La nandrolona podría ser eficaz para aumentar la masa magra

La pérdida de peso y de masa magra afecta a la calidad de vida de las personas que la experimentan y se asocia con el aumento de la mortalidad y la aceleración de la progresión de la enfermedad en las personas con VIH. Varios estudios han mostrado que algunos fármacos pueden ayudar a tratar la pérdida de peso, aunque todavía existen muchos interrogantes sobre cuáles de ellos son más eficaces.

La nandrolona es un esteroide anabolizante que se usa para el tratamiento de algunas enfermedades asociadas a desnutrición grave y/o pérdida de masa muscular. Según los resultados de una investigación reciente llevada a cabo por un equipo australiano, el decanoato de nandrolona sería más eficaz que la testosterona para aumentar la masa no grasa en las personas con emaciación por VIH.

Para llegar a sus conclusiones, los investigadores compararon el uso de decanoato de nandrolona con el de un placebo y de la testosterona en un estudio multicéntrico. En total, inscribieron a 303 hombres con VIH que habían experimentado una pérdida de peso del 5 al 15% en los últimos 12 meses, o tenían un índice de masa corporal de 17 a 19 kg/m2, o una relación entre masa celular corporal y altura inferior a 13,5 kg/m. Los participantes fueron repartidos de forma aleatoria en tres grupos: 150 mg de decanoato de nandrolona, 250 mg de testosterona o placebo, administrados por vía intramuscular cada 2 semanas durante 12 semanas. Ni los participantes ni los médicos sabían qué tomaba cada persona de cada grupo (estudio de doble ciego).

Según los autores, “la masa magra, el peso, los indicadores inmunológicos y la percepción del tratamiento fueron los principales puntos de medición de los resultados”. Éstos concluyeron que el tratamiento con nandrolona resultó en aumentos significativamente superiores de la masa no grasa (aumento medio de 1,34 kg, intervalo de confianza al 95%: 0,60-2,08 kg) y el peso (aumento medio de 1,48 kg, intervalo de confianza al 95%: 0,82-2,14 kg), en comparación con el placebo.

De la misma forma, el aumento medio de peso con nandrolona de 1 kg (intervalo de confianza del 95% de 0,27-1,74 kg) en comparación con el grupo con testosterona, fue significativo. No obstante, según los investigadores, “la diferencia en [el aumento de] la masa no grasa [entre nandrolona y la testosterona] no consiguió ser significativa (aumento medio de 0,69kg, intervalo de confianza al 95%: 0,13-1,51 kg)."

Sin embargo, “la percepción del beneficio por parte del paciente fue significativamente superior en el grupo con nandrolona en comparación tanto con el grupo del placebo como el de la testosterona”.

Estos resultados son interesantes, aunque es de deplorar la ausencia de mujeres en esta amplia muestra. En un estudio previo en 38 mujeres se había mostrado que la terapia con decanoato de nandrolona podría resultar segura y beneficiosa para las mujeres con VIH que experimentan pérdida de peso y de tejido magro (véase La Noticia del Día 30/03/2005).

En todo caso, son necesarios nuevos y más amplios estudios que confirmen la eficacia y que sobre todo arrojen datos de seguridad sobre el uso de la nandrolona, una hormona anabolizante, en personas con VIH.

Fuente: Elaboración propia / AIDS Weekly
Referencia: Gold et al. Effects of nandrolone decanoate compared with placebo or testosterone on HIV-associated wasting. HIV Med, 2006;7(3):146-155.