gTt-VIH

  1. Historias personales

Angustia, miedo y dolor

Hola a todos. Me llamo Carola, tengo 33 años y soy de Argentina. Estuve leyendo algunas de sus historias y la verdad es que admiro la fuerza que tienen. ¡Yo no sé si tengo tanta!

A los 20 años conocí a mi marido. Al poco tiempo quedé embarazada de mi primer hijo. Nos fuimos a vivir juntos y hemos pasado 12 años conociéndonos. Cuando mi hijo tenía 2 años, comenzamos a buscar el segundo bebe.

¡No había manera! Me hice varios estudios y dieron con que tenía síndrome de ovario poliquístico, por lo que era muy difícil la concepción de modo natural. Nos derivaron a una clínica de fertilización asistida, aunque nos dijeron que podíamos seguir intentándolo.

Cuando mi hijo cumplió 10 años me di por vencida. No iba a poder quedar embarazada y empecé a ir a un gimnasio, empezamos a salir a bailar, a disfrutar... Hasta que de repente, de la nada, ¡quedé embarazada!

Teníamos una alegría indescriptible, mi marido, yo… y también mi hijo que vivía pidiendo un hermanito. Nos fuimos a hacer la primera ecografía y, al salir, tan felices de haber visto a nuestro nuevo porotito, le dije a mi marido: "Ya que estamos en la clínica retiremos mis análisis". Me llama la bioquímica y me dice "dio VIH positivo".

Desde ese momento –mayo de 2017– y, hasta el día de hoy, no puedo respirar. Estuve un mes con 100 ataques de pánico por día, no podía levantarme de la cama e incluso quise abortar para no pasarle esta cruz a un ser inocente. Comencé con 920.000 copias y CD4 en 450 células.

Hice el tratamiento al pie de la letra, 3 pastillas cada 12 horas. Tenía una cesárea programada y me saqué sangre para la última carga viral del embarazo, un mes antes de la cesárea y al día siguiente rompí la bolsa mientras dormía.

Al llegar al hospital, me dicen que la cesárea ya no es viable, que iba a parto normal. Mi cuerpo temblaba de miedo todo el tiempo. El miedo me dolía más que las contracciones.

Se acerca una doctora y me dice: "Para que el riesgo de transmisión sea más bajo tenés que parir antes de que se cumplan las 4 horas de romper bolsa y con una carga viral menor de 1.000 copias". ¡Por Dios! Hacia 6 horas que había roto bolsa y mi carga viral anterior había dado 5.000 copias. Comencé a llorar sin parar. Nueve horas después de romper aguas, nació mi hija. Una mezcla de felicidad y angustia horrible.

A los dos días me dieron el resultado de mi última carga viral: 1.390 copias. Aun así, alta para parto natural. Mi bebe tiene 6 meses, sus dos primeros análisis dieron negativo y en dos semanas le hacen el tercero.

Es una angustia constante, un miedo y dolor insoportable. Si bien nunca reaccioné mal con mi marido, tengo una ira interna hacia él que no puedo manejarla.

No puedo dormir, me dan ataques de llanto por las noches... pensando, odiando... Me conformé con su pésima performance sexual por 13 años, sin probar otra cosa, siendo fiel, a pesar de estar insatisfecha, para que ahora me ponga este cepo de por vida. Y tengo tanto miedo de transmitírselo a alguien, que creo que a mis 33 años mi vida sexual se terminó sin haber comenzado nunca. Nunca más me voy a poder enamorar y que me correspondan… Realmente estoy en un abismo ahora.

Mi mensaje para aquellas mamas que reciben esta terrible noticia con su bebé en la pancita: “Sé lo horrible que es, pero por sus bebes ¡sigan el tratamiento!”. Muchas gracias a todos, un beso enorme.

Comentar

Nota: No serán publicados los comentarios ofensivos, los que puedan resultar inapropiados para personas de otras confesiones religiosas ni los que contengan datos personales. gTt no se hace responsable de las opiniones publicadas.

Luis (no verificado)

Carola, tengo VIH. Hace 1 mes me diagnosticaron. Sé fuerte, tienes ahora más razones para vivir. Justo hoy inicio mi tratamiento de una pastilla en las noches. Estoy optimista en que saldré de esta y venceré este maldito virus. Un abrazo y vamos para adelante.

responder 30 Marzo, 2018 – 2:00am

Responder

*
*

Por ejemplo: contact@gtt-vih.org.

