gTt-VIH

  1. La noticia del día

EASL 2014: La curación de la hepatitis C reduce la fatiga asociada con esta enfermedad

Los pacientes que logran una respuesta virológica sostenida al tratamiento observan una mejoría de la fatiga relacionada con el sistema nervioso central

Según los resultados presentados en el 49 Congreso Internacional del Hígado (EASL 2014), celebrado a mediados de abril en Londres (Reino Unido), un tratamiento curativo que elimine el virus de la hepatitis C (VHC) del organismo puede reducir la fatiga central, uno de los síntomas más problemáticos asociados con la infección crónica por VHC.

La fatiga es un síntoma común y debilitante que afecta a muchas personas con hepatitis C. Se han descrito dos tipos distintos de fatiga: la central que se refiere a la debilidad originada en el sistema nervioso central (el cerebro y la medula espinal) y la periférica, aquella que se localiza en los músculos. Además, la fatiga es un efecto secundario común del tratamiento con interferón pegilado y ribavirina. Ribavirina puede provocar con mucha frecuencia anemia que, a su vez, causa fatiga como consecuencia de la disminución de la capacidad de la sangre para transportar oxígeno.

Se espera que la aparición de los nuevos antivirales de acción directa frente al VHC) reduzca el desarrollo de anemia pues permitirá prescindir del uso de interferón pegilado y ribavirina o, si es necesario su uso, tomarlo durante menos tiempo.

Un grupo de investigadores estadounidenses quiso evaluar si los pacientes con hepatitis C tratados y curados con sofosbuvir, interferón pegilado y ribavirina en el ensayo NEUTRINO (genotipos 1, 4, 5 y 6) o con sofosbuvir y ribavirina en el ensayo FUSION (genotipo 2 y 3) tuvieron una mejora de la fatiga (véase La Noticia del Día 14/02/13 y 26/04/13).

El análisis incluyó a 423 pacientes que consiguieron respuesta virológica sostenida, es decir carga viral indetectable del VHC 12 semanas después de finalizar el tratamiento (RVS12). Aproximadamente un 60% eran hombres, la mayoría eran blancos, la media de edad era de 52 años y un 18 % tenía cirrosis hepática. En el momento previo al inicio del estudio, los participantes comunicaron los siguientes síntomas: fatiga (12%), ansiedad (18%), insomnio (24%) y depresión (24%). Durante el tratamiento, un 87% desarrolló anemia (definida como un descenso de la hemoglobina igual o superior a 2g/dL).

La fatiga se usó utilizando tres cuestionarios validados: FACIT-F (siglas de Evaluación Funcional del Tratamiento de las Enfermedades Crónicas-Fatiga);  CLDQ-HCV (siglas en inglés del Cuestionario de Enfermedad Hepática Crónica); y el cuestionario SF-36. Los investigadores se centraron en parámetros relacionados tanto con la fatiga central (4 ítems) como con la periférica (9 ítems).

Los resultados muestran que, tras lograr la curación de la hepatitis C (o RVS12),  los participantes tuvieron mejoras significativas en comparación con las puntuaciones basales utilizando todos los cuestionarios validados: en la escala de vitalidad del SF-36 se observó una mejora de un 26,9%; en el dominio de la actividad-energía del CLDQ-HCV se obtuvo un 10,7% de mejora; y en la escala de la fatiga del FACIT-F, se halló un 19,8% de mejora.

Además, se observó que tras curar la hepatitis C a través del tratamiento la proporción de pacientes que puntuaron por debajo de la media de la población general en términos de fatiga disminuyeron en todos los cuestionarios utilizados: en la escala de vitalidad del SF-36 se pasó de un 32,7% a un 27,6%; en el dominio de la actividad-energía del CLDQ-HCV, de un 47,9% a un 35,4%; y en la escala de fatiga del cuestionario FACIT-T, de un 43,4% a un 34,6%.

Por último, se constató que los cuatros parámetros relacionados con la fatiga central mejoraron en todos los cuestionarios utilizados; sin embargo, de los 9 parámetros asociados con fatiga periférica sólo en 2 se hallaron mejoras.

En sus conclusiones, los investigadores de este estudio señalan que la respuesta virológica sostenida con el uso de pautas que utilicen nuevos antivirales y reduzcan la duración del tratamiento proporciona una mejoría en los pacientes que padecen fatiga como síntoma de la hepatitis C, sobre todo de la fatiga central. Consideran que probablemente se necesite un seguimiento más prolongado en el tiempo con el fin de observar si existe algún beneficio potencial a nivel de la fatiga periférica.

Fuente: Hivandhepatitis
Referencia: Younossi Z, Stepanova M, Gerber L, et al. Improvement of Central Fatigue is Associated with Sustained Virologic Response (SVR) Following Sofosbuvir-Containing Regimens. 49th European Association for the Study of the Liver International Liver Congress (EASL 2014). London, April 9-13, 2014. Abstract P717.

gTt en tu email

Mantente al día sobre los temas que más te interesan

Suscríbete a los boletines

Encuesta





Glosario de términos

© gTt - Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH

Contacto | Mapa del sitio | Aviso legal | Política de privacidad | Política de cookies | Licencia CreativeCommons | Accesibilidad

NO pulse este enlace o será baneado de este sitio - Do NOT follow this link or you will be banned from this site!