gTt-VIH

  1. Historias personales

Soy un barco a la deriva

Siempre pensaba en la soledad y la posibilidad de que me quedaría solo por el resto de mis días en la Tierra.

Desde mi diagnóstico [VIH+], que dicho sea de paso ha sido reciente, ese sentimiento embarga mi alma con más frecuencia, llenando cada rincón de mi cuerpo, cada pensamiento, cada momento, cada instante a mi alrededor. Luego, aunque esta condición no me afecte tanto, me lleno de tristeza y ansiedad y mi mundo se despedaza.

Sí, a través del tiempo grandes avances se han logrado, pero nos enseñaron desde pequeños que tener lo que nosotros tenemos, vivir con lo que nosotros vivimos, era una sentencia de muerte, y nuestra mente nos hace una jugada para convencernos que así es, que tenemos nuestros días contados, que poco a poco nuestra luz se va ir apagando y que si alguien sabe lo que llevamos dentro se alejara.

La ignorancia es un arma poderosa, en mi caso si me preguntaran antes de saber mi diagnóstico, no sabía ni la mitad de lo que sé ahora, y probablemente si alguien me hubiera dicho que tenía esta condición, por mi propia ignorancia, me hubiera alejado y eso es lo que me da más miedo, que las personas se alejen y quedarme solo. No quiero estar solo, no porque no me guste la soledad, pero el pensar que lo estaré hasta que mi corazón deje de latir me mortifica. En mi mente y cuerpo se han colocado cadenas invisibles que me atan, me asfixian y me limitan. Vamos a sobrevivir cuanto sea posible, pero honestamente yo solo quería vivir.

Quisiera encontrar a alguien que me tome de la mano y me diga que, aunque todo se derrumbe, vamos a salir juntos de esto. Tengo miedo, miedo de todo y de nada y deseo que algún día, pronto, pueda haber una cura.  Cargar esto en los hombros es más difícil de lo que pensaba, emocionalmente estoy mal y por ser de un país subdesarrollado la atención psicológica no es brindada.

Necesito ayuda, pero no sé adónde acudir, me siento como en el cole otra vez, como un bicho raro. Aunque por fuera nadie lo vea, por dentro me estoy derrumbando.

Para aquellas personas que llevan más tiempo que yo viviendo con esto, querría preguntarles: ¿alguna vez mejora? ¿Alguna vez la desesperanza se va? ¿vuelves a ser feliz? ¿Puedes ser feliz?

Quiero mantenerme positivo, pero es desgastante pretender que todo está bien cuando no lo está. Soy un barco a la deriva, un náufrago perdido, sin rumbo ni destino, y hoy que el año comienza mi futuro está nublado. Quiero tener fuerzas, pero ya no sé si quiero seguir luchando. Me duele mucho el corazón y el alma.

Comentar

Nota: No serán publicados los comentarios ofensivos, los que puedan resultar inapropiados para personas de otras confesiones religiosas ni los que contengan datos personales. gTt no se hace responsable de las opiniones publicadas.

Anónimo (no verificado)

Hola Ale, en primer lugar, decirte que te expresas muy bien, describes muy bien cómo te sientes. Recibir la noticia de tener VIH no es nada fácil, los primeros meses son un poco complejos, pero conforme va pasando el tiempo todo se va acomodando se va uno adaptando a la nueva situación y la vida vuelve a sonreír. El sol sale todos los días, no dejes que se te escape ningún día sin disfrutar de la alegría de estar vivo. Hoy se puede vivir con una calidad de vida muy buena teniendo el VIH. No dejes que el virus del desánimo, del desencanto, aniden en tu corazón. Tu puedes ser feliz. La vida es muy bonita y merece la pena vivirla saboreando cada minuto de ella. Te mando todo el ánimo del mundo. Un abrazo grande

responder 18 Febrero, 2021 – 10:01pm

Responder

*
*

Por ejemplo: contact@gtt-vih.org.

*

*
Crepúsculo (no verificado)

Creo que todos cuando nos enteramos que somos positivos, se nos cae el cielo encima y más cuando tenemos las dolencias de este mal, en mi caso resulte con candidiasis bucal, dolor intenso de piernas y tos persistente, pensamos que es lo último esto en lo físico en lo mental a mí se me viene a la mente el suicidio, pero a pesar de todo me aberro a lo espiritual y según mi creencia hay un ser supremo que tiene misericordia de uno, en lo más que puedo leo la biblia y trato de confortarme a mí mismo, sin embargo caigo en depresión y siento que soy una peste, pero las historias que leo aquí me han ayudado. Así que, compañero, no está solo está con todos nosotros, un abrazo fuerte y estamos en el mismo camino.

responder 18 Febrero, 2021 – 4:12am

Responder

*
*

Por ejemplo: contact@gtt-vih.org.

*

*
Anónimo (no verificado)

No sabe cuánto te entiendo Ale, están pasando por mi cabeza tus mismas inquietudes, pensamientos, etc. Hay días que me levanto con mejor ánimo y otros no tanto, pero siempre me estoy diciendo a mí misma que tengo que salir de ese abismo oscuro en mi mente, como dices, la mente nos juega una mala pasada, quiere hacernos creer que todo va mal, pero tenemos que dar la pelea, y por más tristes que estemos, levantarnos, busqué este espacio al igual que tú, porque necesitamos sentirnos que no estamos solos en esto, alguien con quien compartir nuestras experiencias. Solo llevo 3 meses desde que sé que lo tengo, pero te escribo para que sepas que muchos nos sentimos así. ¡Ánimo!

responder 17 Febrero, 2021 – 4:51pm

Responder

*
*

Por ejemplo: contact@gtt-vih.org.

*

*

Enviar un comentario nuevo

*
*

Por ejemplo: contact@gtt-vih.org.

*

*

gTt en tu email

Mantente al día sobre los temas que más te interesan

Suscríbete a los boletines

Encuesta





Ver también...

Otros artículos y noticias recientes sobre Testimonios

Próximas ediciones

Logotipo de Lo+Positivo

¿Alguna sugerencia para las próximas ediciones de Lo+Positivo?

Más información

Donaciones

Más información

AIDS Action Europe: una respuesta europea al VIH/sida

© gTt - Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH

Contacto | Mapa del sitio | Aviso legal | Política de privacidad | Política de cookies | Licencia CreativeCommons | Accesibilidad

NO pulse este enlace o será baneado de este sitio - Do NOT follow this link or you will be banned from this site!