gTt-VIH

  1. La noticia del día

El 66% de las personas con VIH y carga viral detectable en EE UU no reciben atención especializada

La mitad de las personas infectadas con edades comprendidas entre los 18 y los 24 años no habrían sido diagnosticadas

Un estudio llevado a cabo por los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de EE UU (CDC, en sus siglas en inglés) ha concluido que los malos resultados obtenidos por EE UU en el análisis de la “cascada” de tratamiento antirretroviral (véase La Noticia del Día 14/11/2014) responderían a una mala vinculación a los servicios sanitarios tras el diagnóstico de la infección por VIH.

Así, mientras –a partir de datos de 2011- se calcula  que hasta el 86% de las personas con VIH de EE UU conocen su estado serológico, es decir, han sido diagnosticadas, solo el 40% se encuentran en seguimiento médico especializado. De este grupo de personas en seguimiento la práctica totalidad (el 37% del total de estadounidenses con VIH) seguirían tratamiento antirretroviral y un 30% del total de personas infectadas por el virus de la inmunodeficiencia humana en EE UU tendría carga viral indetectable. A la luz de estos porcentajes queda claro que el principal escollo se encuentra en el vínculo entre diagnóstico y seguimiento médico especializado, algo previsible en un país con un sistema sanitario tan fragmentado y –mayoritariamente- privado.

Tras el análisis de estos cálculos, los CDC diseñaron un estudio para averiguar qué sucede con estas 840.000 personas con carga viral detectable de las 1.200.000 infectadas por VIH en EE UU.

En este subgrupo de personas con VIH y carga viral detectable, a la luz de los resultados del presente estudio:

  • El 66% han sido diagnosticadas pero no vinculadas a un seguimiento médico especializado
  • El 20% no saben que tienen VIH
  • El 4% conoce su estado serológico, se encuentra en seguimiento adecuado, pero todavía no le ha sido prescrito tratamiento antirretroviral
  • El 10% toma tratamiento antirretroviral, pero no tiene carga viral indetectable.
  • La prevalencia de la supresión virológica sería mínima entre los más jóvenes (entre 18 y 24 años solo el 13% de las personas estadounidenses con VIH tendría carga viral indetectable) y máxima entre aquellas personas con edades a partir de los 65 años (el 37% de las cuales tendría carga viral indetectable. En este punto, los investigadores añadieron que casi la mitad (49%) de las personas con VIH estadounidenses de edades comprendidas entre los 18 y los 24 años no habrían sido diagnosticadas, hecho que podría atribuir las diferencias observadas a un déficit de diagnóstico en este grupo poblacional.
  • El porcentaje de estadounidenses con VIH y carga viral indetectable se habría mantenido estable entre los años 2009 (26%) y 2011 (30%).

Los resultados del presente estudio ponen de manifiesto diversos puntos débiles del sistema sanitario estadounidense, tanto en términos de salud pública –el alto porcentaje de infectados por VIH jóvenes que desconocen su estado serológico es alarmante- como en lo relativo a las bajísimas tasas de vinculación al sistema sanitario especializado de las personas ya diagnosticadas.

La enorme fragmentación de un sistema sanitario mayoritariamente privado como el estadounidense limita las herramientas que las autoridades sanitarias pueden utilizar para mejorar las tasas de la “cascada” de tratamiento, algo esencial para un adecuado control de la infección por VIH. Mejorar los seguros básicos de salud y los de aquellas personas que no pueden pagar su asistencia sanitaria sería un primer paso para mejorar los resultados de EE   UU y que sus autoridades sanitarias pudieran reducir el número de nuevas infecciones.

Estudios como el presente muestran como para el control de epidemias como la causada por el VIH es necesaria la integración de los servicios sanitarios y, en la medida de lo posible, un trabajo codo con codo entre organizaciones comunitarias, servicios sanitarios y autoridades sanitarias. Esta aproximación es más difícil cuanto más fragmentado esté el sistema sanitario de un país y –especialmente- cuando las personas en exclusión social (que son las más vulnerables al VIH) son las que peor atención sanitaria reciben, que es claramente el caso estadounidense.

Fuente: Comunicado de prensa de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de EE UU 25/11/2014.

Referencia: Bradley H, Hall HI, Wolitski RJ, et al. Vital signs: HIV diagnosis, care, and treatment among persons living with HIV – United States, 2011. MMWR. Novembre 28, 2014. Epub ahead of print.

gTt en tu email

Mantente al día sobre los temas que más te interesan

Suscríbete a los boletines

Encuesta







Ver también...

Otros artículos y noticias recientes sobre Acceso Universal, SIDA en el mundo

Tú, gTt y facebook

© gTt - Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH

Contacto | Mapa del sitio | Política de privacidad | Licencia CreativeCommons | Accesibilidad

NO pulse este enlace o será baneado de este sitio - Do NOT follow this link or you will be banned from this site!
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web y mejorar su experiencia de usuario. Permaneciendo o navegando por esta web acepta la instalación de dichas cookies.
Más información | Cerrar
30