gTt-VIH

  1. Historias personales

La vida quizá me advirtió antes de tiempo

Buen día, tengo actualmente 23 años y hace apenas 5 meses de mi probable infección y 3 meses de haber sido diagnosticado. Aún sigo sin asimilarlo del todo.

Les comparto mi historia a todos, por lo singular que fue. Inicié mi vida sexual hace no mucho tiempo. Mis parejas han sido muy pocas y procuré siempre protegerme, excepto en la última ocasión, cuando me descuidé del preservativo en escaso un minuto. Confié tanto en esa persona que me preguntaba: “¿qué me puede pasar?, los dos estamos sanos", pensé. Nunca pensé que mi vida cambiaría tan drásticamente por ese hecho.

Trabajo en un hospital, haciendo prácticas con pacientes, laborando y demás, en pocas palabras, seré médico en poco tiempo. A diario en mi servicio mandábamos muestras de pacientes para paneles virales y obteníamos sus resultados en breve. No me había hecho un panel viral antes, pues confiaba tanto en que mis relaciones eran "seguras", pero aun así tenía la inquietud de hacerme uno.

Resulta que a los dos meses y medio de mi relación de riesgo, una noche, por un motivo extraño comencé a soñar que me mandaba a hacer un panel viral en el hospital donde trabajo y que era una de mis mejores amigas quien me tomaba la muestra. En mi sueño pensaba: "total, es muy sencillo enviar la muestra y obtener el resultado, ¿por qué no?". Hubo una vocecita que me repetía constantemente: "hazte un panel, hazte un panel, ¡Ya!". Abrí de inmediato los ojos y lo primero que pensé fue: “Me voy a hacer un panel viral”.

Todo coincidió ese día para que sucediera. Llegué por la mañana al hospital y encontré a mi amiga (la del sueño) sola en nuestra área de trabajo. Le comenté lo del panel y accedió a tomarme muestra de sangre. Yo mismo bajé la muestra y la dejé en laboratorio, aún sin esperar nada como resultado.

No sé bien si creer en Dios completamente, no sé si aquel sueño fue un presagio de lo que estaba por venir. Y si lo fue, y si Dios existe, agradezco haber tenido aquel sueño, de lo contrario, hoy seguiría sin saberlo.

Llegando el fin de semana, resultó que vi de nuevo a aquel tipo con quien tuve mi último encuentro. Fuimos a comer únicamente, pero hubo algo ese día que llamó mi atención en él, "me acaban de diagnosticar Herpes Zoster", me dijo.

Pudo haberle dicho a alguien más eso y creer que todo estaba bien, a quien sea, pero no a alguien con el conocimiento necesario para saber que un herpes zoster no da a menos que se esté inmunosuprimido. Le hice el comentario de que me había hecho un panel viral, pero aún no tenía resultados, así que le recomendé se hiciera uno. No me tomó en cuenta.

A la semana siguiente, llegó el tan inesperado y tan temido día de los resultados. Fue mi amiga quien tuvo el valor de hablarme y entregarme de sus propias manos un resultado con VIH positivo.

El mundo se te derrumba, sientes que tu vida termina en un segundo, y que es la palabra "POSITIVO" quien clava el puñal justo en tu alma. Quería gritar, llorar, tirarme al piso, golpearme la cabeza mil veces y decir: “es un sueño y voy a despertar, esto no es cierto, no me puede pasar a mí".

Comenzó entonces una lucha constante entre la realidad y mi propia esperanza. Hoy sé que si alguien sabe realmente lo que es tener fe, somos quienes pasamos por un duelo similar.

Quince días tardaron en darme un resultado confirmatorio de VIH, los 15 días más largos de toda mi vida, los más amargos, quince días de fe y esperanza, de creer en una segunda oportunidad que jamás llegó, o que aún no ha llegado.

Hoy día, toda mi familia lo sabe, todos me apoyan en este duelo tan grande, mis amigos me brindan su cariño y entero apoyo. Hoy sé que todo depende sólo de mí.

No quiero estar solo y aún temo a lo que está por venir. En el hospital donde estoy es como si todo me llenara de señales de vida, los pacientes me llegan a decir frases que me hacen pensar en muchas cosas. Veo casos de pequeños y ancianos que parten a otra vida con la esperanza de un mañana, pacientes que sufren de diversas condiciones que los limitan a tener una vida como el resto y aun así salen adelante, sonríen y luchan por vivir.

La vida da mil vueltas y hace cambios con los que, aunque no nos gusten, debemos aprender a vivir.

Hoy no sé si estoy listo para vivir con esto, y me aterra tanto lo que viene, me aterra quedarme solo. No sé por qué Dios eligió este camino para mí, o por qué me castiga en esta forma. Los médicos que me orientan en mi proceso son muy alentadores, me dicen que "probablemente exista la cura en poco tiempo", que debo luchar y seguir adelante.

