gTt-VIH

  1. La noticia del día

El deterioro neurocognitivo asociado al VIH estaría sobrediagnosticado

Tener patologías psiquiátricas, usar drogas o tener problemas de sueño serían factores con un impacto equiparable al del VIH sobre la incidencia de deterioro neurocognitivo en personas con el VIH

Un equipo de investigadores británicos ha concluido que el deterioro neurocognitivo en personas con el VIH sería de origen multifactorial y estaría sobrediagnosticado, tal y como ya se había concluido años atrás en un estudio llevado a cabo con hombres gais, bisexuales y otros hombres que tienen sexo con hombres (HSH) británicos (véase La Noticia del Día 15/07/2014 ). Los resultados de su estudio han sido publicados en Brain Sciences. Su análisis de quienes acudieron a una clínica especializada en problemas de memoria asociados al VIH concluyó que solo el 31% de estas personas cumplía los criterios diagnósticos de HAND (siglas en inglés de Desorden Neurocognitivo Asociado al VIH) y que hasta un 27% presentaban deterioro cognitivo como consecuencia de problemas de salud mental, uso de drogas o problemas de sueño.

Los casos de demencia asociada al VIH son, hoy en día, muy poco frecuentes, pero diversos estudios han apuntado hacia una importante prevalencia de un deterioro neurocognitivo menos grave, el HAND, en personas con el VIH mayores de 50 años (véase La Noticia del Día 16/07/2013 ), aunque más recientemente ya se apuntó su posible origen multifactorial (véase La Noticia del Día 30/06/2017 ).

Actualmente, el diagnóstico del HAND se realiza por medio de los criterios de Frascati –basados en parámetros neuropsicológicos–. Algunos investigadores han apuntado que dichos criterios no tienen en cuenta las particularidades y el complejo mecanismo patogénico del deterioro neurocognitivo en personas con el VIH, lo cual podría conllevar un sobrediagnóstico de HAND.

Para definir mejor esta situación, los autores del presente estudio analizaron los registros clínicos de 52 personas atendidas en la Clínica Orange de Brighton (Reino Unido), una clínica especializada en la detección, manejo y apoyo del deterioro cognitivo en personas con el VIH.

Dicha clínica cuenta con un equipo multidisciplinar formado por un médico especialista en el VIH, un psiquiatra especializado en demencias, un neuropsicólogo, un psicólogo clínico y una enfermera. La clínica realiza pruebas neurológicas y de neuroimagen.

En la clínica, los pacientes realizan numerosos tests neuropsicológicos (cociente intelectual, memoria, procesamiento del lenguaje, procesamiento visuoespacial y funcionalidad ejecutiva) y participan en estudios detallados de su salud mental. Entre las posibles intervenciones médicas para paliar el deterioro cognitivo o sus síntomas se incluyen cambios en el tratamiento antirretroviral, manejo individualizado y multidisciplinar de cada caso y, si es necesario, derivación a otros servicios médicos especializados. En el proceso diagnóstico de HAND se tiene en cuenta, además de los resultados en los tests, la posible concurrencia de otros factores de impacto conocido sobre el deterioro neurocognitivo tales como salud mental, problemas de sueño, cambios en el estado de ánimo o uso de drogas .

Entre junio de 2016 y mayo de 2018 un total de 52 personas fueron atendidas en la clínica e incluidas en el presente estudio. La mediana de la edad era de 55 años, el 79% eran hombres, el 83% eran de etnia blanca y la mediana del tiempo tras el diagnóstico del VIH era de 17 años. Los niveles de CD4 promedio eran de 690 células/mm3. Solo un participante no tomaba terapia antirretroviral y cuatro de las personas incluidas tenían carga viral detectable. Un tercio de los participantes manifestaron usar drogas recreativas. En promedio, los participantes tomaban cinco fármacos aparte de los del VIH y el 46% tomaban antidepresivos.

Según los criterios Frascati, el 81% de los participantes tenía desorden neurocognitivo asociado al VIH. Sin embargo, según los criterios de mayor precisión utilizados por los investigadores dicho porcentaje se redujo hasta el 31% .

En el 4% de los participantes se diagnosticó demencia (en un caso era Alzheimer y en el otro la causa no se determinó). En el 27% de los participantes el deterioro neurocognitivo se consideró secundario a patologías psiquiátricas tales como depresión, ansiedad, problemas de sueño o uso de alcohol y/o drogas recreativas . En el 14% de los participantes, el deterioro neurocognitivo se asoció a enfermedad cerebrovascular o lesión cerebral. En el 21% de los participantes no se halló deterioro neurocognitivo.

Dos tercios de los participantes obtuvieron resultados anómalos en las pruebas de imagen por resonancia magnética (IRM).

Los niveles de los tests de inteligencia fueron similares a los de la población general . Los niveles de estrés, ansiedad y depresión fueron superiores a los observados en la población general . Las puntuaciones en las pruebas de memoria retardada, lenguaje, procesamiento visuoespacial, atención y memoria inmediata fueron inferiores a las establecidas en la población general .

Los autores del estudio apuntan que las pautas de deterioro neurocognitivo cambiaron notablemente tras la llegada de la terapia antirretroviral de gran actividad (TARGA), pasando de una sintomatología muy marcada a una pauta de deterioro más sutil.

Veintinueve de los participantes siguen siendo atendidos en la clínica. Ocho de ellos siguen un plan personalizado de seguimiento y manejo que incluye terapia psicológica, consejos sobre estilo de vida (salud, hábitos, sueño, etc.), un mayor control de factores de riesgo cardiovascular, etc.

El progresivo envejecimiento de la población con el VIH hace imprescindibles servicios especializados en la detección y el manejo de una comorbilidad tan importante como el deterioro neurocognitivo como la Clínica Orange del presente estudio. Esclarecer causas, tratarlas e intentar abordar aquellos factores modificables que están condicionando la función cognitiva es el camino a seguir para minimizar el impacto del deterioro neurocognitivo en personas con el VIH.

Fuente: Aidsmap / Elaboración propia ( gTt-VIH ).
Referencia: Alford K et al. Assessment and management of HIV-associated cognitive impairment: experience from a multidisciplinary memory service for people living with HIV. Brain Sciences, 9, 37, online edition: doi:10.3390/brainsci9020037.

gTt en tu email

Mantente al día sobre los temas que más te interesan

Suscríbete a los boletines

Encuesta





Transmisión sexual del VIH - Guía para entender las pruebas de detección y el riesgo en las prácticas sexuales

© gTt - Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH

Contacto | Mapa del sitio | Política de privacidad | Licencia CreativeCommons | Accesibilidad

NO pulse este enlace o será baneado de este sitio - Do NOT follow this link or you will be banned from this site!
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web y mejorar su experiencia de usuario. Permaneciendo o navegando por esta web acepta la instalación de dichas cookies.
Más información | Cerrar
30