Kaletra® (comprimidos)

QUÉ ES KALETRA®

Imagen: Kaletra Meltrex Comprimido

KALETRA® (lopinavir+ritonavir) es un medicamento antirretroviral para tratar la infección por VIH.

Los medicamentos anti-VIH actualmente disponibles se dividen en varias familias.

KALETRA® es una combinación de dos inhibidores de la proteasa en un solo comprimido: lopinavir y una pequeña dosis de ritonavir que refuerza la acción del primero.

POR QUÉ TOMAR KALETRA®

El objetivo del tratamiento antirretroviral es llevar y mantener la carga viral por debajo de los niveles de detección y aumentar el número de linfocitos T CD4 con el fin de restablecer la inmunidad y reducir el riesgo de desarrollar infecciones oportunistas. De esta forma, puede mejorarse el estado de salud.

La terapia antirretroviral es una combinación de medicamentos. KALETRA® se prescribe para tomar junto con otros fármacos antirretrovirales.
Poder seguir la pauta prescrita es uno de los mayores problemas de los medicamentos anti-VIH. Debido al riesgo de aparición de virus resistentes, es conveniente tomar los medicamentos siempre de una forma regular.

KALETRA®, MODO DE EMPLEO

KALETRA® se presenta en comprimidos y en solución oral. Los comprimidos contienen 200mg de lopinavir y 50mg de ritonavir. Los comprimidos son ovalados y de color amarillo. Esta formulación en comprimidos no necesita conservarse en la nevera y puede tomarse con o sin comida.

Desde septiembre de 2008, también hay disponibles unos comprimidos de 100mg de lopinavir y 25 mg de ritonavir, que al igual que los comprimidos normales tampoco necesitan refrigeración y pueden tomarse con o sin comida. Esta formulación está pensada para su uso en niños, en sustitución de la antigua solución oral, pero también puede servir para personas adultas que necesiten ajustar su dosis de KALETRA® de forma individualizada.

La dosis diaria habitual de KALETRA® es de 2 comprimidos dos veces al día, cada doce horas (un total de cuatro comprimidos al día). Puedes llevar los comprimidos de KALETRA® en un pastillero seco y bien cerrado.

Atención: La dosis de la antigua formulación en cápsulas blandas era de 3 cápsulas dos veces al día tomadas durante o justo después de la comida.
Existe una solución oral de KALETRA® para las personas que tienen dificultad para tragar las cápsulas o para niños.

Si te olvidas una dosis de KALETRA® y no ha pasado mucho tiempo (hasta 4 horas) intenta tomarla lo antes posible. Luego puedes seguir con el horario habitual. Si queda menos tiempo para la siguiente dosis, se recomienda esperar y tomarla entonces. En ningún caso se recomienda tomar una dosis doble.

En caso de vomitar en el plazo de una hora desde la toma de KALETRA® se recomienda tomar otra dosis. Si el vómito ocurre más tarde no será necesario volver a tomar el medicamento.

Antes de tomar KALETRA®, es conveniente que informes a tu médico si padeces un problema renal grave, una enfermedad del hígado, como hepatitis B o C, colesterol y niveles de triglicéridos elevados, antecedentes de pancreatitis o diabetes. KALETRA® podría estar contraindicada o requerir de una atención especial en estos casos.

Si tienes hemofilia tipo A o B y en tu tratamiento para el VIH se incluyen inhibidores de la proteasa, es importante que sepas que podría producirse un aumento de las hemorragias.

Incluso estando en tratamiento antirretroviral, existe el riesgo de transmisión del VIH a otra persona.

EFECTOS SECUNDARIOS

Los efectos secundarios más frecuentemente asociados a KALETRA® son: diarrea, náuseas, vómitos, dolor abdominal, flatulencia, deposiciones anómalas, dispepsia (dolor en la zona del estómago), insomnio, cefalea, debilidad, erupción y lipodistrofia (redistribución de la grasa corporal).

KALETRA® se ha asociado con la aparición de pancreatitis (irritación e inflamación del páncreas). Síntomas como náuseas, vómitos y dolor abdominal, así como alteraciones visibles en las analíticas (tales como aumento de la lipasa y de la amilasa) pueden indicar la existencia de pancreatitis.

Asociadas a los inhibidores de la proteasa se han observado las siguientes alteraciones: aumento del colesterol total, aumento de los triglicéridos, aumento de la glucosa, resistencia a la insulina, diabetes, aumento de la amilasa y elevación de las enzimas hepáticas (ALT, AST y GGT).

La lipodistrofia es un efecto secundario claramente asociado a la terapia antirretroviral. Aunque no se ha podido establecer de forma concluyente la causa, a menudo se han podido relacionar más frecuentemente algunos de sus signos con algunas clases de fármacos. Así, la acumulación de grasa en abdomen, pechos, hombros, cuello y la aparición de lipomas (pequeños bultos de grasa bajo la piel) se ha relacionado con los inhibidores de la proteasa.

En caso de manifestar algún efecto secundario (mencionado o no aquí) es conveniente ponerlo en conocimiento de tu médico/a, con quien podrás tomar las decisiones que más se adapten a tu caso en particular. A veces, se trata simplemente de efectos iniciales de adaptación al fármaco que desaparecen con el tiempo.

KALETRA® y EMBARAZO

Puedes tomar KALETRA® durante el embarazo si es una buena opción terapéutica para ti. Puedes hablar de ello con tu médico si estás embarazada o estás planeándolo.

La lactancia es una vía de transmisión del VIH, por ello se recomienda a las madres con VIH que eviten amamantar a sus hijos.

INTERACCIONES CON OTROS MEDICAMENTOS

Medicamentos que disminuyen la acción de KALETRA®:

Medicamentos que aumentan su acción con KALETRA®:

Medicamentos que disminuyen su acción con KALETRA®:


Es importante que tu médico sepa todos los medicamentos que estás tomando, incluyendo los suplementos vitamínicos, plantas medicinales o preparados homeopáticos.

Esta información está basada en la Ficha Técnica de KALETRA® aprobada por la Agencia Europea del Medicamento.