Me pone mucho a pensar en qué planes tiene la vida para mí. Hace poco leía que sólo el 5% a 10% de los infectados se dan cuenta cuando recién se han infectado (infección aguda), sin un solo síntoma... 90% cuando ya el virus ha comenzado a hacer estragos. Soy parte de ese minúsculo 5% que un día hizo caso a un sueño de hacerse una prueba. La vida quizá me advirtió antes de tiempo. Para qué, no lo sé

Me asusta y me aterra lo que está por venir, pero hoy son mis ganas de vivir y salir adelante las que me hacen saber que en verdad puedo, que no estoy solo, que el futuro no se asegura para nadie y sólo importa lo que vivimos hoy. Que razones para vivir hay muchas y que en el mundo hay tantos viviendo bajo la misma condición y otros tantos que, sin saberlo, como me sucedió, van por la vida infectando a más personas.

Somos un mundo de personas viviendo bajo esa misma condición. Nuestra condición es vivir.

Espero saber qué opinan, un abrazo.

Comentar

Nota: No serán publicados los comentarios ofensivos, los que puedan resultar inapropiados para personas de otras confesiones religiosas ni los que contengan datos personales. gTt no se hace responsable de las opiniones publicadas.

Anónimo (no verificado)

Hola leí tu historia y creo que a mí también es como si la vida me advierte de que me realice el examen ya que estuve en una relación de riesgo hace 5 años. Me he realizado 2 pruebas pasando el periodo ventana después de la situación la cual me han salido negativo pero hoy a 5 años después de esa situación me he sentido muy mal de salud mañana me realizo la tercer ojala Dios me dé una nueva oportunidad y que salga negativo. El temor a que si sale positivo me está matando. Pienso mucho en el futuro, en lo que perderé, pero bueno es causa de una mala decisión.

responder 2 Marzo, 2017 – 8:53pm

Responder

*
*

Por ejemplo: contact@gtt-vih.org.

*

*
JORGE (no verificado)

Pero deja de culpar al chico con el que te infectaste, porque realmente lo más seguro es que él tampoco sabría que estaba infectado, además tú bien sabes (más aun estando estudiando medicina) que no debías haber tenido sexo sin protección, por mucha confianza que tuvieras con el otro. Asume tu culpa y deja de culpar al otro que a fin de cuentas ya tampoco puedes hacer otra cosa. Yo también me infecté de la misma manera que tú. Me detectaron a los tres meses y no había cumplido un año cuando mi médico me recomendó empezar la terapia. Estoy en terapia desde 2010 y a los dos meses de empezar ya era indetectable. Lo pasé mal, no lo imaginas porque para más INRI había infectado también a mi pareja (somos pareja abierta) y créeme que si mal es aprender a vivir con esta enfermedad, peor es vivir con el cargo de conciencia de habérselo transmitido a tu pareja de 10 años. Aun así, después de todo mi pareja y yo seguimos juntos. Yo tomo un antidepresivo, pero el por su parte no necesita ningún antidepresivo para "saber llevarlo". Ya mi castigo lo tengo asumido: Iré al Infierno o al peor sitio que se pueda ir cuando mi alma salga de mi cuerpo. Para mí lo peor no es que tengo el VIH, lo peor es mi conciencia, que por mi culpa infecté a mi chico, que apenas tenía relaciones sexuales fuera de nuestra pareja. Con lo cuál te digo que tranquilo, tómate tu tiempo, no pasa nada, pero tal y como te ha comentado alguien más arriba, evita descubrir tu estado serológico a todo el mundo. Hay mucha gente con mal corazón y malvada y mucho más entre los gais. Tengo 45 años y lo he vivido, sé de lo que te hablo y estoy seguro que en todos los países los gais nos comportamos del mismo modo, los hay que tenemos buen corazón y otros no y los hay otros que aun así compartiendo esta misma enfermedad con uno son tan malvados y crueles como no puedes imaginar. Ánimo amigo!!!! Un abrazote y un besazo.

responder 1 Marzo, 2017 – 6:34am

Responder

*
*

Por ejemplo: contact@gtt-vih.org.

