gTt-VIH

  1. La noticia del día

Los especialistas recomiendan el cribado universal del VHC en las mujeres embarazadas de Estados Unidos

El diagnóstico durante el embarazo permitiría a las mujeres beneficiarse del tratamiento de la hepatitis C y prevenir la transmisión vertical

Según un artículo de opinión publicado recientemente en la edición online de la revista Clinical Infectious Diseases, los cambios en la epidemiología de la hepatitis C justificarían la implementación del cribado universal del virus de la hepatitis C (VHC) en las mujeres embarazadas de EE UU.

Durante la última década, se viene observando en EE UU un aumento de los diagnósticos del VHC entre los jóvenes de etnia blanca usuarios de drogas en los estados de Indiana y Kentucky. Este incremento de los nuevos diagnósticos –asociado al potencial riesgo de transmisión de la hepatitis C– justificaría  la necesidad de ampliar la actual política de cribado del VHC.

En un estudio llevado a cabo en 2017 por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE UU [CDC, en sus siglas en inglés] se estimó que entre el 1,25% y el 1,63% de las mujeres embarazadas estaban infectadas por el VHC. El estudio concluyó que alrededor de 29.000 mujeres con el VHC daban a luz cada año y que 1.700 bebés nacían con la infección.

Sin embargo, de acuerdo con las recomendaciones actuales establecidas por la Sociedad de Medicina Materno-Fetal junto con el Instituto Americano de Obstetricia y Ginecología, la realización sistemática del cribado del VHC en las mujeres embarazada no estaría justificada y solo se realizaría en  aquellas gestantes con factores de riesgo tales como haber sido usuarias de drogas inyectables (UDI).

Según los autores del artículo, limitando el cribado a estos casos específicos, se están perdiendo muchas oportunidades para detectar otros casos de infección debido a que los profesionales sanitarios no preguntan acerca de los potenciales factores de riesgo del VHC y algunas mujeres embarazadas podrían no querer revelar información sobre el uso de drogas.

Los autores subrayan que las mujeres embarazadas tienen más probabilidades que otras personas de aceptar realizarse la prueba y seguir recibiendo atención debido a las preocupaciones por el estado de salud del futuro bebé. Además, es probable que un diagnóstico materno de la hepatitis C facilite el cribado de los lactantes expuestos al virus y de sus parejas.

Otro de los valores añadidos del diagnóstico durante el embarazo es la posibilidad de hacer modificaciones en la práctica obstétrica para evitar procedimientos invasivos que podrían aumentar el riesgo de transmisión vertical del VHC.

Además, dado que por protocolo durante el embarazo se extraen muestras de sangre para determinar el grupo sanguíneo y hacer el cribado de hepatitis B, la rubeola y el VIH, incluir la prueba de la hepatitis C no supondría una carga adicional para las mujeres embarazadas ni para el personal sanitario.

Los especialistas anticipan que implantar la prueba de la hepatitis C de manera universal resultaría coste-efectiva ya que su prevalencia es mayor que la de otras infecciones, como el VIH, cuya prueba se incluye en el cribado durante el embarazo.

Como motivo más importante que se señala en el artículo para implantar el cribado universal es que las mujeres no pueden beneficiarse del tratamiento de la hepatitis C si previamente no han sido diagnosticadas. Si se produce un diagnóstico durante el embarazo, un régimen de tratamiento de ocho semanas de duración podría curar la hepatitis C y prevenir su transmisión vertical antes del parto. Por el momento, el uso de antivirales de acción directa (DAA, en sus siglas en inglés) durante el embarazo no está autorizado. Sin embargo, se está llevando a cabo un ensayo clínico que evalúa el uso de Harvoni® (ledipasvir/sofosbuvir) en mujeres embarazadas (véase La Noticia del Día 28/04/2017).

Los autores del presente artículo señalan que la mejor estrategia de salud pública para reducir la prevalencia e incidencia del VHC es la identificación y el tratamiento del mayor número posible de los adultos jóvenes con el fin de reducir el reservorio de personas con capacidad de infectar.

Fuente: Infohep/ Elaboración propia (gTt-VIH)
Referencia: Jhaveri R.; et al. Universal screening of pregnant women for hepatitis C: the time is now. Clinical Infectious Diseases, advance online publication, 12 Septiembre 2018.

gTt en tu email

Mantente al día sobre los temas que más te interesan

Suscríbete a los boletines

Encuesta





Transmisión sexual del VIH - Guía para entender las pruebas de detección y el riesgo en las prácticas sexuales

© gTt - Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH

Contacto | Mapa del sitio | Política de privacidad | Licencia CreativeCommons | Accesibilidad

NO pulse este enlace o será baneado de este sitio - Do NOT follow this link or you will be banned from this site!
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web y mejorar su experiencia de usuario. Permaneciendo o navegando por esta web acepta la instalación de dichas cookies.
Más información | Cerrar
30