gTt-VIH

  1. Lo+Positivo 33, primavera de 2006
  2. Opinión

Rayar en lo imposible: Entrar en EE UU si tienes VIH puede ser una tarea arriesgada

opina

Viajo con regularidad a EE UU por trabajo y por motivos personales, especialmente desde que empecé a verme con un hombre que vive en Miami. Cada vez que me acerco al despacho de inmigración en el aeropuerto, tengo que practicar mi respiración de yoga para controlar la hiperventilación provocada por el aumento de adrenalina. ¿Será ésta la vez que el agente decidirá echar un vistazo más a fondo y descubrirá la medicación en mi equipaje? La peor experiencia que recuerdo fue una ocasión en la que viajando en coche tuve que declarar tres naranjas en la frontera. Estaba convencido de que acabaría produciéndose una búsqueda exhaustiva en los recovecos, pero finalmente, no hubo tal suerte.

En la preparación para este duro trago en el aeropuerto, empaqueto todos mis medicamentos y suplementos en mi equipaje para facturar, excepto lo necesario para un par de días, que guardo conmigo en caso de que se perdieran mis maletas. Mi farmacia reempaqueta mi medicación del VIH en unos envases plastificados neutros a los que adjunta una etiqueta con la prescripción original. ¿Sabrá el agente para qué se emplea tenofovir o abacavir? Podría esconder los fármacos dentro de frascos de vitaminas, pero si los encuentran podrían hacer más preguntas ya que todos los medicamentos con receta deben estar adecuadamente etiquetados.

Rezo para que el agente de inmigración se quede desconcertado por el número total de pastillas que este evidente hipocondríaco necesita para pasar el día, pastillas para todo desde para la osteoporosis y el herpes hasta para el colesterol alto y el reflujo ácido. Por no mencionar las pastillas para dormir y el surtido de antibióticos sin los cuales nunca salgo de casa. También llevo una carta de mi médico diciendo que estoy recibiendo tratamiento para cada una de esas enfermedades, pero la carta no menciona el VIH.

Nunca digo que voy a una conferencia relacionada con el VIH. Si voy a una conferencia, digo que trata sobre salud y pobreza, y que soy un asesor que trabaja con grupos sin ánimo de lucro. Antes del encuentro envío los documentos relacionados con el VIH de modo que no llevo nada conmigo que indique el propósito de mi visita.

Cuando me pregunta el agente, mis respuestas son cortas, precisas y deliberadamente ambiguas. Por lo general, digo que voy a visitar a amig@s o que voy a pasar las vacaciones. Siempre puedo nombrar a es@s amig@s, dónde viven y desde cuánto hace que l@s conozco. Llevo un pasaporte y visto impecablemente. Y dejo mis abalorios y productos capilares en mi equipaje. Es mejor no parecer demasiado enfermo o demasiado gay.

El estudio de Brighton examinó el comportamiento en el viaje

Basta de hablar de mí (un hombre gay blanco de mediana edad y de clase media). El estudio Brighton, que fue presentado en la Conferencia Europea del SIDA en Varsovia en 2003, examinó el conocimiento, actitudes y consecuencias sobre la salud de algunas personas con SIDA de nacionalidad británica tras viajar a EE UU. Trescientos cuarenta y seis pacientes de una clínica de Brighton respondieron un cuestionario respecto a viajar a EE UU. En total, 39 de esos pacientes habían viajado a EE UU desde que recibieron el diagnóstico y tod@s excepto dos lo hicieron ilegalmente (o en otras palabras, no hicieron constar su estado serológico al VIH). De estos viajer@s “ilegales”, más de dos tercios declararon a l@s agentes de inmigración de EE UU que viajaban como turistas.

El descubrimiento más llamativo del estudio fue cómo se las apañaron con los fármacos l@s que decidieron viajar sin un permiso especial (waiver). Cinco personas señalaron problemas para enviar los fármacos por correo. Otras cinco optaron por dejar de tomar todas las medicaciones.

En el caso de una persona, su VIH desarrolló resistencia a los inhibidores de la transcriptasa inversa no análogos de nucleósido (ITINN) como resultado de la interrupción de todos los fármacos y, como consecuencia, agotó sus opciones de tratamiento. Algunos fármacos tienen una vida media más larga que otros y es necesario consultar con un médico sobre cómo llevar a cabo estrategias de interrupción de tratamiento. Evidentemente, esta manera de entrar en EE UU también es una tarea arriesgada.

