gTt-VIH

  1. La noticia del día

Se registra un marcado descenso de los casos de tuberculosis en Europa entre 2019 y 2020

La menor capacidad diagnóstica de los sistemas sanitarios durante la pandemia por COVID-19 podría estar detrás de este cambio de tendencia

Un informe conjunto del Centro Europeo para el Control de las Enfermedades (ECDC, por sus siglas en inglés) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha evidenciado una caída del 24% de los casos notificados de tuberculosis a nivel europeo entre los años 2019 y 2020. Los expertos consideran que dicho hallazgo podría ser debido a las menores tasas de cribado y diagnóstico como consecuencia de la remodelación forzosa de los servicios sanitarios por causa de la pandemia por COVID-19.

La tuberculosis sigue siendo una de las enfermedades infecciosas que causa más muertes a nivel global. De hecho, en la actualidad se considera que sería la segunda principal causa infecciosa de muerte tras el SARS-CoV-2 (virus causante de la COVID-19). Las cepas de la bacteria causante de la tuberculosis (Mycobacterium tuberculosis) resistentes a antibióticos generan amplia preocupación y constituyen un reto que precisa de importantes inversiones en investigación para desarrollar nuevos antimicrobianos (véase La Noticia del Día 24/01/2020).

En el ECDC se apunta a que la lucha contra la tuberculosis se ha visto ampliamente afectada por la pandemia por COVID-19, ya que los sistemas sanitarios han priorizado la atención clínica de la COVID-19 por encima de otros esfuerzos tales como el cribado y la recopilación de datos relativos a otras patologías, entre las que se encuentra la tuberculosis.

Además, solo en cuatro Estados miembro de la Unión Europea (UE) se ha llegado a tasas de éxito del 85% en el tratamiento de casos nuevos o recurrencias de tuberculosis.

La buena noticia es que antes de la llegada de la COVID-19 ya se estaba observando un descenso de los casos de tuberculosis en Europa. En el periodo 2015-2020 el descenso de los nuevos diagnósticos ha sido del 25% -incluso por encima del objetivo del 20% que se había contemplado para lograr los objetivos del plan de acción europeo-. Sin embargo, no es sencillo saber qué parte de dicho descenso es real y cuál se debe a la menor capacidad diagnóstica del sistema sanitario por causa de la COVID-19. No obstante, no hay mucho espacio para la complacencia, ya que entre 2019 y 2020 –tras dos décadas de descenso– la mortalidad por tuberculosis dejó de descender y se estabilizó.

La COVID-19 podría estar detrás de este cambio de tendencia en la mortalidad por tuberculosis dentro de la UE, ya que la bajada en la capacidad diagnóstica y, por tanto, el hecho de tratar a las personas en fases más avanzadas de lo habitual, se traduce en mayores tasas de mortalidad.

En 2020 se reportaron unos 33.000 casos de tuberculosis en la UE y en el Espacio Económico Europeo, mientras en el continente europeo en su conjunto se notificaron alrededor de 160.000 casos. En 2019, en cambio, se reportaron unos 47.500 casos de tuberculosis en la UE y en el Espacio Económico Europeo, mientras en el continente europeo en su conjunto se notificaron aproximadamente 216.000 casos. La diferencia entre los dos años apunta a un papel esencia de la pandemia por COVID-19 sobre la capacidad diagnóstica de los sistemas sanitarios, con una caída del 24% en los nuevos diagnósticos en el periodo comprendido entre 2019 y 2020.

Las tendencias en lo relativo a la tuberculosis multirresitente variaron enormemente entre los países analizados y especialmente entre los integrantes de la UE o el Espacio Económico Europeo y el resto de países del continente. Así, mientras que en el primer grupo la incidencia de tuberculosis multirresistente es baja, en el segundo hay 9 de los 30 países con mayor presencia de tuberculosis multirresistente.

En 2020 se registraron 21.000 muertes por tuberculosis en Europa (tasa de incidencia [TI]: 2,3 muertes por cada 100.000 habitantes), de las que 3.800 ocurrieron en personas de la UE o el Espacio Económico Europeo (TI: 0,8 muertes por cada 100.000 habitantes). Por primera vez en más de 20 años, el número de fallecimientos aumentó, lo que compromete los objetivos fijados para Europa respecto a las muertes por tuberculosis.

En 2020 se estimó una prevalencia del VIH del 12% entre los recién diagnosticados por tuberculosis en Europa, similar a la observada desde el año 2016. Dicho porcentaje se reduciría hasta el 4,2% entre aquellas personas de la UE o el Espacio Económico Europeo.

Respecto a los tratamientos, el 71,8% de los diagnosticados fueron tratados exitosamente en la UE o el Espacio Económico Europeo, mientras que en Europa en general dicho porcentaje fue algo superior (del 76,5%). En todo caso, dichos porcentajes fueron inferiores al 85% fijado como objetivo por las autoridades sanitarias para Europa y que solo alcanzaron 4 países de la UE.

Para seguir mejorando en los próximos años y revertir el retroceso causado por la pandemia por COVID-19, será necesario invertir recursos para recuperar los programas de cribado y atención de la tuberculosis y seguir investigando nuevos antibióticos para contrarrestar los efectos de las cepas multirresistentes.

Fuente: Elaboración propia (gTt-VIH).
Referencia: ECDC and WHO/Europe joint report on tuberculosis surveillance and monitoring in Europe 2022. Eurosurveillance Editorial Team. Euro Surveill. 2022. doi 10.2900/488579

gTt en tu email

Mantente al día sobre los temas que más te interesan

Suscríbete a los boletines

Encuesta





Ver también...

Otros artículos y noticias recientes sobre Tuberculosis

Tú, gTt y facebook

© gTt - Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH

Contacto | Mapa del sitio | Aviso legal | Política de privacidad | Política de cookies | Licencia CreativeCommons | Accesibilidad

NO pulse este enlace o será baneado de este sitio - Do NOT follow this link or you will be banned from this site!