gTt-VIH

  1. Historias personales

Un adolescente con el corazón roto que sigue luchando

Tengo 17 años y me gustan los chicos desde que tengo conciencia. Cuando tenía 14 años tenía tanto miedo de que mis padres se enteraran de mi condición sexual o de que mis amigos no me aceptaran que, desde esa edad, he experimentado síntomas depresivos, que llegaron a tocar fondo cuando se manifestaron síntomas de desorden alimenticio.

Por suerte, a los 15 años pude contarles a todos quién era yo y agradezco que tengo una familia que me apoya y amigos que me aceptan tal y como soy. Recuerdo que, en ese tiempo, me sentía tan bien conmigo mismo que hasta una noche había llorado de la alegría que tenía. Pasaba por un momento hermoso y lo compartía con la persona que más quería, mi novio. Gracias a él tuve el valor de contarle a todo el mundo quién era, aprendí a quererme y a no juzgarme, a cuidar mi salud y a alimentarme bien.

Con él no me importaba el mundo, me olvidaba de todo lo que estaba a mi alrededor, de algunos problemas familiares e incluso de mis extraños momentos depresivos. Lamentablemente no todo dura para siempre y, después de una bonita relación de 8 meses (la única y la más bonita de mi vida), terminamos por algunas inseguridades que mi novio tenía.

El momento en el que empecé a caer y nunca más me detuve empieza. Yo no lo podía creer, sentía que se había perdido una parte de mí, que estaba incompleto. Lloré muchísimo, más de lo que imaginaba. Tenía pesadillas en las que lo veía, recordaba momentos felices y en cualquier lugar me ponía a llorar escondiendo mi cara para que no me vieran. Nunca estuve tan mal por alguien y tomé la peor decisión de mi vida: drogarme y alcoholizarme para poder borrarlo de mi cabeza.

Era el verano donde yo tenía 16 años y mi vida estaba arruinada. Estaba con los ojos rojos de tanto llorar y constantemente en estados de inconsciencia debido al alcohol que consumía. Había decidido salir todos los fines de semana a bailar de noche, a alcoholizarme como nunca y a terminar en camas de hombres mucho mayores que yo, a tener relaciones sexuales donde fuera y con quien fuera, a autodestruirme. Llegaba a mi casa sintiéndome en un cuerpo equivocado, sintiéndome sucio y desarmado, llorando en silencio. Sabía que estaba haciendo las cosas mal, pero ¿por qué no me detuve? ... Es algo que todavía con lágrimas en los ojos me pregunto.
 
A mitad de mis 16 años estaba sufriendo graves problemas de insomnio y fuertes dolores de panza. A esto se le suma una gran depresión y un cambio radical que me generó mucho estrés. Me cambié de colegio perdiendo contacto con todos mis amigos y compañeros anteriores. Trataba de tranquilizarme y relacionarme, pero yo sabía que en el fondo todo andaba mal, cuando, un día, en la ducha noté mi notoria caída del cabello. En ese punto fui al hospital a hacerme análisis esperando una respuesta que yo ya sabía, los análisis dieron que yo era seropositivo al VIH.
 
La noticia fue tan dura para mí como para mis padres, estaba perdido, fuera de este mundo. Apenas me enteré avisé a mi exnovio, súper-avergonzado de ser yo. Por suerte él está sano, tiene una vida normal y con otra persona que no soy yo, esta vez es una chica. En cambio, mi vida es un desastre y yo también lo soy. Culpándome todos los días por ser yo, por lastimar y defraudar a la gente que más quería, por perder a mis amigos y por vivir con una enfermedad sin cura.

Ahora tengo 17 años, probablemente con los años más tristes que tuve, soy un adolescente asimilando y aceptando mi triste enfermedad. Un adolescente escribiendo en busca de ayuda, que a pesar de todo quiere seguir viviendo, aunque muchas veces pensó en quitarse la vida o en darse por vencido. Un adolescente con sueños destruidos y con el corazón roto y enfermo, pero que en el fondo sigue sano y peleando para seguir adelante.

Muchas gracias por leerme.

Comentar

Nota: No serán publicados los comentarios ofensivos, los que puedan resultar inapropiados para personas de otras confesiones religiosas ni los que contengan datos personales. gTt no se hace responsable de las opiniones publicadas.

Anónimo (no verificado)

Yo no sé si soy realmente positivo ya me hice una prueba salió negativa pero estoy esperando para hacerme otra y he pasado también muchas cosas similares a las tuyas como drogarme tener sexo con una prostituta que en este momento tengo una ets diferente y tifoidea que no he dormido bien pero creo que sería mejor saber si tengo vih .

responder 16 Marzo, 2018 – 3:54am

Responder

*
*

Por ejemplo: contact@gtt-vih.org.