*

*
Anónimo (no verificado)

¡Puedo entenderte tanto! Soy una mujer con 18 años de casada hace dos años mi esposo enfermo, lo que pensamos era una Neumonía todo termino en este terrible diagnóstico. El literalmente estaba muriendo era SIDA, me tocaba hacerme el examen pero desde el mismo momento que el mismo me dijo lo que le ocurría supe que yo estaba mal también solo me tocó esperar el diagnóstico. Yo soy de esas mujeres que tiene una relación con Dios, que he sido Fiel hasta con mi mente. A veces pienso que es una película de horror que a mí no me está sucediendo, Justo ese día de enterarme de lo terrible solo pude arrodillarme ahí mismo en esa habitación de hospital y pedirle a Dios que no me abandonara que me permitiera vivir para mis dos hijos. Es hasta difícil contar cada detalle y hasta me han dado ataques de pánico ante cosas que antes podía manejar. Dios ha hecho un milagro en mi Vida el milagro del perdón, cada día ha sido una decisión que he tomado. Yo no quiero disminuir ni un poco tu dolor, si estuviera ahí cerca de ti créeme permitiría que te desahogues, que grites y abrazarte fuerte no estás sola. Conozco la impotencia que sientes alguien decidió por ti poner en juego tu salud. No juzgo a nadie pero al menos otros al tener relaciones sexuales sin cuidados, infidelidades, drogas etc. Al menos fue una consecuencia de sus malas decisiones. Pero ¿en qué decidimos nosotros? Te voy a repetir lo mismo que me han dicho los psiquiatras y en cierta forma más mi Fe en Dios me ha ayudado. Siempre alguien está peor que nosotras hay mujeres que fueron violadas e infectadas con VIH, imagínate superar tanto a la vez, como me dijo uno de mis doctores al menos lo descubriste en la etapa VIH y no más allá, aún no entiendo por qué me pasó esto y a lo mejor en estos años Dios no me dará la respuesta, mis hijos están sanos y vamos ten Fe tú chiquita también lo va estar. Dios incluso ha levantado mi matrimonio no ha sido fácil pero hasta un esposo nuevo tengo diferente a los últimos años. Ya yo estoy en carga indetectable y mi esposo también. Solo puedo decirte que cuando siento desmayar le pido a Dios que me sostenga, que llene mi mente y corazón con su ese mismo amor que hizo posible perdonarnos a cada uno de nosotros pues delante de él nadie es digno. Recuerda tus hijos son tu fuerza no te rindas ellos te necesitan, en un mensaje de mi iglesia hubo uno que tocó mi corazón. Cuando dijo el Pastor de cualquier maldición que crees tener en tu vida Dios va abrir esta maldición y sacar una bendición. Mírate hasta ahora has sacado fuerza que ni tú misma has sabido cómo. Solo puedo decirte busca gente que te ame incondicionalmente para hablar sacar, y busca del amor de Dios para levantarte cada día. Te lo dice alguien que cada día libro una batalla como muchos de los que están acá. En mi caso aún mis hijos no saben y por su bienestar solo familia muy pocos saben para mantener su estabilidad. Ya llegará el tiempo sano para que sepan, para que conozca una historia real de porque cuidarse, que esto no está lejos de ellos, porque la fidelidad te mantiene en buen camino y también conozcan una historia de perdón, amar es una elección y yo tomé este camino y mi esposo la decisión de sanar cada día, no es fácil pero vamos luchando, hasta nuestros hijos están viviendo un hogar diferente mejor, tratamos de aprovechar cada momento, teniendo Fe que nuevas cosas vendrán. No te rindas hay dos pequeños que esperan que no te rindas. Un beso y abrazo apretado. No te conozco pero esto te vuelve cercana a mi corazón. Lucha aunque parezca que ese lado del mundo está súper sola, existimos muchas mujeres como tú. No nos rindamos Fe y mucha Fe Dios no ha terminado contigo y aunque no parezca lo mejor está por venir.

responder 28 Marzo, 2018 – 5:29am

Responder

*
*

Por ejemplo: contact@gtt-vih.org.

*

*
Anónimo (no verificado)

Carola, soy de Argentina también. Mujer y diagnosticada hace tres meses. Acá tenemos a nivel nacional un grupo cerrado y solo entras por recomendación de alguien (x seguridad) te va a hacer bien charlar con nuestros pares. Nos reímos, lloramos, hablamos. Nos enteramos los avances (se viene una inyección al mes en vez de las pastillas, ¿lo sabias?). Si nos falta medicación nos ayudamos etc. El grupo tiene argentin@s de norte a sur del país. Avísame así te agrego. No sé cómo avisarnos x acá. Trataré de leerte. No pases sola x esto. ¡Vamos, que podemos carajo!

responder 25 Marzo, 2018 – 7:28am

Responder

*
*

Por ejemplo: contact@gtt-vih.org.