*

*
Anónimo (no verificado)

Hola estimado amigo! Me llamo mucho la atención tu historia puesto que también trabajo en el área de salud y también confié en una persona en cual yo pensaba jamás iba a infectarme, cuando realice mis pruebas y dio positivo realmente la cantidad de virus era un porcentaje bajo y mi CD4 estaban muy altos, pertenecía a ese 5% que detecta temprano su condición. Al contrario tuyo, me ha costado mucho asimilar la situación, sigo teniendo miedos, incertidumbre, sigo llorando de vez en cuando, y aunque ya empecé mi tratamiento antirretroviral uno no deja de preguntarse el porqué si no lo merezco? Sin embargo veo que te sientes con muchas ganas de seguir adelante y dar la pelea, desde hace 6 meses que me diagnosticaron me he informado más de lo que ya estaba, también creo que en cuestión de 8 a 10 años vamos a tener la cura, vamos a poder ser libres de nuevo, leer tu post la verdad me anima también a seguir adelante... Tienes una actitud adecuada! Sigue así!"

responder 26 Febrero, 2017 – 4:55pm

Responder

*
*

Por ejemplo: contact@gtt-vih.org.

*

*
Felipe (no verificado)

Hola, te entiendo perfectamente, estoy pasando por un momento difícil igual El lunes tendré resultados de la contramuestra y solo pido a Dios que sea negativo! Han sido días horribles, siento que han sido los días más horribles de mi vida! Y no se lo he contado a nadie! Y pretendo guardarme esto por siempre! Mi estado de ánimo, auto estima mal! Y la gente ni pensará qué pasa en tu inferior! Es fuerte esto! Antes en algún momento pensaba que si llegase a tener VIH me quitaría la vida! Ahora siento que no sería capaz de hacerlo! Sino que sigo con mis proyectos en mente de seguir estudiando! A veces dan unas tremendas ganas de no seguir!! Pero vuelvo a levantarme... Te envío un a brazo y que dios te llene de Felicidad!

responder 24 Febrero, 2017 – 9:00pm

Responder

*
*

Por ejemplo: contact@gtt-vih.org.

*

*
Ange (no verificado)

Gracias a Dios te diste cuenta a tiempo y no caiste en enfermedades graves. Yo tuve que pasar 2 neumonias para poder aceptar y tomar medicamentos. Afortunado sería que no padecieras de VIH, un error cuesta una vida entera. Ahora te toca asumirlo y salir adelante con el apoyo de los que te quieren! No dejes de luchar, soy uno más de los que viven con esta enfermedad no estas solo en esta lucha! Un abrazo desde Venezuela.

responder 24 Febrero, 2017 – 7:13pm

Responder

*
*

Por ejemplo: contact@gtt-vih.org.

*

*
Pablo CCP (no verificado)

Puse mucha atención a todo tu relato. Eres tremendamente afortunado. Yo al igual que tu, recibí mi diagnóstico de forma muy temprana, casi a dos meses de mi infección, que fue producto también de una relación sexual sin protección. Nuestra diferencia es la edad. Yo tengo 36 y una vida mas bien resuelta. A tus cortos veinte y algo imagino debe ser un poco mas duro. Tu manejo de información por pertenecer al área salud es un punto a tu favor. Desde mi propia experiencia percibo que vas por buen camino. Estas informado y cuentas con apoyo familiar y de tu círculo cercano. Solo me atrevo a aconsejarte que evites en lo posible que más personas manejen tu estado serológico. A veces las personas, aunque sin mala intención liberan información que no corresponde, y lamentablemente no todos tienen el mismo conocimiento o discreción sobre el tema. Los miedos mas profundos de las personas no están a la vista de todos, ni siquiera de quienes sentimos amig@s, lo que podría traducirse en una reacción no esperada. No estoy seguro si este medio permite datos de contacto para prestar apoyo, aunque sea a la distancia. No se de donde eres. Yo soy de Chile. Si quieres compartir con alguien que esté pasando por algo parecido a lo tuyo, cuenta conmigo igual daré mi mail y si no se podía imagino lo editarán, lo cual entiendo perfectamente. Te envío un gran abrazo y mucha energía.

responder 24 Febrero, 2017 – 4:49pm

Responder

*
*

Por ejemplo: contact@gtt-vih.org.

*

*

Enviar un comentario nuevo

*
*

Por ejemplo: contact@gtt-vih.org.

*

*

gTt en tu email

Mantente al día sobre los temas que más te interesan

Suscríbete a los boletines

Encuesta







Ver también...

Otros artículos y noticias recientes sobre Testimonios

Próximas ediciones

Logotipo de Lo+Positivo

¿Alguna sugerencia para las próximas ediciones de Lo+Positivo?

Más información

Donaciones

Más información

Opciones de tratamiento de la dependencia de opiáceos para personas que viven con VIH

© gTt - Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH

Contacto | Mapa del sitio | Política de privacidad | Licencia CreativeCommons | Accesibilidad

NO pulse este enlace o será baneado de este sitio - Do NOT follow this link or you will be banned from this site!
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web y mejorar su experiencia de usuario. Permaneciendo o navegando por esta web acepta la instalación de dichas cookies.
Más información | Cerrar
30