gTt-VIH

  1. Lo+Positivo 34, verano 2006
  2. Editoriales

Este mundo es muy extraño

Si un visitante de otro planeta apareciera por la tierra en estos momentos se encontraría con una especie animal vertebrada, la humana, que ha colonizado cada rincón y llegado a dominar el espacio, la naturaleza, otros seres animales y a sus semejantes hasta límites insospechados. Los humanos hemos encontrado fórmulas imaginativas y excepcionales para hacer nuestra vida más larga, más placentera y más cómoda, pero también tenemos una asombrosa capacidad de destrucción y autodestrucción, sin que lo primero padezca mayores inconvenientes por convivir con lo segundo.

Como ejemplo, el VIH/SIDA. Nuestro visitante podrá saber que este año, durante tres días a caballo entre mayo y junio, l@s representantes de los gobiernos del mundo se reunieron en Naciones Unidas para, una vez más, intentar llegar a un acuerdo sobre qué y cuánto hacer para detener a escala global esta pandemia, que está francamente desbocada. En la ONU, en un proceso que recibe el pomposo nombre de Sesión Especial de la Asamblea General de Naciones Unidas sobre el VIH/SIDA (UNGASS, en su acrónimo en inglés), hubo parlamentos, encuentros, intervenciones y actos hasta decir basta. No sólo de funcionari@s y altos representantes, sino también de los miembros de la llamada sociedad civil en sus vertientes comercial y no lucrativa.

¿Alguien cree que el mundo se ha conmovido por ello? ¿Que semanas después de tal gasto en desplazamientos, alojamientos y logística algún resorte se ha puesto en marcha, que alguien con poder va a utilizar éste de la manera correcta o que vamos a ser coherentes con nuestros discursos? No lo parece.

Mientras todavía resuenan las bombas sobre Beirut y los misiles sobre Haifa, la guerra inmisericorde entre humanos merece más atención, recursos y uso del poder que los esfuerzos por enfrentarse a un virus, el del VIH, que al fin y al cabo lo único que pretende es sobrevivir en nuestros cuerpos, aunque para ello no tenga más remedio que perjudicarle. Si todo lo que invertimos en intentar liquidarnos l@s un@s a l@s otr@s se desviara a satisfacer necesidades básicas, como las de salud, y a fundamentar y potenciar relaciones más equitativas, habría menos infecciones y más personas salvadas, habría menos destrucción y más vida.

Pero no, en vez de actuar a nuestro propio favor, como especie, como grupo, como colectividad, preferimos fijar la mirada, pasmados, hacia donde nos hacemos daño. No cabe duda que nuestro visitante huiría despavorido al poco, musitando en su propio lenguaje: «Este mundo es muy extraño».

Comentar

Nota: No serán publicados los comentarios ofensivos, los que puedan resultar inapropiados para personas de otras confesiones religiosas ni los que contengan datos personales. gTt no se hace responsable de las opiniones publicadas.

No hay comentarios aún ¡Sé el primero en dejar uno!

Enviar un comentario nuevo

*
*

Por ejemplo: contact@gtt-vih.org.

*

*

gTt en tu email

Mantente al día sobre los temas que más te interesan

Suscríbete a los boletines

Encuesta






La noticia del día

Ver también...

Otros artículos y noticias recientes sobre SIDA en el mundo

¿Qué debo saber sobre las nuevas opciones de tratamiento contra la hepatitis C?

© gTt - Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH

Contacto | Mapa del sitio | Política de privacidad | Licencia CreativeCommons | Accesibilidad

NO pulse este enlace o será baneado de este sitio - Do NOT follow this link or you will be banned from this site!