gTt-VIH

  1. Historias personales

Necesito ayuda

Hola a todos. Les voy a contar un poco mi situación, ya que hace algunos años me enteré de que tengo el VIH y no se lo pude contar a nadie. Me siento muy sola y triste, siento muchísima vergüenza y miedo a que me discriminen. Soy de Argentina y la realidad es que escucho comentarios de personas que hablan despectivamente de mi condición Pasas a ser "Juanita la que tiene el bicho". Te encasillan.

Aparte del miedo social, tampoco se lo pude decir a mi familia. Bueno, apenas me enteré, se lo dije a mi mamá. Yo estaba presa y, al tiempo que salí, en una discusión, me dijo sidosa de mierda, sucia y un par de cosas más. Hasta el día de hoy lo recuerdo con mucho, mucho dolor. Así que, al tiempo, le dije que era mentira lo de que tenía el VIH, que lo había dicho por un montón de excusas de mi ex y, la verdad, ni me acuerdo bien de la mentira.

Nunca más hablamos de ese tema y gracias a Dios tampoco me volvió a decir nada hiriente sobre mi enfermedad. Tal vez se quiso creer la historia. Cuando estaba presa también tenía mucho miedo de que se enteraran mis amigas y compañeras. Lo peor es que la medicación [para el VIH] la daban en la puerta del pabellón. Eso era muy humillante para mí, que no lo tengo [el VIH] para nada aceptado.

Así que, medio a escondidas, retiraba la medicación, hasta que un par se enteraron y me vinieron a dar problemas. Yo lo negué. Me iban a matar porque yo andaba con una piba que, encima, con todo ese tema me dejó y quedé con un gran problema en el pabellón. Yo lo seguía negando [mi condición de VIH+] y me pidieron pruebas o me iban a lastimar y a echar de ese pabellón.

Hablé con el infectólogo que me atendía y, como en ese momento era indetectable (o sea venía tomando todos los días la medicación y ese era el diagnóstico), desesperada le dije que me pusiera eso en un papel [que era indetectable]. Entre tanto llanto y miedo mío, cedió, solo puso “indetectable”, no puso negativo. Pero me sirvió, ya que lo creyeron y pude terminar mi condena tranquila. Aunque meses antes de irme, no retiraba la medicación porque tenía miedo y vergüenza.

Acá la cosa no cambia mucho [fuera de la cárcel]. Ayer me decidí y fui al hospital, a la sección especializada en VIH. Fue muy incómodo para mí, pero tenía que hacerlo o voy a morir y mi hijo me necesita. De hecho, tengo tan bajas las defensas que me dieron una pastilla extra que tengo que tomar 3 veces por semana.

Vivo con mi mamá, pero no nos llevamos muy bien y no me da la confianza para contarle. Ya no quiero que nadie me hiera. Hago una vida normal. Trabajo y estudio, pero en el fondo me siento muy sola. Es horrible que nadie lo sepa, ya que cargo sola con esto.

Gracias por leer mi relato y disculpen si ofendí a alguien. Saludos.

Comentar

Nota: No serán publicados los comentarios ofensivos, los que puedan resultar inapropiados para personas de otras confesiones religiosas ni los que contengan datos personales. gTt no se hace responsable de las opiniones publicadas.

Anónimo (no verificado)

¡Hola!! Solo puedo decirte que tu vida es tan valiosa como la de cualquier ser humano, y si en este momento tu situación por tener tu condición de salud no es la más adecuada, solo trata de pensar que es algo temporal y busca apoyo de otras personas... y en qué mejor que sean de la misma condición de salud, así proyectaras tu vida de otra manera y tu interior estará lista para afrontar estas cosas, y nunca olvides que tu vida es preciosa, considerarlo siempre. Saludos.

responder 18 Septiembre, 2019 – 8:39pm

Responder

*
*

Por ejemplo: contact@gtt-vih.org.

*

*
Anón (no verificado)

No tienes por qué sentir vergüenza el VIH es una condición de salud y nada mas solo tienes que tomarte siempre la medicación, alimentarte muy bien no desvelarte y no fumar ni tomar alcohol porque eso baja más las defensas tienes que cuidarte por ti y por tu hijo arriba esos ánimos que el deprimirnos o estresarnos también bajan las defensas. Dios te bendiga.

responder 18 Septiembre, 2019 – 8:35pm

Responder

*
*

Por ejemplo: contact@gtt-vih.org.

*

*
Anónimo (no verificado)

Hola. ¿Cómo estás? Primero te digo que no te sientas mal por tener esa condición. Más cosas en la Vida se Dan así lamentablemente, pero tenes que salir adelante. Te voy a decir algo duro que me dijo un amigo, cuando tenes hijos ya no tenes derecho. No tenes derecho a dejar a tu hijo solo. Te lo dice una persona que está en el peor momento de su vida, que se equivocó y tal vez arruiné todo por lo que construí. Pero no tengo derecho a quedarme inmóvil. Si quieres hablar acá estoy.

responder 18 Septiembre, 2019 – 4:46pm

Responder

*
*

Por ejemplo: contact@gtt-vih.org.

*

*

Enviar un comentario nuevo

*
*

Por ejemplo: contact@gtt-vih.org.

*

*

gTt en tu email

Mantente al día sobre los temas que más te interesan

Suscríbete a los boletines

Encuesta





Ver también...

Otros artículos y noticias recientes sobre Testimonios

Próximas ediciones

Logotipo de Lo+Positivo

¿Alguna sugerencia para las próximas ediciones de Lo+Positivo?

Más información

Donaciones

Más información

¿Se puede tratar la lipodistrofia en la cara? ¿Lo cubre la Seguridad Social?

© gTt - Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH

Contacto | Mapa del sitio | Política de privacidad | Licencia CreativeCommons | Accesibilidad

NO pulse este enlace o será baneado de este sitio - Do NOT follow this link or you will be banned from this site!
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web y mejorar su experiencia de usuario. Permaneciendo o navegando por esta web acepta la instalación de dichas cookies.
Más información | Cerrar
30