*

*
Anónimo (no verificado)

Hola, lamento leer todo esto que te ha causado una desgracia tras otra y, la verdad, aunque yo no tenga el virus, déjame decirte que eres una persona que merece otra oportunidad, que has cometido tus errores, es verdad, que tienes una enfermedad que por el momento no tiene cura, es verdad, que es un enfermedad mortal, es verdad. Pero al igual que un diabético o hipertenso, tienes factores de riesgo para complicarse y posteriormente morir, al igual que cualquier persona completamente sana. Esto quiere decir que no debes sentirte menos o una mala persona, al contrario has aprendido de tus errores y el que te perdones es suficiente para que se te recuerde que, mientras hay vida. También habrá esperanza. Esa, mi amigo, es la última que muere, sin ella no hay nada. Yo te invito al igual que un hipertenso, diabético o asmático, etc., que sigas tu tratamiento y te pongas todos los ánimos de vivir que eso es lo más importante para sanar tu cuerpo y así seguir viviendo feliz, fuerte y sin complicaciones. Ya lo demás de que te digan que promiscuo o sucio eso sale sobrando. Todos tenemos cola que nos pisen o como dicen que tire la primera piedra el que esté libre de pecado. Creo que nadie lo hará, así que tú con tu mente en alto, perdónate, ámate y cuídate, sigue tu tratamiento y cuando menos pienses llegará ese muchacho o pareja que te haga feliz y sabrás que la vida sigue y tú sigues en ella siendo muy feliz porque después de cada tormenta sale el sol, un abrazo y puro para delante mi bro =), éxito y saludos 👍

responder 10 Marzo, 2018 – 7:57am

Responder

*
*

Por ejemplo: contact@gtt-vih.org.

*

*
Anónimo (no verificado)

Eso no te descataloga como persona se fuerza sigue adelante amigo, lo mismo me pasó a mí y mira, hoy en día soy más fuerte que nunca. Éxitos, Albeiro desde Venezuelaaaaaaaaa. Quisiera ser amigo de todo el mundo seropositivo. Dejen sus contactos, soy de Venezuela de Vargas específicamente, la zona más rica de Venezuela: playa, sol y arena

responder 27 Febrero, 2018 – 4:11pm

Responder

*
*

Por ejemplo: contact@gtt-vih.org.

*

*
AlexBrujoxd (no verificado)

Ay amigo, tu situación es muy similar a la mía A excepción de que yo aún no sé si estoy enfermo. De igual manera he sufrido de ansiedad y depresión desde hace mucho tiempo e igual recurría al alcohol (aun lo hago a veces) hace un tiempo tuve relaciones sin protección y tengo algunos síntomas que no se si sean por VIH u otra cosa Igual tengo 18. Me gustaría hablar contigo :(

responder 27 Febrero, 2018 – 1:42am

Responder

*
*

Por ejemplo: contact@gtt-vih.org.

*

*
Anónimo (no verificado)

Buenas noches. Este es el momento donde tienes que estar más fuerte todo los días y en todo momento, sé que hay día que uno se pone triste, pero mira haz un ejercicio que a mí me ha ayudado piensa que esto es una condición de vida por ser VIH positivo no te vas a morir y tu sueño no se rompen tu puedes vivir con esta condición sigue estudiando, gradúate y estudia la carrera de tu sueño. Si te tomas todos tus medicamentos y tiene una buena vida sana durarás todo el tiempo del mundo así que no te rindas y dale gracias a dios por todo. Bendiciones.

responder 21 Febrero, 2018 – 1:00am

Responder

*
*

Por ejemplo: contact@gtt-vih.org.

*

*
Anónimo (no verificado)

Busca a Dios. Èl te sacará de ese hueco.

responder 19 Febrero, 2018 – 11:25pm

Responder

*
*

Por ejemplo: contact@gtt-vih.org.

*

*

Enviar un comentario nuevo

*
*

Por ejemplo: contact@gtt-vih.org.

*

*

gTt en tu email

Mantente al día sobre los temas que más te interesan

Suscríbete a los boletines

Encuesta







Ver también...

Otros artículos y noticias recientes sobre Testimonios

Próximas ediciones

Logotipo de Lo+Positivo

¿Alguna sugerencia para las próximas ediciones de Lo+Positivo?

Más información

Donaciones

Más información

VIH, embarazo y salud materna. Guía básica para mujeres que viven con VIH

© gTt - Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH

Contacto | Mapa del sitio | Política de privacidad | Licencia CreativeCommons | Accesibilidad

NO pulse este enlace o será baneado de este sitio - Do NOT follow this link or you will be banned from this site!
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web y mejorar su experiencia de usuario. Permaneciendo o navegando por esta web acepta la instalación de dichas cookies.
Más información | Cerrar
30