LMP16 Las centrales: Diario de Barbie Positiva

Diario de Barbie Positiva

Fotomontaje: Barbie VIH mañana

¡Dios santo! Soñar con Javier Bardem y abrir los ojos ante el pastillero lleno. Con las pastillas y con los hombre me pasa lo mismo: les saco provecho, pero me dejan picores. Así que me los tomo igual, de un trago. Eso sí, de Evian, que el glamour nunca se pierde. Corriendo a la cola de la oficina de empleo: a unas cuantas ya nos dejaron sin pensión. Como si fuera tan fácil encontrar un trabajo viviendo con VIH: ¡ahí me gustaría verle, señor Ministro!  La editora parecía un poco estirada, pero me ha caído bien. Entiende que encargar croquetas para las presentaciones de libros se puede hacer a cualquier hora: me pondrá un mes a prueba. Estoy tan contenta, que quedo con Carmen para preparar una suculenta paella...

Fotomontaje: Barbie VIH tardeTenía que suponer que Lucy, su novia suburbial –el cuero es su segunda piel– y el hippy de Carlos se iban a apuntar. Pero la cerveza no alcanza para todos gracias a Inés, que compensa sus letargos bajo la secadora de la peluquería con sobreenergía  en las sobremesas. Salgo un poco sofocada, y me tomo más Evian de vuelta a casa. Vienen a recoger los frascos de mi tratamiento anterior para Puente Latino. Este mensajero no es el Bardem, pero tiene un buen revolcón. Dicho y hecho.

Fotomontaje:  Barbie VIH nocheVoy a la clase de yoga, otra vez la chica vestida de fiesta pidiendo en el metro: luego me preguntará la monitora por qué no me concentro. Carmen me distrae de la lectura porque quiere una explicación mi-nu-cio-sa del asunto del mensaca. Ya le ha llegado la voz a Lucy, y aparte de todos los detalles insiste en invitarme a un festorro de artistas alternativas. Le digo que otro día, que necesito unos momentos de reflexión para un día tan ajetreado: ¿Dónde voy a encargar las croquetas?

Con la colaboración de Edu Alonso y Adolfo Colmenares. Las fotos son de Eva Bellapart.

Descarga más abajo el pdf completo.