*

*
Anónimo (no verificado)

Hola Carola yo estoy en una situación muy parecida a la tuya tengo 30 años y soy mamá de un niño de 6, en Enero de 2018 me han diagnosticado VIH me lo transmitió mi marido, de dónde eres, podríamos ponernos en contacto para hablar y apoyarnos.

responder 24 Marzo, 2018 – 2:40pm

Responder

*
*

Por ejemplo: contact@gtt-vih.org.

*

*
Anónimo (no verificado)

Tu hija será sana de por vida. Así será. Bendiciones.

responder 23 Marzo, 2018 – 8:58am

Responder

*
*

Por ejemplo: contact@gtt-vih.org.

*

*
Anónimo (no verificado)

Amén.

responder 23 Marzo, 2018 – 4:03pm

Responder

*
*

Por ejemplo: contact@gtt-vih.org.

*

*
Ricardo (no verificado)

¡Hola, Carola! ¿Cómo estás, compatriota? También soy de Bs As. Quiero contarte que si bien no tengo VIH, tuve una pareja que sí lo tenía y vive de forma normal sin complicaciones. Por cuestiones de la vida formé un grupo de personas seropositivas, allí conocí a uno de mis mejores amigos quien vive con VIH desde hace 6 años y está estupendo. Créeme que en poco tiempo más tendrás normalizado esta cuestión, aunque hoy te parezca una pesadilla imposible de sobrellevar. Tenés que ser fuerte, y no negar lo que te pasa, pero sí intentar medirlo como lo que es, una patología perfectamente tratable que no te causará inconvenientes. No le des al VIH el poder de tu mente. Seguís siendo la misma mujer de antes, ¡Carola sigue en pie! Debés atreverte a soñar y proyectar de nuevo, porque el VIH no es una sentencia de muerte, ni siquiera te impedirá continuar con tu ritmo habitual de vida. Sé mucho sobre VIH, acompaño y acompañé en su proceso de aceptación a muchos infectados, y te aseguro que no hay uno que no lo haya podido superar. No vi a nadie morirse por esto, y si hubo complicaciones solo fue en personas que decidieron abandonar la terapia. Humildemente te recomiendo que si te podés acercar a un grupo de pares que pasen por tu experiencia y puedas compartir lo que te sucede te ayudará mucho. Por favor, no desesperes, confía en vos, en los médicos y sobre todo no te pierdas de disfrutar a tus niños. Te deseo mucha fuerza. Cuentas conmigo y repítelo hasta que te lo grabes: "todo va a estar bien". Abrazos.

responder 23 Marzo, 2018 – 4:43am

Responder

*
*

Por ejemplo: contact@gtt-vih.org.

*

*
Anónimo (no verificado)

Bonitas Palabras. Bendiciones.

responder 23 Marzo, 2018 – 3:59pm

Responder

*
*

Por ejemplo: contact@gtt-vih.org.

*

*
Anónimo (no verificado)

Me imagino lo difícil que tuvo que haber sido. No sé sobre tu fe pero te exhortó a que te encomiendes a Dios para que te dé fuerzas y salgas adelante con tus hijos. Ánimo...

responder 22 Marzo, 2018 – 6:52pm

Responder

*
*

Por ejemplo: contact@gtt-vih.org.

*

*

Enviar un comentario nuevo

*
*

Por ejemplo: contact@gtt-vih.org.

*

*

gTt en tu email

Mantente al día sobre los temas que más te interesan

Suscríbete a los boletines

Encuesta







Ver también...

Otros artículos y noticias recientes sobre Testimonios

Próximas ediciones

Logotipo de Lo+Positivo

¿Alguna sugerencia para las próximas ediciones de Lo+Positivo?

Más información

Donaciones

Más información

Historias personales, testimonios de personas con VIH

© gTt - Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH

Contacto | Mapa del sitio | Política de privacidad | Licencia CreativeCommons | Accesibilidad

NO pulse este enlace o será baneado de este sitio - Do NOT follow this link or you will be banned from this site!
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web y mejorar su experiencia de usuario. Permaneciendo o navegando por esta web acepta la instalación de dichas cookies.
Más información | Cerrar
30