gTt-VIH

  1. Actualización en Tratamientos

Alta tasa de infección por VPH anal, baja tasa de aclaramiento y presencia de nuevas infecciones en hombres gays con VIH

La infección anal por el virus del papiloma humano (VPH) es casi universal entre hombres gays con VIH, según un estudio canadiense publicado en la edición de 1 de abril de Journal of Infectious Diseases. El ensayo también halló una elevada prevalencia de infección por cepas del VPH con riesgo potencial de desarrollo de cáncer y pocos casos de aclaramiento de la infección en el transcurso del estudio.

Además, durante los tres años de ensayo, una proporción significativa de participantes fue infectada por cepas asociadas a un riesgo elevado de aparición de cambios celulares cancerosos y precancerosos en el ano.

Los hallazgos del estudio podrían ser útiles en el creciente debate en torno a la administración a personas con VIH de las vacunas contra el VPH recientemente aprobadas. Aunque el uso de estas vacunas sólo está autorizado en chicas durante sus primeros años de adolescencia, algunos médicos especialistas en VIH están barajando la posibilidad de evaluar la presencia de las cepas de VPH con riesgo elevado de desarrollo de cáncer anal o cervical y administrar la vacuna a aquellos pacientes no infectados por esas cepas.

Los hombres gays con VIH tienen una probabilidad significativamente mayor de desarrollar cambios celulares precancerosos o cancerosos en el ano que los hombres gays sin VIH. El tratamiento antirretroviral no parece ofrecer protección directa frente al desarrollo de cáncer anal.

El desarrollo de cambios celulares precancerosos y cancerosos en el ano está fuertemente asociado a determinadas cepas del VPH.

Investigaciones anteriores encontraron una elevada prevalencia de infección anal por VPH en hombres gays con VIH, pero existe poca información sobre la historia natural de infecciones de este tipo en esta población.

En consecuencia, un equipo de científicos canadienses del Grupo de Investigación sobre Inmunodeficiencia Humana y Virus del Papiloma (HIPVIRG, en sus siglas en inglés) diseñó un ensayo prospectivo, de tres años de duración, con 247 hombres gays con VIH, que respondieron a diferentes preguntas.

Los participantes realizaron pruebas de detección de la infección por VPH al inicio del estudio y cada seis meses durante los tres años siguientes. Se efectuaron análisis de sangre para determinar qué cepas del VPH eran las responsables de las infecciones. También se recopiló información demográfica, al igual que datos referentes al uso de tratamientos antirretrovirales, recuentos de CD4 y carga viral.

La edad media de los participantes fue de 43 años. La mediana de duración de la infección por VIH era de 11 años y el 36% de los hombres había recibido diagnóstico de sida. Al inicio del estudio, la mediana del recuento de CD4 era de 380 células/mm3 y el 56% de las personas tenía carga viral indetectable. El 93% de los participantes tomaba tratamiento antirretroviral. La duración media del seguimiento fue de 31 meses. Tras 24 meses de seguimiento, la mediana del recuento de CD4 se había incrementado hasta 480 células/mm3.
Las pruebas llevadas a cabo al comienzo del ensayo mostraron que casi todos los hombres (98%) tenían infección anal por VPH. De los cinco hombres no infectados al inicio, tres adquirieron la infección durante el transcurso del estudio.

La mayoría de los participantes (91%) estaban infectados por múltiples cepas del VPH [una mediana de cinco cepas por persona].

El subtipo con mayor prevalencia fue el VPH-16 (38%).  Dicho subtipo es uno de los asociados al desarrollo de cáncer. Por otro lado, el subtipo VPH-6 estuvo presente en el 35% de los participantes, el VPH-42 en el 29% y el VPH-18, otro subtipo fuertemente asociado a un riesgo elevado de cáncer anal, en el 25%.

Pocos de los participantes eliminaron la infección. El subtipo con menor tasa de aclaramiento fue el VPH-16 (12 episodios de eliminación por 1.000 persona-meses). La tasa de eliminación del VPH-18 fue de 20 por 1.000 persona-meses.

También se observó una tasa elevada de nuevas infecciones por VPH durante el estudio. Más de un tercio de los pacientes no infectados por VPH-16 adquirió la infección en el transcurso del estudio y el 13% fue infectado por VPH-18. Los investigadores no proporcionaron información acerca del papel del síndrome inflamatorio de reconstitución inmunitaria (SIRI) en el aclaramiento de la infección por VPH.

”La infección por VIH no sólo incrementa la persistencia de la infección por VPH, sino que aumenta el riesgo de adquirir nuevas infecciones por este virus y la reactivación de aquéllas latentes”, afirmaron los investigadores.

Referencia: De Pokomandy A, et al. Prevalence, clearance, and incidence of anal human papillomavirus infection in HIV-infected men: the HIPVIRG study. J Infect Dis. 2009; 199: 965-973.

Traducción: Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH (gTt).

gTt en tu email

Mantente al día sobre los temas que más te interesan

Suscríbete a los boletines

Encuesta





Opciones de tratamiento de la dependencia de opiáceos para personas que viven con VIH

© gTt - Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH

Contacto | Mapa del sitio | Política de privacidad | Licencia CreativeCommons | Accesibilidad

NO pulse este enlace o será baneado de este sitio - Do NOT follow this link or you will be banned from this site!
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web y mejorar su experiencia de usuario. Permaneciendo o navegando por esta web acepta la instalación de dichas cookies.
Más información | Cerrar
30