gTt-VIH

  1. La noticia del día

Se detectan casos de daño hepático grave tras el uso de algunos fármacos contra la hepatitis C

Dichos casos serían muy poco frecuentes y se vincularían a perfiles de pacientes muy concretos, que ya presentarían un daño hepático significativo antes del tratamiento

La Agencia de la Alimentación y el Medicamento de EE UU (FDA, en sus siglas en inglés) ha emitido una alerta sobre casos de daño hepático grave en personas que tomaron determinados antivirales de acción directa (DAA, en sus siglas en inglés) para el tratamiento de la infección por el virus de la hepatitis C (VHC). Se trata de casos muy poco frecuentes y que se dan en perfiles de pacientes muy determinados (personas con función hepática alterada antes de iniciar el tratamiento) por lo que en principio no es motivo de alarma. En todo caso, es importante que los hepatólogos tengan en cuenta esta información a la hora de seleccionar el tratamiento de sus pacientes con el VHC.

La infección crónica por el VHC causa inflamación hepática persistente, que acaba produciendo la pérdida de tejido hepático funcional, que es substituido por tejido cicatricial en un proceso llamado fibrosis hepática. A lo largo de los años la fibrosis puede ir evolucionando hacia una cirrosis hepática, que, de descompensarse, precisará de un trasplante hepático. La fibrosis también incrementa el riesgo de padecer cáncer hepático.

Esta evolución de la infección crónica por el VHC se ve frenada cuando entran en juego la DAA, tratamientos muy efectivos capaces de curar la infección en un 95% de los casos tras periodos de tratamiento de 8 o 12 semanas.

A pesar de los buenos resultados de eficacia, la farmacovigilancia una vez los fármacos han sido comercializados es esencial para controlar su seguridad. En este sentido, la FDA ha recibido algunos informes de casos relativos a que el uso de Mavyret® (glecaprevir/pibrentasvir), Zepatier® (elbasvir/grazoprevir) o Vosevi® (sofosbuvir/velpatasvir/voxilaprevir) en personas principalmente con insuficiencia hepática moderada o severa había conllevado un empeoramiento de la función hepática e incluso el fallo hepático. Aunque los casos, respecto al total de personas tratadas con idénticas condiciones, fueron muy poco frecuentes, la gravedad de estos casos ha llevado a la FDA a elaborar su nota de alerta.

Una característica común de los tres medicamentos es que contienen un inhibidor de la proteasa y que no están indicados para su uso en personas con daño hepático de moderado a severo (justamente la mayoría de las personas que han padecido esta problemática se encontraban en este grupo). En la mayoría de los pacientes afectados, los síntomas se resolvieron o mejoraron tras la interrupción del tratamiento.

La mayoría de los casos causantes de la alerta eran pacientes con daño hepático de moderado a severo (estadios B o C según la escala Child-Pugh) o tenían otros problemas hepáticos graves, por lo que según las indicaciones de estos tratamientos no deberían haberlos recibido. Algunos de los casos sí que se dieron en personas con estadio A según la escala Child-Pugh, aunque contaban con otros factores de alarma sobre función hepática alterada tales como bajos niveles de plaquetas o hipertensión portal.

Además, en algunos casos se observaron otros factores de riesgo preexistentes al inicio del tratamiento tales como cáncer hepático, consumo de alcohol o patologías graves que podrían alterar la función hepática.

La FDA manifiesta que seguirá monitorizando estos casos y generará nuevas alertas si sus hallazgos lo hacen necesario.

La presente detección de casos y subsiguiente alerta debería ser muy tenida en cuenta por los hepatólogos , especialmente teniendo en cuenta que en muchos de los casos detectados la prescripción de los medicamentos se realizó sin respetar adecuadamente sus indicaciones de uso . Entre las personas con el VHC en espera de recibir tratamiento no debe desatarse la alarma, ya que sí se hubieran utilizado estos fármacos conforme a sus indicaciones, el impacto de estos fenómenos de toxicidad observados sería extremadamente bajo.

Fuente: Catie / Elaboración propia ( gTt-VIH ).
Referencias: Food and Drug Administration. FDA warns about rare occurrence of serious liver injury with use of hepatitis C medicines Mavyret, Zepatier and Vosevi in some patients with advanced liver disease. Drug Safety Communications. 28 August 2019.

Cholongitas E, Papatheodoridis GV, Vangeli M, et al. Systematic review: The model for end-stage liver disease – should it replace Child-Pugh’s classification for assessing prognosis in cirrhosis? Alimentary Pharmacology & Therapeutics. 2005 Dec;22(11-12):1079-89.

Dienstag JL. Chapter 334. Chronic Hepatitis. In: Jameson J, Fauci AS, Kasper DL, Hauser SL, Longo DL, Loscalzo J. eds. Harrison’s Principles of Internal Medicine, 20e New York, NY: McGraw-Hill; 2018.

gTt en tu email

Mantente al día sobre los temas que más te interesan

Suscríbete a los boletines

Encuesta





¿Se puede tratar la lipodistrofia en la cara? ¿Lo cubre la Seguridad Social?

© gTt - Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH

Contacto | Mapa del sitio | Política de privacidad | Licencia CreativeCommons | Accesibilidad

NO pulse este enlace o será baneado de este sitio - Do NOT follow this link or you will be banned from this site!
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web y mejorar su experiencia de usuario. Permaneciendo o navegando por esta web acepta la instalación de dichas cookies.
Más información | Cerrar
30