Uno mismo se odia o uno mismo se ama

En cuanto a mi persona, nunca me he enfermado al respecto y en estos momentos mi infectóloga me suspendió mi tratamiento porque tengo muy buena carga viral.

Tengo esposo desde hace 4 años y le conté mi condición cuando empezamos a salir. Al principio todo fue muy duro, porque es algo muy difícil de asimilar, pero ahora él me dice que es más el estigma de la sociedad porque siempre me ve tan feliz y saludable.

Creo que todo hay que tomarlo con mucha calma, no te desgastes pensado en si voy a enfermar o morir o del qué dirán. Primero de todo, no podemos decaer ni retroceder el tiempo porque el tiempo de Dios es perfecto y si bien él nunca quiere el mal para nosotros todo pasa por algo en la vida.

Hay que ser optimistas y perseverantes. Tenemos que recordar que todo viene de la mente, solo buenos pensamientos y mente positiva, solo tomar tu medicina como si fuesen unas vitaminas para tu cuerpo.

Sé que es muy difícil, pero no hay nada imposible en la vida. Hay que pensar que estás sano en todo momento y eso es lo que atraerás. Hay que saber que hay enfermedades y condiciones peores, así que para adelante siempre chicos porque la vida es hermosa y apenas comienza.

Debemos olvidar el pasado y dejar a un lado los rencores y malos recuerdos y momentos, ya que esto solo nos afecta a nosotros mismos y no nos aporta nada positivo. Recuerden que uno mismo se enreda, uno mismo se ordena, uno mismo se hunde, uno mismo se eleva.

Uno mismo se encierra y se corta las alas. Uno mismo se enferma, uno mismo se sana. Uno mismo se odia o uno mismo se ama, lo único y más importante en la vida eres tú. Recuérdalo siempre.

Bendiciones desde Medellín, Colombia.