gTt-VIH

  1. Actualización en Tratamientos

La mayoría de pacientes sudafricanos que no toman terapia antirretroviral dejan de recibir seguimiento médico

Menos del 50% de las personas diagnosticadas de infección por VIH en un distrito rural de Sudáfrica que no cumplen los criterios para tomar terapia antirretroviral siguen recibiendo seguimiento médico, según concluye un estudio publicado en la edición digital de Journal of Acquired Immune Deficiency Syndromes.

Los hombres, los pacientes con mayores niveles de CD4 y las personas más jóvenes fueron los grupos que, con mayor probabilidad, dejaron de recibir seguimiento médico.

“Permanecer con atención médica a largo plazo antes y después del inicio de la terapia anti-VIH es importante no solo para reducir la morbimortalidad individual, sino también para ofrecer “prevención positiva”,  afirmaron los investigadores. Asimismo, mostraron preocupación por el hecho de que “en este amplio programa sobre atención primaria del VIH bajo el modelo existente, menos del 50% de las personas no seleccionables para recibir terapia antirretroviral retornaron durante los siguientes 13 meses para repetir el recuento de CD4”.

El acceso al tratamiento antirretroviral está aumentando en Sudáfrica. La selección de personas para recibir terapia se ve determinada por el estado de salud del candidato o su recuento de CD4 y porque el hecho de iniciar a tiempo la terapia puede reducir el riesgo de sufrir enfermedades graves o de muerte. Es importante, por ello, que los pacientes acudan a visitas de seguimiento con regularidad para que sea evaluada la posibilidad de empezar el tratamiento.

Sin embargo, poco se sabe actualmente respecto a la proporción de personas no seleccionables para iniciar la terapia que continúan el seguimiento médico.

Así, los investigadores llevaron a cabo un estudio retrospectivo que incluyó a 4.223 adultos con VIH que vivían en el distrito sanitario rural de Hlabisa, en KwaZulu-Natal. Ninguno de los participantes tomaba terapia anti-VIH y todos presentaban recuentos de CD4 superiores a 200 células/mm3 al inicio del estudio, el umbral establecido en aquel momento para comenzar el tratamiento.

Se aconsejó a aquellas personas con niveles de CD4 inferiores a 500 células/mm3 que acudieran de nuevo para su seguimiento cada 6 meses. A aquellos con recuentos superiores a esa cifra se les recomendó realizar su visita de seguimiento cada 12 meses.

Se consideró que aquellas personas que habían asistido, al menos, a una visita de seguimiento en los 13 meses siguientes seguían recibiendo una correcta atención médica. Se efectuaron análisis para detectar la presencia de factores asociados con el hecho de que los pacientes no regresen para recibir visitas de seguimiento.

La mayoría de los participantes (89%) vivían en el área de 5 kilómetros de su clínica más cercana y la mayoría eran mujeres (84%), con una mediana de edad significativamente inferior a la de los hombres (31 y 37 años, de forma respectiva; p < 0,001). Los recuentos iniciales de CD4 fueron superiores en las mujeres (407 y 365 células/mm3, respectivamente).

Los pacientes fueron repartidos en tres grupos en función de sus recuentos de CD4: 201-350 células/mm3 (38%), 351-500 células/mm3 (30%) y por encima de 500 células/mm3 (32%).

A nivel global, solo el 45% de los participantes volvieron para repetir un recuento de CD4. De ellos, el 72% regresaron únicamente una vez y el 28% habían acudido en más de una ocasión.

La proporción de pacientes que volvieron para repetir visitas varió en función del recuento de CD4 inicial y fue superior en el grupo con menores niveles de CD4 (52%, 43% y 35%, respectivamente). La mediana del intervalo entre las visitas clínicas fue de 201 días y fue más corta entre aquellos con los sistemas inmunitarios más debilitados (175, 206 y 230 días, de forma respectiva: p <0,001).

El 27% de los pacientes que volvieron a la clínica experimentaron una caída en sus niveles de CD4 hasta recuentos inferiores a 200 células/mm3 y, por lo tanto, eran ya seleccionables para recibir terapia anti-VIH.

El análisis reveló que, al compararlas con aquellas personas que tenían los sistemas inmunitarios más debilitados, los pacientes con niveles de CD4 entre 350 y 500 células/mm3 y aquellos con recuentos superiores a 500 células/mm3 presentaron una menor probabilidad de permanecer bajo seguimiento médico (cociente de probabilidades ajustado [CPA]: 0,72; intervalo de confianza del 95% [IC95%]: 0,62-0,84 y CPA: 0,51; IC95%: 0,44-0,60; respectivamente).

“Una explicación plausible para los bajos niveles de retención sería la falta de incentivos en personas asintomáticas para realizar visitas de seguimiento”, sugirieron los investigadores.

Los hombres presentaron una probabilidad de seguir recibiendo seguimiento médico un 20% inferior a la de las mujeres (CPA: 0,80; IC95%: 0,67-0,96). Los autores creen que este hallazgo pone de manifiesto la “necesidad de explorar el uso de los sistemas sanitarios por parte de los hombres y de desarrollar estrategias para incentivar y retener a los varones bajo seguimiento médico, quizá por medio de la atención médica en el trabajo”.

Una menor edad se asoció con una peor retención, hecho que preocupó a los investigadores, los cuales destacaron el papel que la atención médica puede desempeñar en el refuerzo de los mensajes dirigidos a la prevención. Así, sugirieron que las personas más jóvenes que no regresaron a su clínica “pueden ser responsables de una proporción significativa de transmisiones”.

Los autores del estudio hicieron un llamamiento para “desarrollar ensayos que evalúen diferentes modelos de atención pre terapia antirretroviral o programas de promoción de la salud”, y advirtieron que: “si se quieren mantener los beneficios sustanciales del incremento de los programas de atención y tratamiento de la infección por VIH, será necesaria una base científica con la que establecer el diseño de programas a fin de ofrecer una atención global para todas las fases de la infección por VIH”.

Referencia: Lessells RJ, et al. Retention in HIV care for individuals not yet eligible for antiretroviral therapy: rural KwaZulu-Natal, South Africa. J Acquir Immune Defic Syndr, online edition: DOI: 10: 1097/QAI0b013e3182075ae2, 2011 (En esta dirección podrás encontrar el abstract del estudio de forma gratuita).

Traducción: Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH (gTt).

gTt en tu email

Mantente al día sobre los temas que más te interesan

Suscríbete a los boletines

Encuesta







Ver también...

Otros artículos y noticias recientes sobre Interrupción del tratamiento, SIDA en el mundo

Glosario de términos

© gTt - Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH

Contacto | Mapa del sitio | Política de privacidad | Licencia CreativeCommons | Accesibilidad

NO pulse este enlace o será baneado de este sitio - Do NOT follow this link or you will be banned from this site!
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web y mejorar su experiencia de usuario. Permaneciendo o navegando por esta web acepta la instalación de dichas cookies.
Más información | Cerrar
30