 días tras el diagnóstico presentaron una probabilidad de fallecer un 63% inferior a la de aquellas personas que permanecieron sin tratar durante dichos 12 meses (cociente de riesgos instantáneos ajustado [aHR, en sus siglas en inglés]: 0,37; p <0,001). El inicio del tratamiento posterior a los 30 días del diagnóstico también redujo la mortalidad a un año respecto a quienes no recibieron tratamiento, pero solo en un 26% (aHR: 0,74, p= 0,04).

Otros factores que se relacionaron con un mayor riesgo de fallecer fueron ser mayor de 50 años (aHR: 2,03; p <0,001), ser hombre (aHR: 1,90; p <0,001), tener estudios primarios o inferiores (aHR: 1,85; p <0,001), haberse infectado a través de relaciones heterosexuales (aHR: 4,16; p <0,001) o haberse infectado a través del uso de drogas intravenosas (aHR: 5,07; p <0,001).

Los resultados del presente estudio ponen de manifiesto el impacto beneficioso del tratamiento antirretroviral sobre la salud de las personas con el VIH ya desde los primeros momentos de la infección. Lo hacen, además, a través de un marcador tan importante como es la mortalidad. En un segundo término –aunque no por ello carentes de importancia– quedan otros factores de riesgo identificados en el estudio tales como el sexo, la edad, el nivel de estudios y la vía de transmisión del virus. Todo ello debería ser tenido en cuenta en los centros sanitarios de cara a favorecer el inicio de la terapia antirretroviral tan pronto como sea posible siempre y cuando se respeten, por supuesto, las particularidades de cada caso y la predisposición de las personas a iniciarlo, ya que una persona puede, por diversas circunstancias, no sentirse preparada para un inicio inmediato del tratamiento tras el diagnóstico.

Fuente: Aidsmap / Elaboración propia (gTt-VIH).
Referencia: Zhao Y et al. Immediate antiretroviral therapy decreases mortality among patients with high CD4 counts in China: a nationwide, retrospective cohort study. Clin Infect Dis, online edition, 2017.

gTt en tu email

Mantente al día sobre los temas que más te interesan

Suscríbete a los boletines

Encuesta





Historias personales, testimonios de personas con VIH

© gTt - Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH

Contacto | Mapa del sitio | Política de privacidad | Licencia CreativeCommons | Accesibilidad

NO pulse este enlace o será baneado de este sitio - Do NOT follow this link or you will be banned from this site!
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web y mejorar su experiencia de usuario. Permaneciendo o navegando por esta web acepta la instalación de dichas cookies.
Más información | Cerrar
30