gTt-VIH

  1. La noticia del día

La privación de libertad se asocia con un mayor riesgo de adquirir VIH y VHC en personas usuarias de drogas inyectables

Es muy importante despenalizar el uso de drogas, mejorar las políticas de reducción de daños y el tratamiento de sustitución con opioides en esta población, tanto dentro de los centros penitenciarios como tras salir de ellos

Las personas usuarias de drogas inyectables (UDI) que han salido en libertad de forma reciente de un centro penitenciario tienen un riesgo sustancialmente mayor de contraer una infección por el VIH y/o por el virus de la hepatitis C (VHC), según los resultados de una revisión sistemática y un metaanálisis publicado en The Lancet Infectious Diseases.

A nivel mundial, se considera que las personas UDI que han estado hace poco o en el pasado privadas de libertad se hallan en una situación que aumenta el potencial riesgo de infección por el VIH y/o el VHC. Se calcula que el 58% de personas UDI serán encarceladas. El período inmediatamente posterior a la puesta en libertad supone un momento crítico ya que la población UDI puede encontrarse en situaciones de alto riesgo de transmisión del VIH y del VHC, así como de sobredosis asociadas con opioides, debido a la recaída en el uso de drogas tras la salida de la cárcel. Pese a la existencia de varios estudios, el alcance de la asociación entre el encarcelamiento y la infección por el VIH y/o el VHC entre personas UDI es poco conocido.

En este sentido, un equipo internacional de investigadores llevó a cabo una revisión sistemática y un metaanálisis. En concreto, se identificaron 41 estudios (21 no publicados) que abordaron este tema, realizados entre 2000 y 2017. Los lugares de estudio fueron Australia, Canadá, República Checa, Francia, Grecia, India, Irlanda, México, España, Tailandia, Reino Unido y EE UU. El encarcelamiento reciente se definió como la liberación de la prisión en los últimos tres, seis o 12 meses o desde el último seguimiento. También se analizaron los datos sobre el impacto del encarcelamiento en el pasado (no reciente) en el riesgo de contraer el VIH y el VHC.

Un total de 14 estudios reflejaron el efecto del encarcelamiento reciente sobre el riesgo de adquisición del VIH (véase La Noticia del Día 19-03-18). Los resultados agrupados mostraron que el haber estado privado de libertad de forma reciente se asoció con un aumento del 81% del riesgo de adquirir el VIH (riesgo relativo [RR]= 1,81; intervalo de confianza del 95% [IC95%]: 1,40-2,34, p <0,001). El encarcelamiento reciente continuó estando asociado con un mayor riesgo de VIH después de controlar por posibles factores de confusión (RR= 1.48; IC del 95%, 1.16-1.90, p= 0.002) y también en estudios analizados con riesgo de sesgo de bajo a moderado (RR= 1,65; IC del 95%, 1,26-2,16, p= 0,006).

Otros 12 estudios revelaron el impacto de haber sido encarcelados en el pasado (no reciente) y la adquisición del VIH, mostrando un aumento no significativo del riesgo del 25% (RR= 1,25; IC95%: 0,94-1,65).

El efecto del encarcelamiento reciente o bien pasado sobre el riesgo de adquisición del VIH no difirió según la región geográfica o el nivel de ingresos del país, siendo sin embargo mayor entre los participantes más jóvenes que en los mayores.

Por otra parte, se analizó en 18 estudios el efecto de haber estado recientemente en la cárcel sobre el riesgo de contraer la infección por hepatitis C (VHC). La privación de libertad reciente se asoció con un aumento del 62% en el riesgo de adquirir infección por el VHC (RR= 1,62; IC95%: 1.28-2.05; p <0,001). El hallazgo se mantuvo prácticamente sin cambios después de controlar por factores de confusión (RR= 1,60; IC95%: 1,21-2,11; p <0,009).

Asimismo, se analizó en 22 estudios el impacto de haber estado privado de libertad en el pasado (no reciente) sobre el riesgo de la adquisición de la infección por hepatitis C, reflejándose un aumento significativo del riesgo del 21% (RR= 1,21; IC95%: 1,02-1,43; p= 0.027). Con todo, este hallazgo no fue significativo después de controlar por los factores de confusión; tampoco hubo una asociación significativa en los estudios clasificados con riesgo de sesgo de bajo a moderado.

Al igual que con el VIH, la asociación entre el encarcelamiento y el aumento del riesgo de adquisición de VHC no difirió entre la región geográfica o el nivel de ingresos del país. No obstante, se registró un mayor efecto de dicha asociación en los países con mayores tasas de encarcelamiento.

Este estudio es el primero que sintetiza cuantitativamente la evidencia disponible relativa al efecto del encarcelamiento sobre el riesgo de adquirir el VIH y/o el VHC entre personas UDI. Los hallazgos de este metaanálisis coinciden con los estudios que encuentran que el encarcelamiento está asociado con la recaída en el uso de drogas inyectables y que la persona UDI recientemente puesta en libertad es más vulnerable a volver a consumir drogas intravenosas y tiene un menor acceso a las intervenciones de reducción de daños en comparación con las personas UDI que no se han visto privadas de libertad de forma reciente.

Los autores creen que sus hallazgos tienen varias implicaciones importantes para la salud pública y las políticas internacionales de drogas. La política internacional de drogas actual tiene un enfoque punitivo hacia las personas UDI, que lleva a altas tasas de encarcelamiento. Por ello, es necesario mejorar el servicio de reducción de daños en la prisión, ausente en la mayoría de países y a menudo inadecuado incluso cuando está disponible. Asimismo, se requiere mejorar la vinculación de la persona puesta en libertad recientemente con los servicios de reducción de daños y otros que abordan las numerosas vulnerabilidades sociales, especialmente la falta de vivienda, que se incrementan en las personas UDI cuando dejan de estar en la cárcel.

Los hallazgos del estudio subrayan la necesidad de exigir que se despenalice el uso de drogas y que haya un mayor y mejor acceso a servicios de reducción de daños en las cárceles. Asimismo, se requiere una mejor vinculación de las personas usuarias de drogas intravenosas que han sido puestas en libertad con los servicios de reducción de daños y de tratamiento de sustitución con opioides.

Fuente: Infohep / Elaboración propia (gTt-VIH).
Referencia
: Stone J, et al. Incarceration history risk of HIV and hepatitis C virus acquisition among people who inject drugs: a systematic review and meta-analysis. Lancet Infect Dis, online edition, http://dx.doi.org/10.1016/s1473-3099(18)30469-9

gTt en tu email

Mantente al día sobre los temas que más te interesan

Suscríbete a los boletines

Encuesta





¿Se puede tratar la lipodistrofia en la cara? ¿Lo cubre la Seguridad Social?

© gTt - Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH

Contacto | Mapa del sitio | Política de privacidad | Licencia CreativeCommons | Accesibilidad

NO pulse este enlace o será baneado de este sitio - Do NOT follow this link or you will be banned from this site!
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web y mejorar su experiencia de usuario. Permaneciendo o navegando por esta web acepta la instalación de dichas cookies.
Más información | Cerrar
30