gTt-VIH

  1. Historias personales

Solo tú decides ser feliz

Hola, soy Antonio, un joven chileno. Actualmente llevo 3 años diagnosticado [con el VIH] y ya estoy medicado y controlado. Cuando recibí esta noticia tenía 20 años, la verdad es que me lo transmitió mi ex. Duramos súper poco. Jamás me imaginé que él sería el tormento de todos mis días.

Cuando recibí mi diagnóstico [VIH+] mi mundo se acabó, se oscureció, no encontré ninguna salida. Soy apuesto, o al menos eso dicen, y me sentía tan mal y arrepentido de la vida que escogí... Me lamenté más de una vez, fue horrible. Perdí mis estudios. Me intenté suicidar 3 veces. Estaba solo.

Se lo conté a mis amigas que, en ese entonces, eran mis mejores amigas. Me traicionaron, se lo contaron a mis vecinos cercanos. Todos sabían mi verdad. Fue tan triste ver cómo la gente jugaba con algo tan delicado… Me volví adicto a las pastillas ansiolíticas. Las tomaba todos los días. Mi cabeza estaba negra.

Me volví una persona que no conocía, solo lloraba, me lamentaba. Me autolesioné más de una vez. Tengo mis brazos y piernas cortadas por la depresión que tenía. Lo superaba e intentaba siempre salir adelante, porque yo siempre me caractericé por ser una persona feliz. Pero cada vez que salía adelante, venían comentarios y cosas que la gente hablaba.

Algún tiempo atrás, no recuerdo, con la ayuda de los médicos, superé todos mis miedos en el hospital, me ayudaron mucho, sin entender y pecando de ignorante. No entendía, yo pensaba que mi vida se había acabado. Fueron dos años de dolor y sufrimiento. Ya con 23 años y mucho más maduro que el primer día de todo esto, llegué a ser indetectable. Ya podía sonreír mágicamente al acordarme de mi condición. Ya no sufría, ya no me dolía.

Actualmente vivo feliz y me cuido. Volví a ser yo. Me hice algunos tatuajes. Me dijeron que mis examigas se ríen de mi diciéndome sidoso o que me ven bien y hablan sobre mi problema. ¿Pero a quién le importa tu vida más que a ti? Me siento tan contento por ser la persona que soy ahora… ¡Esto me hizo mucho más fuerte!

Quiero dejar mi historia para que nunca decaigan. Esto no es lo peor, hay enfermedades peores. Con la fe y convicción de que estás bien, nada más importa. ¡Lo que diga la gente no importa! Solo tú decides ser feliz.

A todo esto, decir que mi expareja también se lo contó a todos mis amigos. Estuve destruido en el mismo suelo con un pie en la tierra y el otro... Pero mírenme, ahora soy más fuerte que nunca. Nada me puede afectar, soy una roca.

Que nadie, ni un examen, te quite tu felicidad.

Comentar

Nota: No serán publicados los comentarios ofensivos, los que puedan resultar inapropiados para personas de otras confesiones religiosas ni los que contengan datos personales. gTt no se hace responsable de las opiniones publicadas.

Anónimo (no verificado)

La gente que necesita ir hablando de ti a otros, tienen sus vidas vacías y aburridas. El karma lo pone todo en su sitio, no hay que preocuparse por ellos. Gracias por explicar tu experiencia. Yo hace un mes y poco que lo sé, y gracias a toda la información que me han dado, médicos y ong’s aquí en Barcelona, ya lo llevo mucho mejor. :)

responder 30 Junio, 2019 – 8:51am

Responder

*
*

Por ejemplo: contact@gtt-vih.org.

*

*
Anónimo (no verificado)

Qué bien por esa actitud. Es la que debe imperar por el resto de tus días, que serán muchos con el favor de Dios. Todos los días trabaja en tus metas y sobre todo SÉ FELIZ.

responder 19 Junio, 2019 – 4:47pm

Responder

*
*

Por ejemplo: contact@gtt-vih.org.

*

*
alfredo (no verificado)

Antonio: ojalá leas estos comentarios. Yo también sentí que el mundo se me venía abajo, y logré ponerme fuerte, feliz y con ánimo positivo ante la vida y el futuro y mis relaciones interpersonales. Es clave que te mantengas indetectable y tomes la medicación a horario tal cual lo prescripto por el médico. Así vas a estar bien toda la vida. Y ocúpate en hacer una vida normal, sos muy joven, tenés miles de proyectos. Yo tengo 47, separado hace años, conocí a una mujer hace poco más de dos años y gracias a ella me hice un test y vi que estaba enfermo. Por suerte no la infecté. Ella me abrió su corazón y sigue conmigo. Y la adoro y nos adoramos. Y el amor el fuerte. El amor todo lo puede. Ojalá te sepas relacionar con gente que tenga esa sensibilidad y comprensión que te haga sentir que lo tuyo es hoy una enfermedad crónica que no te impide vivir plenamente. ¿Acaso no sabes toda la gente que anda contagiada por la vida y no lo sabe y actúa hasta el momento plenamente? Vos corres con ventaja, vos ya sabes como estas. Y no vas a contagiar a nadie, mucho menos a los seres queridos. Abrazo grande, mucha fuerza, Antonio. Alfredo desde Buenos Aires, Argentina.

responder 1 Julio, 2019 – 12:12am

Responder

*
*

Por ejemplo: contact@gtt-vih.org.

*

*

Enviar un comentario nuevo

*
*

Por ejemplo: contact@gtt-vih.org.

*

*

gTt en tu email

Mantente al día sobre los temas que más te interesan

Suscríbete a los boletines

Encuesta





Ver también...

Otros artículos y noticias recientes sobre Testimonios

Próximas ediciones

Logotipo de Lo+Positivo

¿Alguna sugerencia para las próximas ediciones de Lo+Positivo?

Más información

Donaciones

Más información

Tú, gTt y facebook

© gTt - Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH

Contacto | Mapa del sitio | Política de privacidad | Licencia CreativeCommons | Accesibilidad

NO pulse este enlace o será baneado de este sitio - Do NOT follow this link or you will be banned from this site!
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web y mejorar su experiencia de usuario. Permaneciendo o navegando por esta web acepta la instalación de dichas cookies.
Más información | Cerrar
30