gTt-VIH

  1. Historias personales

La cara que muestro a la sociedad no es la misma que escribe este testimonio

Muchas veces consideré que la vida no era justa totalmente. Aun así me amoldé a la misma. En mi juventud, fui un adolescente tranquilo, con nulos problemas en la escuela y en la familia.

Decidí que no era momento de lastimar a mi familia y enfocarme en mis estudios... que al final dieron frutos: buenas calificaciones, concursos, reconocimiento físico y personal. A los 18 años ingresé a la universidad. Muchos de mis compañeros ingresaban de escuelas de alto prestigio en la zona. Yo, proveniente de una preparatoria normal.
No fueron años sencillos, pero logré imponerme y ubicarme dentro de los primeros lugares. Ello me permitió obtener una beca en el área de investigación que he mantenido por cerca de tres años.
Mi vida sexual no fue del todo satisfactoria. Me di cuenta de mi orientación sexual a los 16 años. Mi primera relación sexual fue a los 18. Enamoradizo... y totalmente manipulable tanto por mí, como hacia los demás. No logré mantener una relación sentimental más allá de algunos meses. Mi “trabajo” en la investigación, los proyectos escolares y cualquier curiosidad que salía, hacían que me enfocara más en mí que en mis relaciones.
Desde que empecé a tener relaciones sexuales, la vida se convirtió en un constante premio-castigo. Algunas veces se me premiaba por mi comportamiento, y otras veces se me castigaba por el mismo. Llegué a tener una relación “magnética” o serodiscordante con un chavo de mi edad que estudiaba en la facultad de junto. Mi miedo en ese entonces no me permitió demostrar cuánto lo quería y, por cuestiones del destino, fracasó la relación.
Un solo error cambio mi vida... un solo error. La única vez que mantuve sexo sin condón fue suficiente para que formara parte de las estadísticas, de un grupo que ya es más pequeño al que pertenecía.
El 12 de diciembre del año 2017, aprovechando trámites y papeleos, consideré oportuno realizarme una prueba rápida en el centro CAPACITS de mi ciudad. Como siempre, o como estaba acostumbrado, cada 6 meses la rutina se repetía de forma continua. Ese día el resultado cambió. Cambió completamente, al punto de aguantar las lágrimas en el consultorio del químico y de llorar amargamente en soledad.
La visita a psicología en momentos posteriores me invocó a ver mi vida pasada en cuestión de minutos. Pensar que mi futuro se había acabado, que sería rechazado en mis futuros empleos... que muriera mi vida sentimental.
Los días que siguieron no fueron los mejores que pude haber tenido. Soñaba que me daban los resultados con un acierto reactivo de diferentes formas. Ello me llevo a pensar que en el mes de noviembre me dio una serie de enfermedades que concluyeron que era tifoidea. Una plática con el médico familiar me llevo a pensar la fecha de exposición al virus, aquella fecha antes de enfermarme, coincidente con la única vez que tuve sexo sin condón con un chavo al que apenas conocía, ¡que estúpido fui!
Actualmente, con 22 años, termino el octavo semestre de la licenciatura. Mi alto promedio, en conjunto con el tema de tesis que desarrollo me da la posibilidad de graduarme con honores. Aunque el tratamiento no lo he adquirido por la cantidad de tiempo ligado a la exposición. Apenas 5 meses...  no significa que no me preocupe por el mismo y que no piense en tomarlo. No pasa un día que no piense en el resultado, en mi vida sentimental. Al principio lloraba en soledad, pero con el tiempo solo llegue a pensar lo que pasaba en el momento.
Con el título de ingeniero, pienso mudarme a una ciudad, tal vez a Guadalajara, para establecerme de una vez y ahí comenzar con mi vida profesional, en conjunto con una serie de medicamentos que me permitirán vivir mucho más tiempo.
Quisiera decir que será fácil. Yo espero eso. Lo que no sé en cómo me afectara en algunos años vivir en esta situación. ¿A quiénes deberé contarles? ¿Será fácil mantener un empleo con esta condición?

Comentar

Nota: No serán publicados los comentarios ofensivos, los que puedan resultar inapropiados para personas de otras confesiones religiosas ni los que contengan datos personales. gTt no se hace responsable de las opiniones publicadas.

Anónimo (no verificado)

Te quiero. Lo creas o no me has despertado este sentimiento de forma genuina y no es pena.

responder 18 Septiembre, 2018 – 12:26pm

Responder

*
*

Por ejemplo: contact@gtt-vih.org.

