gTt-VIH

  1. Actualización en Tratamientos

¿Fueron factores propios del huésped o la superinfección la clave del caso de rápida progresión del VIH?

Un grupo de médicos del estudio MACs (siglas en inglés de la Cohorte Multicéntrica del SIDA) ha informado de un caso retrospectivo de superinfección por VIH. El informe de caso aparece en la edición del 15 de agosto de la publicación Clinical Infectious Diseases. El equipo de investigadores señala que su paciente se “superinfectó” por VIH con tropismo dual entre ocho y 15 meses tras su seroconversión inicial al VIH. Esto condujo a un rápido aumento de la carga viral del paciente, aunque no tuvo un impacto significativo sobre el ya descendente recuento de células CD4 de la persona.

El grupo de investigadores cree que las características inmunológicas y genéticas del paciente podrían haber sido factores importantes para su superinfección. Al igual que en todos los casos, excepto uno, de superinfección registrados hasta ahora, el de este paciente se produjo poco después de su infección inicial por VIH.

Se desconoce en gran medida la frecuencia con que se produce la superinfección por VIH (o reinfección) y sus consecuencias. Ha habido varios informes de caso de superinfección, pero tales informes han sido raros, y se necesitan cuidadosas pruebas de laboratorio para verificar si se ha producido realmente la superinfección.

Muchos de los informes de caso de superinfección han implicado la sustitución de VIH de tipo salvaje, sensible a los fármacos, por cepas del virus resistentes a los fármacos. También se ha descrito la recombinación de subtipos de VIH como consecuencia de la superinfección. Coincidiendo con la superinfección, muchos de los casos registrados hasta ahora experimentaron un aumento significativo de su carga viral y pérdida de células CD4. No está claro si la superinfección conduce a una progresión más rápida de la enfermedad y, de ser así, el motivo de ello.

La mayoría de las personas se infectó por cepas del VIH que emplean el correceptor CCR5. Sin embargo, se ha registrado infección inicial por VIH que emplea el correceptor CXCR4, o por el denominado VIH con tropismo dual, que emplea tanto R5/X4, y está relacionado con una progresión más rápida de la infección por VIH.

Un grupo de investigadores de la cohorte MACS identificó de forma retrospectiva a un hombre de 39 años y origen hispano, que fue infectado inicialmente por VIH en 1992. El recuento de células CD4 del paciente estuvo por encima de 800 células/mm3 en el momento de su diagnóstico, pero había disminuido a menos de 200 células/mm3 en algo más de dos años y cuarto y el paciente desarrolló neumonía PCP algo después de tres años después de su diagnóstico de VIH. Murió seis años después de recibir su diagnóstico de VIH.

El análisis filogenético indicó que el paciente se superinfectó por una segunda cepa de VIH entre ocho y 15 meses después de su infección inicial por VIH. En el sexto mes antes de su superinfección, el hombre declaró haber practicado sexo anal sin protección numerosas veces con más de 20 parejas sexuales. No se registró ningún síndrome viral agudo en el momento de la superinfección.

Los dos recuentos de células CD4 tomados antes de la superinfección fueron 558 células/mm3 y 360 células/mm3. Los investigadores calcularon que el recuento de células CD4 del paciente ya estaba descendiendo con rapidez antes de la superinfección y que la reinfección por una segunda cepa de VH no aceleró esta pérdida.

El análisis filogenético mostró que tanto en la cepas inicial como en la de la superinfección, el VIH fue del subtipo B. No hubo indicios de la cepa de la superinfección ni en el plasma ni en las células mononucleares de la sangre periférica (PBMC, en sus siglas en inglés) antes de 15 meses tras la infección inicial.

La cepa de superinfección rápidamente superó a la primera cepa de VIH en plasma de ocho a 15 meses tras la infección inicial.

Tres años después de la seroconversión al VIH del hombre, no había restos de la cepa de VIH que infectó inicialmente al paciente.

En las células mononucleares de sangre periférica, el virus de la superinfección dominaba al mes 15. Entre la última visita en la que el paciente sólo mostraba indicios de su virus inicial y la superinfección, la carga viral de la persona aumentó de 25.000 copias/ml a 87.000 copias/ml. Las concentraciones de ADN del VIH en las células mononucleares de sangre periférica aumentaron de 327 copias por 106 PBMC a 1989 copias por 106 PMBC.

El virus inicial y el de la superinfección emplearon distintos correceptores. Las pruebas fenotípicas y genotípicas revelaron que el paciente fue infectado originalmente por un VIH que empleaba el correceptor CCR5, pero se superinfectó por un virus con tropismo dual X4/R5.

No pudieron detectarse secuencias genéticas inusuales en las cepas de VIH inicial y la de la superinfección y la cepa de superinfección no pudo vincularse a ninguna cepa conocida de la Base de Datos de Secuencias del VIH.

Las pruebas genéticas sugirieron que el paciente podría presentar factores de predisposición que podrían haber contribuido a una progresión más rápida de la infección por VIH, especialmente el portar un haplotipo de haplogrupo humano E y un carácter parcialmente homocigótico en el loci de clase I. El grupo de investigadores comenta: “Esta persona con superinfección presentó varios factores genéticos de susceptibilidad a una progresión rápida de la infección”. En realidad, el grupo de investigadores cree que los factores del huésped, más que la superinfección, podrían ser los responsables de la rápida progresión de la infección por VIH de su paciente. Destacaron cuatro factores que sugieren que ése fue el caso:

  • El rápido descenso del recuento de células CD4 del paciente antes de la superinfección.
  • El virus X4 es poco habitual en las cepas que infectan.
  • No se encontraron indicios en bases de datos epidemiológicas que sugieran que la cepa de la superinfección en esta persona haya sido encontrada en otros pacientes. Sin embargo, la naturaleza retrospectiva del análisis, y la muerte del paciente, hace imposible realizar el rastreo de contactos.
  • El paciente portaba marcadores genéticos relacionados con una mala respuesta inmunológica y una mala prognosis.

El equipo de investigadores especula que el paciente podría haber sido susceptible a la superinfección debido a su rápidamente deteriorado sistema inmunológico.

Los autores concluyen que, “a medida que surgen casos adicionales de superinfección, la percepción de que por lo general la inmunidad del huésped inducida por la infección primaria por VIH-1 resulta protectora frente a la adquisición de un segundo virus... podría tener que reevaluarse”.

Referencia: Gottlieb GC et al. HIV type 1 superinfection with a dual-tropic virus and rapid progression to AIDS: a case report. Clin Infect Dis 45: 501 – 509, 2007.

Traducción: Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH (gTt).

gTt en tu email

Mantente al día sobre los temas que más te interesan

Suscríbete a los boletines

Encuesta





Opciones de tratamiento de la dependencia de opiáceos para personas que viven con VIH

© gTt - Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH

Contacto | Mapa del sitio | Aviso legal | Política de privacidad | Política de cookies | Licencia CreativeCommons | Accesibilidad

NO pulse este enlace o será baneado de este sitio - Do NOT follow this link or you will be banned from this site!