Quiero ser capaz de llevar una vida normal con todo esto

Luego de hacerme un examen de sangre pude notar que mi nivel de defensas estaba muy bajo. Yo había tenido dos encuentros de riesgo el año anterior, por lo que sospechaba que podría estar relacionado con eso.

El seis de marzo fui a una clínica gratuita a hacerme el examen rápido (ese en el que te pinchan el dedo y te marcan el resultado a los 10 minutos) y pues, marcó "reactivo". Yo me asusté y estuve en silencio todo el viaje hasta llegar a casa.

Yo sabía lo que había hecho y ahora estaba "pagando las consecuencias". La verdad es que lo esperaba, pero quería creer que era un error. Cuando llegué a casa le conté a mi mamá, a mi hermano mayor y a las personas más cercanas.

En la clínica me dijeron que debía hacerme otro examen, el ELISA, y el día siguiente fui con una amiga que me acompañaba. Siguieron el protocolo y me dijeron que volviera el día siguiente a la misma hora.

Al día siguiente me llamaron, estuve en el consultorio y me hicieron otra prueba de sangre porque había que "seguir el protocolo" y pues, ya había leído el funcionamiento de la prueba y sabía el resultado ya.

Sí, era positivo. No quiero sonar dramático, pero se sintió irreal. No sabía qué hacer.

Decidí armarme de valor y contarle a mi papá, que inmediatamente salió de trabajar para llevarme al hospital a iniciar el protocolo para recibir la medicación.

Por cuestiones de mi mayoría de edad aún faltan documentos para hacer las pruebas de sangre y las demás que el hospital requiere, y sin eso aún no puedo iniciar el tratamiento.

La verdad es que tengo miedo, como cualquier persona se lo tiene a lo desconocido. Pero quiero ser capaz de llevar una vida normal con todo esto.