Alimentos para reducir el colesterol

El primer paso que podemos dar para cambiar nuestra dieta es reducir considerablemente la ingestión de alimentos de origen animal, así como la de mantequilla y huevos (dos de los alimentos que más colesterol tienen); disminuir también el consumo de queso curado y los alimentos procesados, azúcares, lácteos, pan y pasteles, e incorporar alimentos de origen vegetal, frescos, ricos en antioxidantes y fibra, con lo que conseguiremos disminuir las probabilidades de padecer enfermedades cardiovasculares.

Los alimentos que podemos incorporar para reducir el colesterol son:

Imagen: Riesgo cardiovascularEntre las hierbas y especias que nos pueden ayudar a reducir el colesterol de un modo natural se encuentran la canela, la onagra, el fenogreco, el ginseng, la cúrcuma, el psilium, el Ginkgo biloba y el diente de león.

En cuanto a las vitaminas, las que ayudan a bajar el colesterol son: la vitamina C (naranja, kiwi, limón, uvas, manzanas, piña, peras, coliflor, espinaca, apio, aguacate), vitamina E (aceite de girasol, maíz, oliva y soja, germen de trigo, avellanas, almendras), vitamina A (zanahorias, espinacas, perejil, atún, tomate, lechuga), B6 (carne de vaca, pollo, pescado, hígado, levadura, arroz integral, nueces, avellanas, banana, garbanzos) y B3 ó niacina (levadura de cerveza, cereales integrales, frutos secos, legumbres, algas marinas).

Los suplementos a destacar para aumentar el colesterol bueno son la espirulina, el cromo, el aceite de grosella negra o casis, la lecitina de soja, el rábano negro, las cápsulas de ajo, el gamma-orysanol (compuesto a partir de germen y salvado de arroz),  las cápsulas de hongos maitake y reish, la yuca, el extracto de alcachofa, el aceite de semillas de lino, el zinc, el selenio, el cobre, el ácido graso omega 3 y el omega 6.

Recuerda siempre que, antes de cambiar tu dieta o tomar suplementos, hierbas o vitaminas, debes consultar con tu médico y pedir su asesoramiento profesional.

Si quieres saber más…