gTt-VIH

  1. Historias personales

El VIH me ha hecho disfrutar más de la vida

Hola, soy de Mar del Plata, una bella ciudad costera de Argentina. El mundo giró 180 grados el 3 de octubre 2018. Fui a mi médico a pedirle el DIU como método anticonceptivo. Por tal motivo, me mandaron a realizar unos análisis de rutina completos.

Fue entonces cuando, ese 3 de octubre, me dirigí a realizar tal estudio. 48 horas después me llamaron para decir que mi muestra de sangre era insuficiente, que fuera al laboratorio en ayunas al día siguiente. El día 6 de octubre entré al laboratorio, me anuncié en la mesa de entrada y, sin pedirme nada más que el nombre, me dijeron que me sentara, que me llamarían.

La gente ingresaba y la llamaban antes que a mí. Esperé casi 40 minutos a que me llamaran. De pronto salió una doctora con una mirada rara, como triste: “Acompáñame por acá, que este consultorio es más cómodo”. Entré y cerró la puerta, se sentó y miraba los papeles con esa cara de que algo no estaba bien y fue cuando escuché la oración que a todos nos causa miedo: “sos VIH positivo”.

Entré en un mar de lágrimas, creí que moriría pronto, en lo único que pensaba era en mis dos hijas, ya que soy separada. Tengo 2 muñecas de hijas. Con tan solo 29 años pensé que la vida terminaba y ellas quedarían solas. Creo que estuve algo más de una hora llorando sin parar, sentada en el piso de ese consultorio.

Me mandaron hacer la prueba confirmatoria del VIH [Western blot] y 6 horas después volví para que me dijeran que sí, que era VIH positivo. Hice preguntas muy raras y duras a la doctora, por ejemplo, si podía abrazar a mis hijas. Ella, con todo el amor del mundo, me explicó que sí, que la podía abrazar, bañar, cuidar, que nada las pondría en riesgo. A los pocos días, hablé con mi ginecólogo y me mandó a ver a mi infectólogo, persona increíble en esta tierra. Entré hecha un trapo a su consultorio y comenzó todo lo correspondiente: estudios, esperas, preguntas, respuestas a cada cosa que pensaba. Pero sobre todo me daban charlas para que entendiera que mi vida recién comenzaba y fue ese día que escuché la frase que me salvó la vida: "Ahora vas a disfrutar la vida el doble, cada detalle lo vas a ver con otros ojos". Y así fue.

Comencé mi tratamiento un 4 de enero. Mi primer objetivo era ser indetectable y fui en busca de eso. Con el pasar de los días cada vez entendía más y más la frase que me dijo ese día. Me hice sensible ante sentimientos que antes pasaba de largo, cambié de trabajo para poder estar más tiempo con mis hijas. El orden y la limpieza dejaron de ser una tarea de hogar para ser la forma de mantenerme sana.

Empecé a sonreír y volví a cantar a escondidas como solía hacerlo cuando estaba feliz antes del diagnóstico. Todo volvía a la normalidad día a día. Tomé una decisión y hoy, casi 8 meses después, sigo con la misma forma de pensar. Esto lo voy a hacer sola. No le conté a nadie más que a mis médicos. Hoy ya soy una persona indetectable, sana, feliz y llena de proyectos y sueños.

Si estás leyendo esto, querría compartir con vos que se puede vivir, ser feliz y, sobre todo, ser amado con el VIH. No somos un peligro ni una bomba de tiempo, somos como todos los demás habitantes de la Tierra, con la única diferencia de que podemos ver la vida mejor que otros, disfrutar cada día al cien por cien.

Comentar

Nota: No serán publicados los comentarios ofensivos, los que puedan resultar inapropiados para personas de otras confesiones religiosas ni los que contengan datos personales. gTt no se hace responsable de las opiniones publicadas.

Anónimo (no verificado)

Da gusto ver cosas como esta, eres una fuente de motivación para muchos tengamos o no el padecimiento. Ojalá siempre sigas así, un saludo desde EU.

responder 19 Julio, 2019 – 7:35pm

Responder

*
*

Por ejemplo: contact@gtt-vih.org.

*

*
Anónimo (no verificado)

Hola cómo estás, también soy de Argentina me encantaría ponerme en contacto con vos también soy padre de dos hermosos hijos, te mando un gran abrazo

responder 4 Junio, 2019 – 1:31pm

Responder

*
*

Por ejemplo: contact@gtt-vih.org.

*

*
Anónimo (no verificado)

¿No te dio ningun sintoma en absoluto?

responder 4 Junio, 2019 – 3:40am

Responder

*
*

Por ejemplo: contact@gtt-vih.org.

*

*
Anónimo (no verificado)

Me da tanto gusto leer historias tan positivas no todo es tan negativo, para todos los recién diagnosticados solo hay que darse tiempo el tiempo viene a sanar y a dar esperanza, la mejor forma de enfrentarlo es simplemente vivir.

responder 3 Junio, 2019 – 8:21pm

Responder

*
*

Por ejemplo: contact@gtt-vih.org.

*

*
Anónimo (no verificado)

Qué alegría poder leer esto. Solo puedo desearte lo mejor de lo mejor. Bendiciones.

responder 3 Junio, 2019 – 12:30pm

Responder

*
*

Por ejemplo: contact@gtt-vih.org.

*

*

Enviar un comentario nuevo

*
*

Por ejemplo: contact@gtt-vih.org.

*

*

gTt en tu email

Mantente al día sobre los temas que más te interesan

Suscríbete a los boletines

Encuesta





Ver también...

Otros artículos y noticias recientes sobre Testimonios

Próximas ediciones

Logotipo de Lo+Positivo

¿Alguna sugerencia para las próximas ediciones de Lo+Positivo?

Más información

Donaciones

Más información

Opciones de tratamiento de la dependencia de opiáceos para personas que viven con VIH

© gTt - Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH

Contacto | Mapa del sitio | Política de privacidad | Licencia CreativeCommons | Accesibilidad

NO pulse este enlace o será baneado de este sitio - Do NOT follow this link or you will be banned from this site!
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web y mejorar su experiencia de usuario. Permaneciendo o navegando por esta web acepta la instalación de dichas cookies.
Más información | Cerrar
30