*

*
Renato (no verificado)

Desde que tengo uso de razón , hablo de cuando tenía 5 u 8 años, por distintos factores , presentí que mi vida no iba a ser normal , que algo no andaría bien, no escribiré un testamento intentaré resumir: fui abusado cuando niño, tuve un padre distante que me pegaba, no lo hacía de mala persona sino fue la educación que él heredó , en el fondo no quería hacerme daño, en esa época ser gay no es lo mismo que hoy, en esa época eras víctima de bullying y así fue en el colegio, mis peores años hasta entonces, luego relaciones con mujeres fallidas por intentar ser quien no era, tratar de ser normal, en esa represión no podía optar más que a encuentros casuales , pero sintiéndome siempre infeliz, ante todas mis carencias afectivas intentaba compensarlas con cosas materiales.... la verdad nunca fui feliz .. Me pasaron muchas cosas, siempre pensaba que ya no me podía pasar nada peor... ya soy un adulto sobreviví los 80 los 90 los 2000 sin VIH... pero como cualquier gay tenía la obsesión de no infectarme... finalmente hace 3 semanas fui hacerme el examen. Y lo único que me faltaba. Salió positivo... siempre pensé que mi vida había sido un castigo por algo que habré hecho en una vida anterior entonces ahora me llegaba el castigo por el castigo: ¿saben cuál es la peor parte? No saber cuándo, dónde ni cómo me infecté porque SIEMPRE me cuidé usando preservativo: comprobé en primera persona que los preservativos no son 100% seguros, en fin mi vida ya cambió, ¿qué haré ahora? Pues no sé... no sé si a estas alturas de mi vida ADEMÁS me voy a bancar la lucha que se me viene. Desde que me enteré no se lo he contado a nadie y no lo haré, estoy solo en esto. Como siempre he enfrentado cada episodio de mi vida: solo, mi familia solo me llama cuando necesitan algo...ufff qué difícil aguantar de llorar cuando escribo pues me hace dimensionar mi vida vacía y carente total de afectos. Nunca tuve una relación estable nunca sentí ni pude decir que esta mierda de vida haya valido la pena: lo único que puedo agradecer aunque no sé si es para agradecer: es que me infecté ahora y no hace 30 años... al menos sobreviví las primeras décadas . Bendiciones a quien me haya leído

responder 31 Mayo, 2018 – 8:33pm

Responder

*
*

Por ejemplo: contact@gtt-vih.org.

*

*
Anónimo (no verificado)

El VIH no te define como persona, no es tu primera imagen como ser humano, profesional, pareja y demás ante el mundo. No te impedirá llevar a cabo tu proyecto de vida, hoy en día muere más gente por cáncer que por VIH así que el diagnóstico no te impide llevar una vida totalmente plena. No debes decirle a nadie que no sea de tu entera confianza, ni siquiera a tus ex parejas sean estables o meramente sexuales, no todas las personas lo asimilan de una manera amable. Como te dije antes eso no te define como persona. El amor llegará cuando deba llegar, por ahora, mientras inicias tratamiento no será prioridad, pero debes enamorarte de alguien mucho más importante sobre todas las cosas, ese eres tú. Fortalece tu alma, tu corazón, no te dejes llevar por la depresión, la tristeza y demás... el virus se aprovecha de eso para debilitarte. Toma las riendas de tu vida y no te entregues al virus, acéptalo y sigue adelante!! "Sólo cuando estás roto, no sabes de qué estás hecho. Esto te da la habilidad te construirte de nuevo a ti mismo, pero más fuerte que nunca".

responder 29 Mayo, 2018 – 3:41pm

Responder

*
*

Por ejemplo: contact@gtt-vih.org.

*

*
Anónimo (no verificado)

Saludos! Comenzaría por decirte que comiences a tomar los medicamentos para que así te mantengas sano y no infectes a nadie mas. Además para que evites enfermarme y otras complicaciones. Adelante y edúcate bien sobre la condición.

responder 29 Mayo, 2018 – 2:59pm

Responder

*
*

Por ejemplo: contact@gtt-vih.org.

*

*

Enviar un comentario nuevo

*
*

Por ejemplo: contact@gtt-vih.org.

*

*

gTt en tu email

Mantente al día sobre los temas que más te interesan

Suscríbete a los boletines

Encuesta





Ver también...

Otros artículos y noticias recientes sobre Testimonios

Próximas ediciones

Logotipo de Lo+Positivo

¿Alguna sugerencia para las próximas ediciones de Lo+Positivo?

Más información

Donaciones

Más información

AIDS Action Europe: una respuesta europea al VIH/sida

© gTt - Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH

Contacto | Mapa del sitio | Política de privacidad | Licencia CreativeCommons | Accesibilidad

NO pulse este enlace o será baneado de este sitio - Do NOT follow this link or you will be banned from this site!
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web y mejorar su experiencia de usuario. Permaneciendo o navegando por esta web acepta la instalación de dichas cookies.
Más información | Cerrar
30