VIH, un mundo de pensamientos y cosas negativas

Hace 10 años que salí de mi casa. Cinco años de estudios de universidad y 5 trabajando. Me sentí como lo peor y en parte era consciente de las consecuencias de mis actos, aunque no es fácil asimilar esto. Es algo que ya nos marca de por vida.

Estando solo pues más pensaba en cosas. En seis meses planeo vacaciones a mi casa y lo único que pensaba era en la manera y forma de suicidarme para que mi familia quedara con mi cuerpo.

Al igual pensaba en la cobardía de mi acto y en el daño que les causaría. Clamaba y pedía a dios mucha fortaleza y una oportunidad más para no fallarle.

Una amiga que fue mi pareja es la que estuvo cerca de mí y tuve que contarle lo que me pasaba. Ella me entendió y me apoyó mucho y me motivó a echarle ganas y a salir adelante y poco a poco fui recuperando la confianza en mí, con la bendición de dios.

También se lo conté a un amigo y los dos me apoyan mucho. A mi familia no sé en qué momento se lo diré.

Esta semana iré a mi primera cita y me prepararán para el tratamiento. Estoy venciendo mi miedo y le pido a dios cada día que me dé la fortaleza para continuar con esto y quite todos pensamientos negativos de mi cabeza.

Afortunadamente mi amiga, que hoy es la que está a mi lado, dio negativo en todos los resultados.

Busqué la página y me ayudó ver cómo publicar y los comentarios de losdemasa distancia apoyan y comparten lo que están viviendo y eso motiva y dan ganas de seguir adente y saber los avances de la ciencia y, mientras podamos, hay que echarle muchas ganas.

Ánimo, fuerza, motivación y muchas bendiciones de dios. Espero pueda interactuar con alguien para saber que aunque nada de esto es fácil,  tampoco es imposible y lo de Jorge es un nombre falso.