Menor libertad de movimiento

Un desarrollo clave en esta disputa fronteriza ha sido el derecho a la libertad de movimiento que fue infringido por el Acta de EE UU sobre Inmigración y Nacionalidad aprobada por el Congreso de EE UU en 1987. El gran paladín del SIDA, Bill Clinton, la ratificó en 1996. Me digo a mí mismo que se vio forzado a hacerlo.

El Acta excluye la posibilidad de entrar a EE UU a cualquier persona que tenga una enfermedad transmisible que pueda suponer una amenaza para la salud pública o que pueda suponer una carga para el sistema sanitario. El Acta se refiere de forma específica al SIDA como un ejemplo de este tipo de enfermedad. Requeriría otra acta del Congreso para derogar la prohibición sobre visitantes e inmigrantes.

Sin embargo, es posible entrar en EE UU de forma legal con VIH bajo las siguientes circunstancias:

  • para acudir a conferencias;
  • para recibir tratamiento médico;
  • para visitar a familiares;
  • por asuntos de negocios.

Debes solicitar un permiso especial (waiver) cada vez que quieras entrar. Puede que en tu pasaporte pongan el sello de “autorizado para entrar en EE UU sólo con un permiso especial para VIH”. Puedes pedir que este sello venga en un papel aparte, pero a la mayoría de las personas con SIDA no se les permite esa opción.

Papeleo y burocracia

Hace poco en una lista de correo leí un mensaje de un activista de Zimbabue al que el consulado de EE UU en Harare le dio largas cuando solicitó un visado para acudir a un encuentro del Grupo de Ensayos Clínicos del SIDA (ACTG, en sus siglas en inglés) en Baltimore. Finalmente pudo viajar tras gastarse cientos de dólares en papeleo e informes médicos.

Todos hemos oído historias de terror de personas que fueron detenidas por el Servicio de Inmigración y Naturalización de EE UU. Se te puede enviar de vuelta inmediatamente y decir que solicites un permiso especial (waiver) si consideran que no estás al tanto de la ley. Si sospechan que estás realizando una reclamación fraudulenta, se te puede retener de forma indefinida sin derecho a libertad bajo fianza. Con mucha probabilidad, te prohibirán que vuelvas a entrar en EE UU de por vida.

Muchos países, entre ellos Canadá, se reservan el derecho de asegurarse que l@s visitantes no suponen una carga excesiva para los servicios de salud y sociales durante su estancia. No obstante, si el propósito es prevenir una transmisión del VIH, la ley es contraproducente. Es preocupante pensar que las personas con SIDA que viajan a EE UU se ponen en peligro a sí mismas y quizá a otras personas al interrumpir el tratamiento, enfermando y aumentando potencialmente la capacidad de infección debido a un repunte de su carga viral.

En la edición de septiembre/octubre de 2005 de la revista living +, se describen unos cambios producidos en los requisitos de inmigración canadienses para visitantes de países que necesitan un visado. El tema de la carga sobre el sistema sanitario sigue ahí, pero está centrado en si una persona espera necesitar tratamientos y servicios más allá de las medicaciones. Ya no existe una pregunta abierta sobre si se tiene alguna enfermedad transmisible, o la necesidad de proporcionar detalles que pueden obligarte a declarar si tienes VIH o no. A diferencia de EE UU, la política de inmigración canadiense mantiene que las personas con VIH/SIDA no representan un peligro para la salud pública.

Para la Conferencia Internacional del SIDA 2006, la Organización Anfitriona Local de Toronto está valorando la posibilidad de obtener un permiso especial para un acontecimiento señalado (Designated Event Waiver) del servicio de Inmigración de EE UU para todas las personas que pudieran acudir a Toronto a través de EE UU. El permiso especial (waiver) evitaría que l@s agentes de inmigración realizaran preguntas sobre el estado serológico al VIH. Todas las personas que reciben una beca tendrán la opción de sobrevolar EE UU, pero tendrían la cobertura del permiso especial (waiver) como salvaguardia adicional. La Conferencia puede suponer una gran oportunidad para volver a sacar a la luz pública este tema. Material para pensar y para acelerar los corazones en todas partes.

