gTt-VIH

  1. La noticia del día

Hacia la individualización de la terapia para la hepatitis C en personas coinfectadas

Un tratamiento de 24 semanas podría ser suficiente en pacientes que responden al mismo a la cuarta semana

El tratamiento estándar de la hepatitis C, tanto en pacientes monoinfectados como en coinfectados por VIH, es la combinación de interferón pegilado (IFN-PEG) y ribavirina. Las pautas terapéuticas recomendadas en personas monoinfectadas son de 24 semanas para las que tienen genotipo 2 ó 3 y de 48 semanas para aquéllas con genotipo 1 ó 4. En personas coinfectadas por VIH, las recomendaciones de un panel de expertos internacional, actualizadas en el año 2007, proponen una terapia de 48 semanas, independientemente del genotipo del virus de la hepatitis C [VHC]. Sin embargo, se desconoce todavía el tratamiento óptimo para estos pacientes, ya que herramientas como la respuesta virológica rápida (RVR: entendida como presentar una carga viral del VHC indetectable a las 4 semanas del inicio del tratamiento), la respuesta virológica precoz parcial o completa (RVP parcial: descenso de ≥2log de la viremia del VHC tras 12 semanas bajo terapia; RVP completa: carga viral inferior a 600 UI/mL después de 12 semanas de tratamiento) y la respuesta virológica sostenida (RVS: carga viral indetectable a las 24 semanas de finalizar la terapia) pueden permitir ajustar la terapia e individualizarla.

Con el objeto de profundizar en el ajuste de las pautas terapéuticas en personas coinfectadas, investigadores de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) dirigieron un estudio piloto para explorar la utilidad de una terapia guiada por la respuesta virológica. Los resultados del ensayo se publican en la edición de 15 de abril de Clinical Infectious Diseases.

El estudio incluyó -entre enero de 2005 y diciembre de 2006- a 60 personas coinfectadas por VIH y VHC. La mayoría eran hombres (78,3%), que tomaban terapia antirretroviral de gran actividad (TARGA) y que habían sido usuarios de drogas de administración intravenosa (86,7%).

Todos los participantes recibieron 1,5 µg/kg/semana de IFN-PEG y 800-1.400mg diarios de ribavirina ajustada según el peso. La duración del tratamiento se individualizó sobre la base de la respuesta virológica. Así, las personas que lograron RVR, completaron 24 semanas de terapia; las que no alcanzaron RVR pero consiguieron RVP completa fueron tratadas durante 48 semanas, y aquéllas que sólo obtuvieron RVP parcial -pero que alcanzaron carga viral indetectable a la semana 24- estuvieron bajo tratamiento durante 60 semanas.

El criterio de valoración principal de eficacia fue conseguir una respuesta virológica sostenida al tratamiento de la hepatitis C, que se definió como <50 UI/mL de carga viral del VHC 24 semanas después de finalizar el tratamiento.

Treinta y tres participantes (55%) alcanzaron una RVS [el 44% de las personas con genotipo 1, el 27% de aquéllas con genotipo 4 y el 79% de las que tenían genotipo 3]. Un tercio de los participantes logró RVR (el 16% de las personas con genotipo 1, el 9% de aquéllas con genotipo 4 y el 58% de las que presentaban genotipo 3).

De las 19 personas con RVR, diecisiete (89,5%) consiguieron la RVS. La tasa de respuesta virológica sostenida fue significativamente mayor en personas con genotipo 3 y bajos niveles de ARN del VHC antes de iniciar la terapia.

Se observó una elevada tasa de recaída (46%) tras 48 semanas de tratamiento en pacientes que habían logrado una RVP completa a la semana 12.

Así pues, los resultados del estudio apoyan el uso de la respuesta virológica en la individualización de las pautas de tratamiento del VHC en personas coinfectadas por VIH. En pacientes con RVR, la reducción de la duración del tratamiento hasta sólo 24 semanas puede ser una buena opción, especialmente para aquéllos con genotipo 3 y carga viral inicial baja. Por otro lado, debido a la elevada tasa de fracasos, cabría considerar una prolongación de la terapia más allá de las 48 semanas en aquellas personas que únicamente alcancen una RVP parcial.

El desarrollo de ensayos con un mayor número de participantes permitiría establecer unas pautas mucho más ajustadas a cada persona, lo que permitiría un menor impacto de los efectos adversos del tratamiento y una mayor eficacia del mismo.

Fuente: HIVandHepatitis.com.
Referencia: Van den Eynde E, Crespo M, Esteban JI, et al. Response-Guided Therapy for Chronic Hepatitis C Virus Infection in Patients Coinfected with HIV: A Pilot Trial. Clin Infect Dis. 2009 (April 15); 48(8): 1.152-1.159.

gTt en tu email

Mantente al día sobre los temas que más te interesan

Suscríbete a los boletines

Encuesta





Suscripción a los servicios informativos de gTt

© gTt - Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH

Contacto | Mapa del sitio | Aviso legal | Política de privacidad | Política de cookies | Licencia CreativeCommons | Accesibilidad

NO pulse este enlace o será baneado de este sitio - Do NOT follow this link or you will be banned from this site!