Tenofovir como profilaxis pre-exposición


Miguel Vázquez

Además, se comprobó que esta estrategia preventiva no aumentó la probabilidad de que los participantes se implicaran en comportamientos sexuales de riesgo (un temor habitual en este tipo de ensayos).

El empleo de tenofovir puede estar relacionado con la aparición de problemas renales o de pérdida de densidad mineral ósea; sin embargo, en el estudio no se registró ningún indicio significativo de estos efectos secundarios, aunque sí se dieron casos de diarrea, dolor de cabeza, dolor de espalda o depresión entre los participantes que tomaron el fármaco. A pesar de que ninguno de los participantes que adquirieron el VIH a lo largo de los dos años de seguimiento tomaba tenofovir en el momento de la infección. No obstante, el estudio carecía de la capacidad estadística para determinar la eficacia de la intervención.

Los primeros estudios sobre PPrE estudiaban la utilización de tenofovir en solitario, aunque los más recientes están probando la combinación de este fármaco con emtricitabina, una estrategia que ha resultado tener más eficacia en ensayos con animales que la monoterapia con tenofovir. A finales de este mismo año, se esperan los resultados del primer estudio de eficacia en humanos.

Fuente: HIVandhepatitis.