* Ivan Toogo es un pseudónimo empleado por un activista del SIDA canadiense.

¿Quieres más información?

Para obtener más información (en inglés), puedes acudir a la página www.aidsnet.ch/modules.php?name=Content&pa=showpage&pid=246

Comentar

Nota: No serán publicados los comentarios ofensivos, los que puedan resultar inapropiados para personas de otras confesiones religiosas ni los que contengan datos personales. gTt no se hace responsable de las opiniones publicadas.

Anónimo (no verificado)

Hola quiero ir a EUS a trabajar x contrato mis familiares me pueden enviar el medicamento cuando ya estoy aya

responder 30 Junio, 2017 – 4:51am

Responder

*
*

Por ejemplo: contact@gtt-vih.org.

*

*
Anónimo (no verificado)

Hola muy buenos dias voy a viajar por trabajo a San Diego California (Estados Unidos) y me diagnosticaron VIH positivo estoy con tratamientos quiero saber si hay algun inconveniente con eso al ingresar a mi trabajo.

responder 27 Octubre, 2016 – 4:30pm

Responder

*
*

Por ejemplo: contact@gtt-vih.org.

*

*
Anónimo (no verificado)

Buenas noches. Quiero emigrar a los Estados Unidos, específicamente a San Antonio. ¿Hay posibilidad de conseguir mi tratamiento allá? Gracias.

responder 24 Octubre, 2016 – 4:58am

Responder

*
*

Por ejemplo: contact@gtt-vih.org.

*

*
milton oswaldo funes (no verificado)

Hola, soy una persona con VIH y quiero ir a Estados Unidos a trabajar para dejarles dinero a mis hijos y mi familia para cuando yo muera ellos tengan cómo sobrevivir. ¿Qué necesito para viajar o quién me puede ayudar por favor?

responder 21 Abril, 2016 – 4:01am

Responder

*
*

Por ejemplo: contact@gtt-vih.org.

*

*
MARIO (no verificado)

Hola soy abogado en mi pais y voy para Estados Unidos a estudiar 6 meses, tengo VIH y quiero preguntar si en Miami hay posobilidades de acceder a medicamentos para mi diagnostico, si es asi cómo puedo hacer o a dónde me tengo que dorigir. Agradezco su información, mil gracias.

responder 20 Noviembre, 2015 – 3:28pm

Responder

*
*

Por ejemplo: contact@gtt-vih.org.

*

*
Anónimo (no verificado)

Hola, me urge obtener información para inmigrantes de cómo obtener el tratamiento medicado por esta condición ya que en mi hermoso país, Venezuela, estamos pasando las verdes y es necesario salir para tener una mejor calidad de vida y yo cuento con apoyo en Miami para salir adelante, excepto que no sé cómo hacer cuando se me agote el tratamiento que me dan acá para por mi condición, ayúdenme con esto por favor...

responder 12 Agosto, 2015 – 5:52pm

Responder

*
*

Por ejemplo: contact@gtt-vih.org.

*

*
Anónimo (no verificado)

Buenas tardes amigo, quisiera saber si logró emigrar a EE UU y consiguió la forma de adquirir el tratamiento allá. Yo estoy en las mismas pero me preocupa mucho este aspecto gracias. Espero repuesta.

responder 11 Abril, 2016 – 5:53pm

Responder

*
*

Por ejemplo: contact@gtt-vih.org.

*

*

Enviar un comentario nuevo

*
*

Por ejemplo: contact@gtt-vih.org.

*

*

gTt en tu email

Mantente al día sobre los temas que más te interesan

Suscríbete a los boletines

Encuesta





Opciones de tratamiento de la dependencia de opiáceos para personas que viven con VIH

© gTt - Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH

Contacto | Mapa del sitio | Política de privacidad | Licencia CreativeCommons | Accesibilidad

NO pulse este enlace o será baneado de este sitio - Do NOT follow this link or you will be banned from this site!
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web y mejorar su experiencia de usuario. Permaneciendo o navegando por esta web acepta la instalación de dichas cookies.
Más información | Cerrar
30